Sistema de salud nórdico: ¿Por qué es diferente al mexicano?

Altos gastos en salud, educación y prevención desde la infancia son las mayores diferencias
Altos gastos en salud, educación y prevención desde la infancia son las mayores diferencias
Sistema de salud.Altos gastos en salud, educación y prevención desde la infancia son las mayores diferencias
Especial
Nación321
2022-10-29 |10:01 Hrs.Actualización10:01 Hrs.

Desde que llegó a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador ha prometido que en 2023 el sistema de salud en México será de gran calidad para todos, sin importar el nivel socioeconómico e incluso ha proyectado que podría ser como el que tienen países como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia y Suecia que destacan por su calidad y cobertura

Sin embargo, ya en la realidad, los datos nos ponen bastante lejos para lograr la meta en los dos años de gobierno que le quedan a AMLO. 

De acuerdo con las proyecciones presupuestales, para 2023, el gobierno de la 4T propone un gasto de 892 mil 849 millones de pesos (mdp), es decir, un 4.2% más que en 2022, pero para dimensionar el dato, México pagará cerca de un billón de pesos en intereses de deuda pública, es decir, se gastará más por este rubro que en pública que en salud.

Te contamos qué tan distintos son los contextos y los sistemas sanitarios.

Diferencias entre México y los países nórdicos

En México, las principales causas de muerte, además de la COVID-19, son:

  • - Enfermedades del corazón
  • - Diabetes 
  • - Tumores malignos 
  • - Enfermedades del hígado 
  • - Accidentes 
  • - Enfermedades cerebrovasculares 
  • - Enfermedades pulmonares obstructivas crónicas

Por otro lado, en los países nórdicos las enfermedades mortales más comunes son:

  • - Suicidio
  • - Enfermedades del corazón
  • - Alzheimer/demencia
  • - Cáncer
  • - Cerebrovascular

En cuanto a alimentación, la conocida como "dieta nórdica" es una alternativa a la mediterránea y se caracteriza por su capacidad de prevención de las enfermedades cardiovasculares, además de sobrepeso y obesidad, detalla un estudio.

La dieta está basada en alimentos saludables como granos enteros, cereales, legumbres, hortalizas de raíz, frutas, frutos secos, pescado graso, mariscos, algas, lácteos bajos en grasas, restricción de productos procesados y sal e incentiva la baja ingesta de productos con azúcar. 

Pese a todo esto, una de las mayores diferencias es la educación, así como los sistemas de salud. Te platicamos en qué consisten.

Diferencias entre el sistema de salud de Noruega, Dinamarca y el mexicano

Más recursos

Una de las principales características de sistemas de salud en países como Suecia, Noruega, Islandia, Dinamarca y Finlandia es que invierten un porcentaje importante de su Producto Interno Bruto (PIB) en el sector.

Por ejemplo, Suecia invierte 11.9% de su PIB en salud; Dinamarca el 11.2%, Noruega un 10.9%, Islandia, de apenas 400 mil habitantes, dedica el 9.5% y Finlandia el 9.8% de acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cambio, México invirtió el año pasado el 5.3%, recursos que resultan insuficientes, de acuerdo con López Obrador.

No es ningún secreto los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con los niveles más elevados de aseguramiento (seguridad social) de su población, son también los que más destinan a salud, entre ellos varios nórdicos.


Por ejemplo: Noruega destina el 10.9% del PIB en este sector; Dinamarca gasta el 11.2%; por su parte, Suecia destina el 11.9% del PIB.

Islandia, un pequeño país que tiene apenas poco menos de 400 mil habitantes, entiende en dónde está la clave para un sistema de salud público de primer nivel y gasta el 9.5% de su PIB para conseguirlo; el Reino Unido destina prácticamente el 10% de su PIB a su sistema público de salud.

El sistema sueco de seguridad social proporciona seguridad financiera a los ciudadanos en caso de enfermedad, vejez y durante la infancia. Es un sistema que apoya a los ciudadanos, desde el inicio hasta el final de su vida y que incluye a todas las personas que viven y trabajan en Suecia. En este país se cuenta con un sistema de salud universal financiado por el sector público a través de un sistema de impuestos progresivos.

Estos sistemas también destacan por su transparencia en la distribución de recursos, por la sinergia entre los servicios públicos y privados, y por contar con un sistema de salud primaria universal, detalla el libro "Estado de Bienestar de países nórdicos" elaborado por Relaciones Exteriores.

Programas de bienestar 

Aunque el término, por sí mismo, te suene a AMLO, en estos países también hay programas enfocados en el bienestar, en este caso, enfocados en promover la salud de forma integral, tanto en la política como en la educación.

En 2009, la ciudad finlandesa de Seinäjoki tenía un severo problema de sobrepeso y obesidad infantil pues uno de cada cinco niños y niñas sufría de dicha condición, por lo que Finlandia propuso establecer la salud como un eje en todas las políticas del país, en su Ley sobre Atención de Salud.

Según la OMS, "Seinäjoki y otros municipios comenzaron a ofrecer asesoramiento sanitario gratuito y exámenes médicos de la misma calidad a todos los niños y sus familias gracias al un Decreto gubernamental".

Con este, las escuelas en Finlandia, gracias a que tenían programas de alimentación, comenzaron a ofrecer platillos saludables y en 2015, la OMS señaló que esta ciudad finlandesa y otras más lograron erradicar la obesidad y el sobrepeso infantil.

Modelo europeo

Otro de los factores que vuelve tan conocido el sistema de salud nórdico es que se basa en políticas sociales europeas que tienen su origen desde antes del siglo XX.

De acuerdo con Kees Van Kersbergen, del Instituto Universitario Europeo de Florencia, en Bismarck, en la Alemania imperial de 1883 comenzaron a masificar seguros sociales, incluidos seguros por enfermedad.

Cinco años después, llegaban a Alemania también seguros por accidentes, vejez e invalidez, algo que en poco tiempo llegó a otras naciones europeas como Países Bajos o Austria.

Los países europeos basan su modelo de bienestar en "economías florecientes, unas sociedades habitables y acogedoras, y unos sistemas de gobierno eficientes", escribe Van Kersbergen en el texto 'El estado del bienestar en Europa '.

Una parte importante para lograr este modelo fueron los cambios históricos en seguros sociales.

*Con información de Uriel Blanco