Tribu indígena lleva queja contra el muro ante la CIDH

Muro.
El magnate pretende construir un muro fronterizo
Muro.
El magnate pretende construir un muro fronterizo

Tribu indígena lleva queja contra el muro ante la CIDH

Muro.El magnate pretende construir un muro fronterizo
Cuartoscuro
2017-04-08 |12:19 Hrs.Actualización12:19 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la mayoría está inconforme con el muro

La tribu indígena Tohono O'odham, que habita en una zona desértica entre México y Estados Unidos, llevó ante la CIDH un reclamo contra el muro fronterizo que busca construir Donald Trump.

Tanto autoridades como representantes de la tribu presentaron el viernes "una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el fin de detener la construcción del muro fronterizo", informó un comunicado divulgado este sábado por la dirigencia indígena.

Síguenos en Twitter @nacion321

El polémico muro con el que Trump promete detener a indocumentados, criminales y drogas afectaría una zona entre el estado mexicano de Sonora y el estadounidense de Arizona.

El territorio antaño era todo de México pero quedó dividido tras la guerra de 1847 con Estados Unidos, aunque los Tohono O'odham la transitan libremente gracias a un acuerdo binacional.

La petición ante la CIDH llama a que se respeten distintos instrumentos internacionales, sobre todo el artículo 36 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

"Los pueblos indígenas, en particular los que están divididos por fronteras internacionales, tienen derecho a mantener y desarrollar los contactos, las relaciones y la cooperación (...) a través de las fronteras", cita el comunicado.

Al presentar la petición ante la CIDH, la gobernadora tradicional de la comunidad indígena, Alicia Chuhuhua, explicó que el muro "destruiría el ecosistema tan importante para los miembros de su tribu".

Por su parte, Jaime Martínez Veloz, comisionado gubernamental mexicano para el diálogo con los pueblos indígenas, recalcó que si Estados Unidos viola los instrumentos en la materia "no solo sería un golpe para la etnia sino para el derecho internacional y las Naciones que integran la OEA y la ONU".

Cerca de 3.000 tohonos viven en la zona, la inmensa mayoría del lado estadounidense, y aunque pueden transitar libremente por la frontera, sus movimientos se han visto limitados en los últimos años por una valla fronteriza ya existente.