Trump planea nueva versión del veto migratorio 'a prueba de bloqueos'

En la mira.
Donald Trump está decidido a impulsar restricciones contra los inmigrantes en Estados Unidos
En la mira.
Donald Trump está decidido a impulsar restricciones contra los inmigrantes en Estados Unidos

Trump planea nueva versión del veto migratorio 'a prueba de bloqueos'

En la mira.Donald Trump está decidido a impulsar restricciones contra los inmigrantes en Estados Unidos
AFP
2017-02-18 |13:35 Hrs.Actualización14:26 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el primer veto fue muy criticado dentro y fuera de Estados Unidos

Ya viene la secuela del polémico veto migratorio de Donald Trump, y será a prueba de bloqueos.

El nuevo decreto sobre inmigración que prepara la Casa Blanca permitirá una mejor aplicación que el texto anterior, suspendido por la justicia estadounidense, afirmó este sábado el secretario de Seguridad Interior, John Kelly. 

"El presidente tiene intención de publicar una versión (del decreto) más concisa y simplificada", dijo Kelly durante la Conferencia sobre Seguridad de Múnich, Alemania.

"Esta vez tendremos la oportunidad de trabajar para desarrollar el plan, sobre todo para evitar que (el decreto) se encuentre bloqueado por el sistema".

Kelly volvió a asegurar que el primer decreto migratorio del presidente Donald Trump no iba dirigido contra los musulmanes, sino que se trataba de una "pausa" para revisar los procedimientos migratorios respecto a "algunos países, siete en particular", con el fin de garantizar que ningún "terrorista" entre a Estados Unidos. 

Tras la firma del controvertido decreto que prohibía la entrada en Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, muchos pasajeros  no pudieron entrar al país a pesar de tener visa, además de que fueron detenidos en los aeropuertos. Por ello, hubo diversas protestas en las terminales aéreas y en varias ciudades estadounidenses.

El veto de Trump creó tanta confusión entre las aerolíneas y los aeropuertos que la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) criticó su entrada en vigor "sin coordinación ni previo aviso". Trump defendía, por su parte, que todo funcionaba perfectamente.

La justicia estadounidense suspendió el decreto, que muchos detractores consideraban como discriminatorio y anticonstitucional.