Trump es acusado de dar información secreta a Rusia; "es mi derecho", asegura

El canciller ruso Sergei Lavrov (izquierda) fue recibido en el Salón Oval por Donald Trump
El canciller ruso Sergei Lavrov (izquierda) fue recibido en el Salón Oval por Donald Trump

Trump es acusado de dar información secreta a Rusia; "es mi derecho", asegura

¿Aliado?El canciller ruso Sergei Lavrov (izquierda) fue recibido en el Salón Oval por Donald Trump
AFP
2017-05-16 |09:32 Hrs.Actualización09:33 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque compartir información secreta de EU con enemigos es motivo para que el presidente sea destituido

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra en el centro de un escándalo por denuncias de haber dado información de inteligencia, considerada en el grado máximo de reserva,  a funcionarios rusos.

La semana pasada, Trump recibió en el Salón Oval al canciller ruso, Sergei Lavrov, y de acuerdo con denuncias de diarios como The Washington Post y The New York Times, así como la cadena CNN, en esa conversación Trump mencionó que ISIS planeaba ataques a Estados Unidos utilizando computadoras portátiles en vuelos.

Síguenos en Twitter @nacion321

De acuerdo con altas fuentes del gobierno, esa información fue ofrecida a Estados Unidos por un aliado con la condición de no traspasarla a nadie, ni siquiera a otros países aliados, para no exponer la fuente del dato.

Este martes, el magnate se defendió de la acusación de traspasar información secreta a Rusia alegando que tiene el "derecho absoluto" a compartir esos datos reservados de inteligencia.

"Como presidente quise compartir con Rusia (en un evento abierto de la Casa Blanca), como es mi derecho absoluto, hechos sobre terrorismo y seguridad aeronáutica", expresó Trump en una serie de tuits.

Además, el magnate dijo que quiere que "Rusia aumente de forma importante su participación en la lucha contra ISIS y el terrorismo".

Así, el mensaje de Trump en Twitter este martes parece confirmar que el presidente efectivamente hizo mención a esas amenazas en su diálogo con Lavrov, pero considera que hizo lo correcto.

Esta denuncia ocurre en medio del terremoto político generado hace una semana por el despido del director del FBI, James Comey, quien investigaba precisamente los contactos entre Rusia y el comité de campaña de Trump en las elecciones del año pasado.

Cabe mencionar que entre las múltiples formas para que un presidente de EU sea sujeto a un impeachment (proceso de destitución) se encuentran algunos delitos considerados graves y otros menores. 

El delito más grave por el que un mandatario puede ser destituido en EU es por traición, que consiste en provocar la guerra contra Estados Unidos o unirse a los enemigos de la nación (como Rusia), dándoles apoyo y confort. Pero comprobar la traición no es muy fácil, ya que según la ley, "ninguna persona puede ser condenada por traición a menos que dos personas que hayan sido acusadas de lo mismo lo acusen, o que el acusado se confiese ante un jurado", refiere la Constitución respecto a este delito.