Las cinco razones legales por las que Donald Trump puede ser destituido

Inquietud.
Algunas de las acciones de Trump han provocado que grupos pidan su destitución
Inquietud.
Algunas de las acciones de Trump han provocado que grupos pidan su destitución

Las cinco razones legales por las que Donald Trump puede ser destituido

Inquietud.Algunas de las acciones de Trump han provocado que grupos pidan su destitución
AFP
2017-03-10 |18:31 Hrs.Actualización18:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque nadie quiere que Trump duré 4 años como presidente

La salida de Donald Trump de la Casa Blanca todavía es posible, al menos eso es lo que cree el exsecretario de trabajo de la administración de Bill Clinton, Robert Reich.

El profesor de política pública en la Universidad de California en Berkeley dijo que desde el inicio de la administración de Trump (el 20 de enero), el presidente estadounidense ha cometido varias violaciones a la ley que son motivo de destitución

En la sección 4 del segundo artículo de la Constitución de Estados Unidos se establece que el presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios públicos estadounidenses podrán ser removidos de sus cargos por traición, soborno u otros crímenes y delitos menores, mediante el proceso de impeachment.

Sí hay un camino legal para sacar a Trump de la presidencia

Aquí te presentamos las cinco razones por las que Robert Reich dice que Trump puede dejar la Casa Blanca.

1. ACUSAR A OBAMA

Al tomar posesión, Trump prometió ejecutar “lealmente” las leyes y la Constitución (Artículo II sección 2) de EU. Pero Trump ha cumplido “deslealmente” sus tareas como presidente al acusar a su predecesor, el expresidente Barack Obama, de espiarlo durante su campaña y en las semanas después de la victoria presidencial del magnate.

"Eso implica una deslealtad a la Constitución y merece que el presidente sea investigado por acusar a otro mandatario de espionaje, en un hecho sin precedentes", dijo Reich.

2. REGALOS EXTRANJEROS

El artículo I sección 9 de la Constitución de EU prohíbe a los funcionarios gubernamentales recibir cosas de valor de los gobiernos extranjeros, pero Trump está recibiendo ganancias de su Hotel Internacional al hospedar a delegaciones diplomáticas en este lugar. También generará ingresos con la reciente decisión de China de otorgarle beneficios por el uso de su marca Trump.

"Las autoridades chinas le dieron este beneficio al presidente estadounidense luego de que tomara posesión, lo que es una clara violación a la Constitución de nuestro país", comentó Reich.

3. VETO

La primera reforma a la Constitución de EU prohíbe que se apruebe cualquier ley que “atente contra una religión o prohíba la libertad de ejercer una creencia religiosa”. 

Pero la prohibición que tienen personas de seis países mayoritariamente musulmanes (Somalia, Irán, Siria, Sudán, Libia y Yemen) para entrar a Estados Unidos, viola esta reforma, argumentó Reich.

4. LIBERTAD DE PRENSA

La primera reforma constitucional de Estados Unidos también prohíbe coartar la libertad de prensa. 

Pero al catalogar a la prensa como “enemiga de la gente” y elegir a los reporteros que acuden a sus conferencias de prensa de acuerdo con el trato que haya recibido en los medios, Trump viola este precepto.

5. TRAICIÓN

El artículo III sección 3 de la Constitución define “la traición contra Estados Unidos” como “adherirse a los enemigos, dándoles ayuda y confort”. 

Cada día se acumula la evidencia de que Trump se coludió con funcionarios rusos para ganar la elección presidencial de 2016, dijo Reich.

Al menos tres comisiones del Senado y la Cámara de Representantes iniciaron este semana investigaciones sobre la injerencia de Rusia en la campaña electoral, cuyo fin habría sido favorecer la victoria de Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton.

La administración de Obama acusó a los rusos de estar en el origen del pirateo de los correos electrónicos de colaboradores de Clinton y aprobó sanciones contra Moscú en diciembre de 2016.

Además, los múltiples contactos entre asesores del republicano y diplomáticos rusos durante la campaña y después de las elecciones aumentan las sospechas de una colusión.

El asesor de Donald Trump para la seguridad nacional, Michael Flynn, dimitió el pasado 13 de febrero por este motivo.

“La pregunta ya no es si hay motivos para destituir a Trump. La pregunta práctica es saber si hay voluntad política para hacerlo. Mientras los republicanos sean mayoría en la Cámara de Representantes, lugar donde debe surgir el proceso de destitución, no parece que lo vayan a hacer", puntualizó Robert Reich.