Lo que debes saber sobre la Asamblea Ordinaria del PRI

La reunión.
Los priistas definirán, entre otras cosas, el método de selección para el candidato presidencial en 2018
La reunión.
Los priistas definirán, entre otras cosas, el método de selección para el candidato presidencial en 2018

Lo que debes saber sobre la Asamblea Ordinaria del PRI

La reunión.Los priistas definirán, entre otras cosas, el método de selección para el candidato presidencial en 2018
Cuartoscuro
2017-08-05 |07:59 Hrs.Actualización11:06 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el PRI definirá las reglas del juego rumbo a 2018

Escándalos de corrupción, grilla interna y los niveles de popularidad más bajos de la historia para el presidente Enrique Peña Nieto, son los retos que deberá enfrentar el PRI de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

Para ello, los priistas alistan su Asamblea Nacional Ordinaria que se llevará a cabo este 12 de agosto y donde se pondrá sobre la mesa, entre otros temas, la forma en que se deberá elegir el candidato presidencial.

Pero vamos por partes. ¿Cómo llega el PRI  a su reunión más importante del año?

Para empezar, el partido en el poder no está en su mejor momento pues el presidente Enrique Peña Nieto, considerado como el “primer priista”, tiene los niveles más bajos de popularidad.

Por ejemplo, al 86% de los millennials no les late la forma en que el mandatario ha llevado su administración, de acuerdo con la encuesta Voto Millennial realizada por Nación321.

Respecto a su popularidad, llegó a tener 12% de aceptación, el porcentaje más bajo de la historia, según una encuestas publicada por Reforma.

Los temas que tienen a la baja al presidente son el aumento a las gasolinas, que comenzó este año; la visita de Donald Trump a México en agosto de 2016; la desaparición de los estudiantes de la normal de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014; y la segunda fuga de Joaquín el Chapo Guzmán, en julio de 2015.

Otro tema que tiene al PRI con los bonos bajos son las acusaciones de corrupción en contra de exgobernadores emanados del partido como Javier Duarte de Veracruz; César Duarte, de Chihuahua; Roberto Borge de Quintana Roo, y Tomás Yarrington de Tamaulipas.

Pero no solo eso tiene al partido en el poder contra las cuerdas, sino algunos militantes priistas no están conforme con la dirección del partido y quieren que se haga un cambio en los estatutos para que en la elección de candidato presidencial se tome en cuenta el trabajo que se hace con la base de la militancia.

¿Pero quiénes son estos rebeldes?

Entre los priistas que quieren un cambio de fondo para el partido, se encuentra la exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega,quien públicamente a manifestado su deseo de buscar la candidatura presidencial, y quien asegura que en su partido hay cosas que se deben modificar para conseguir la victoria en 2018.

La exgobernadora aseguró que el partido debe estar abierto a lo que quieran las bases y aunque acepta que el presidente tiene derecho a estar presente en la Asamblea, no debería ser el que decida la candidatura.

La diputada federal con licencia no está sola en la petición, un grupo conformado por 89 militantes, encabezados por José Ramón Martell, José Encarnación Alfaro, Ulises Ruiz, Alberto Aguilar Iñárritu, entre otros priistas, también se dicen inconformes con la dirección del partido.

Este grupo de priistas envío una carta a su dirigente Enrique Ochoa Reza para pedir un cambio en la manera de designar al candidato a la Presidencia de la República.

"Establecer la consulta a militantes y simpatizantes para determinar la candidatura a la Presidencia de México, con urnas que se instalen en todo el país, recurriendo al INE para darle certeza a la militancia”, se lee en el documento.

Además, piden una reforma a los estatutos del partido para que se establezca como requisito a la candidatura presidencial que el aspirante ya haya ocupado un cargo de elección popular.

Se espera que el día de la Asamblea, esta corriente presente un documento con todas sus demandas.

Actualmente, según el artículo 166, fracción IX de los estatutos partidistas, el único requisito que necesita un aspirante es tener una militancia de 10 años para ser el elegido.

¿QUÉ SE ESPERA?

Para los priistas los temas prioritarios en la Asamblea serán ética, transparencia, la agenda prioritaria para 2018 y analizar la posibilidad de realizar cambios en los estatutos, documento que, entre otras cosas, establece la mecánica para elegir candidatos a cargos de elección popular.

Es en este último quizá es donde existan más fricciones, pues el PRI debe llegar a un acuerdo para saber cómo va a designar a sus candidatos para competir en las elecciones de 2018 donde estarán en disputa 3 mil 447 cargos.

Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, aseguró que el partido está abierto a realizar cambios e incluso dejó abierta la posibilidad de que el candidato no sea un militante del PRI, situación que provocará un tenso debate entre los asistentes.

 ¿QUIÉNES VAN?

A la Asamblea Ordinaria están invitados 10 mil priistas que fungen como delegados, es decir, los militantes que tienen voz y voto y decidirán el destino del partido en los próximos años, y que fueron electos previamente en asambleas estatales por los militantes de base, son los que representan al priismo de a pie.

Aparte de estos delegados, deben estar presentes los dirigentes de los organismos de dirección del tricolor, por ejemplo, Enrique Ochoa Reza, líder del partido y Claudia Ruiz Massieu, secretaria general.

 También los expresidentes del partido, entre los que destacan Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes y Pedro Joaquín Coldwell.

Según lo marcan los reglamentos del partido, también deben estar los 15 gobernadores que actualmente están en funciones, así como los 205 diputados federales y los 55 senadores que pertenecen al partido. Además de dos diputados locales por cada entidad federativa.

El presidente Enrique Peña Nieto será el invitado de honor por ser considerado el máximo representante del partido.

Una vez que el método de selección para candidatos esté resuelto, habrá una contienda interna en donde competirán todos los aspirantes y de ahí saldrán los representantes del partido para los luchar por los cargos que están en juego.