México ya ha votado en urnas electrónicas y aquí la prueba

Con un dedazo.
La urna electrónica utilizada en la CDMX en 2009
Con un dedazo.
La urna electrónica utilizada en la CDMX en 2009

México ya ha votado en urnas electrónicas y aquí la prueba

Con un dedazo.La urna electrónica utilizada en la CDMX en 2009
Cuartoscuro
2018-06-10 |08:12 Hrs.Actualización08:12 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque todavía dependemos de la tinta para garantizar el número de votos el día de la elección

El 1 de julio es el día que decidirás tu voto, llegarás a la casilla más cercana a tu domicilio y, en la boleta electoral, rayarás la opción que más te haya convencido.

Pero que sucedería si ya no dependiéramos de la tinta y el papel para poder votar de manera electrónica. ¿Te habías preguntado si en México ya lo hemos hecho? 

Nación321 te cuenta la primera votación electrónica de hace más de una década y las que han pasado recientemente para elegir a políticos para un puesto público.

URNA ELECTRÓNICA
La primera vez que se utilizó esta tecnología fue en el norte del país, el 25 de septiembre de 2005.

El estado pionero en utilizar las urnas electrónicas fue Coahuila, de acuerdo con la publicación "El voto electrónico en México" del maestro Ángel Rafael Díaz Ortíz. 

Este sistema de votación fue diseñado por la Unidad de Informática del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Coahuila (IEPCC), ahora Instituto Electoral de Coahuila, y para estrenar este tipo de votación los coahuilenses pudieron votar en 42 urnas electrónicas con resultados vinculantes para la votación local.

Fuente: El Porvernir 

Este tipo de urnas se instalaron en Saltillo, Monclova, Piedras Negras y Torreón, lo cual quiere decir que la elección local no fue en su totalidad "electrónica" porque para esos comicios se instalaron un total de 3 mil 5 casillas en donde se votó de manera tradicional (con papel), de acuerdo con información de La Jornada.

En esa votación se eligió a presidentes municipales, diputaciones locales y al gobernador, que por cierto resultó electo el priista Humberto Moreira.

Y como dato curioso, varias notas periodísticas, como la de El Universal, nos cuentan que dos urnas no se instalaron, porque en una no pudieron encontrar la llave para abrir el paquete donde venía la máquina y la segunda fue porque al momento de activarla ingresaron dos veces el código y la bloquearon. Lo que dejó en claro que el error fue humano. 

En Coahuila se han realizado tres votaciones con efectos vinculantes en 2005, 2008 (diputados) y 2009 (presidentes municipales) donde se tiene el dato de haber recibido un total de 63 mil votos. Pero este sueño digital ahí quedó, porque en esas últimas elecciones, en el pueblo de San Buenaventura, hubo denuncias por parte de tres partidos políticos de que existía un supuesto fraude y entonces llevaron la elección de manera tradicional. 

Aquí la declaración del ingeniero Carlos Arredondo Sibaja, consejero del IEPCC en 2013, donde explica por qué dejaron el modelo de votación electrónica. 

EN LA CDMX

Cuando la Ciudad de México se llamaba Distrito Federal, la Comisión de Organización y Geografía Electoral del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), aprobó que se utilizaran las urnas electrónicas en las elecciones del 5 de julio de 2009 en la CDMX, de acuerdo con la publicación "Algunas anotaciones sobre el voto electrónico en México" de Julio Téllez Valdés.

El instituto local había experimentado con pruebas pilotos varios años antes, pero hasta en esa votación se decidió que el uso tuviera un efecto vinculante en las elecciones locales donde se eligió a los diputados de la Asamblea Legislativa y a los jefes delegacionales.

Para esa votación se instalaron urnas electrónicas en 40 casillas (una por cada distrito electoral), en donde se obtuvo una participación de 10 mil 553 ciudadanos, los cuales representaban un promedio de participación de 43.28% de los 24,382 que podían votar en esas casillas.

En esa votación la distritación con más participación ciudadana fue Iztapalapa con un 58.45% y la menor fue en Cuauhtémoc, con un porcentaje de participación de 27.33%.

EN JALISCO

En 2009, Jalisco tuvo sus primeras votaciones con urnas electrónicas y con efecto vinculante u obligatorio en la totalidad de tres municipios: Tuxcueca, San Cristóbal de la Barranca y Gómez Farías, donde se instalaron un aproximado de 40 urnas. 

En ese año se eligió a diputados locales y presidentes municipales.

La historia se repitiò para el 2012, en donde ahora se renovaron los diputados y alcaldes, y se sumaba a la votación la gubernatura, donde ganó el candidato priista Aristóteles Sandoval.

Fueron 991 urnas electrónicas, las cuales fueron instaladas en el distrito 01 con cabecera en Colotlán, distrito 07 en Tlaquepaque y en el municipio de Gómez Farías. Estas urnas representaron el 11% de las 8 mil 871 casillas distribuidas en 43 municipios, lo que representó el 34% de los municipios en ese estado.