Los mitos y realidades de los tiroteos masivos en Estados Unidos

Desolación.
Testigos del tiroteo masivo de este lunes por la madrugada esperan la llegada de la policía en Las Vegas
Desolación.
Testigos del tiroteo masivo de este lunes por la madrugada esperan la llegada de la policía en Las Vegas

Los mitos y realidades de los tiroteos masivos en Estados Unidos

Desolación.Testigos del tiroteo masivo de este lunes por la madrugada esperan la llegada de la policía en Las Vegas
AP
2017-10-02 |13:06 Hrs.Actualización13:32 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos actos enlutan a cientos de familias con mayor frecuencia de la que se cree

Estados Unidos sufrió otro tiroteo masivo este lunes, ahora fue en Las Vegas. Un hombre identificado como Stephen Paddock, de 64 años, abrió fuego contra una multitud reunida en un concierto de música country y mató a 58 personas, hiriendo a otras 515. Este ataque se considera la peor matanza en suelo estadounidense en la historia moderna del país.

¿Pero a qué llamamos un tiroteo masivo?, ¿Estados Unidos es la nación con más hechos de este tipo?, ¿todos los tiroteos se relacionan con terrorismo? Aquí te dejamos algunos mitos y realidades de los tiroteos masivos en la historia de Estados Unidos, de acuerdo con Frederic Lemieux, un experto en el tema que trabaja en la Universidad de Georgetown.

EU, EL PAÍS CON MÁS TIROTEOS

Un estudio sobre tiroteos masivos indica que este fenómeno no se limita a Estados Unidos, ya que de 1983 a 2013, al menos 25 naciones de primer mundo han registrado tiroteos masivos, pero la nación estadounidense es la que más ha tenido estas tragedias: 78 en un periodos de 30 años.

¿El segundo lugar? Alemania, donde se registraron siete de estos hechos. En otras 24 naciones industrializadas se presentaron 41 tiroteos masivos.

Es decir, Estados Unidos ha registrado hasta el doble de tiroteos en comparación con otras 24 naciones de primer mundo de 1983 a 2013.

MÁS ARMAS NO HACEN A UNA NACIÓN MÁS SEGURA

Los tiroteos masivos y los índices de posesión de armas están correlacionados. Si el nivel de posesión de armamento es más alto, un país es más susceptible a experimentar balaceras masivas. 

Esta asociación se mantiene incluso si se excluye el caso de Estados Unidos y se analiza a las otras 24 naciones de primer mundo.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito refiere que los países con los niveles más altos de posesión de armas por ciudadano, también tienen los niveles más altos de homicidios con arma de fuego.

¿CÓMO SE DEFINE UN TIROTEO?

En 2008 el FBI utilizó una definición de los tiroteos masivos: incidentes en los que un individuo o más de uno, mata a cuatro o más personas en un solo evento, generalmente en un solo lugar.

Para 2013, el FBI cambió su definición para incluir los hechos en los que una persona busca matar o mata a más de una persona en un lugar.

Los hechos que son excluidos de los tiroteos masivos incluyen los parricidios (donde una persona mata a uno o más familiares cercanos) así como los enfrentamientos entre integrantes de pandillas o bandas criminales.

SON MÁS FRECUENTES DE LO QUE SE CREE

Un estudio reciente publicado por el Centro de Investigación y Control de Lesiones de Harvard mostró que la frecuencia con la que se llevan a cabo los tiroteos masivos se ha incrementado. 

Los investigadores midieron el incremento al analizar el número de días entre los que ocurrían estas tragedias. Por ejemplo, durante el periodo de 1983 a 2011, cada 200 días se registró un evento de este tipo; mientras que de 2011 a 2016, el número de estos eventos ocurrió cada 64 días.

Mientras los tiroteos masivos aumentan su frecuencia, el promedio de homicidios intencionales en Estados Unidos decreció en un 50% de 1993 a 2013.

RESTRINGIR LA VENTA DE ARMAS

Debido al segundo artículo de la Constitución de Estados Unidos, los ciudadanos tienen el derecho de poseer armas, algo que contrasta con la mayoría de las leyes en los países de primer mundo que tienen lineamientos más estrictos.

El tipo de ley estadounidense permite que una persona compre un arma bajo dos condiciones: que permita una investigación por parte de la autoridad y demuestre que tiene un perfil adecuado.

Estos lineamientos no han sido suficientes porque se ha demostrado que permiten que estadounidenses con problemas mentales puedan tener una herramienta mortal para causar daño a los demás. Contrario a los que sucede con países en los que existen leyes más estrictas al respecto, según el estudio de Frederic Lemieux.

REVISAR HISTORIAL CRIMINAL

Países como Alemania, Francia, Noruega y Holanda también permiten la compra de armas, pero a diferencia de Estados Unidos llevan a cabo una revisión más exhaustiva de la persona que quiere comprar el armamento.

Por ejemplo, uno de los requisitos es  tomar un curso para el manejo de armas y necesitan demostrar que solo serán usadas para fines recreativos como la caza.

Además, el ciudadano que desee comprar un arma necesita comprobar que no forman parte de ningún "grupo prohibido" como una organización criminal o delincuencial; que no padece de sus facultades mentales o que no haya cometido ningún crimen, basándose en su historial criminal.

"Si estas reglas se aplicaran para la mayoría de los estadounidenses que desean poseer un arma, muchas de las personas que tienen armamento en Estados Unidos no hubieran podido comprarlo", según Frederic Lemieux.

NO TODOS LOS TIROTEOS SON TERRORISMO

Aunque pareciera que los tiroteos masivos son una forma de terrorismo doméstico, esta conexión quizás sea errónea.

No hay duda que los tiroteos masivos son "terroríficos" y "aterrorizan" a la comunidad en la que ocurren, pero esto no significa que las personas que los cometen tienen un motivo político o una razón para hacerlo.

Por ejemplo, el tiroteo masivo que se registró en Charleston, Carolina del Sur en junio de 2015 fue un crimen de odio pero no fue catalogado por el gobierno federal como un acto terrorista.

La mayoría de los tiradores en estos actos tuvieron problemas mentales o enfermedades, además de que sufrieron de bullying, por lo que sus motivaciones para cometer estos delitos incluyen hechos personales como una venganza y que no está ligada a debilitar la legitimidad del gobierno.