La historia de un niño de 5 años que amenazó la seguridad de EU, según Trump

Liberado.
El menor retenido en un aeropuerto de Estados Unidos fue recibido por sus familiares
Liberado.
El menor retenido en un aeropuerto de Estados Unidos fue recibido por sus familiares

La historia de un niño de 5 años que amenazó la seguridad de EU, según Trump

Liberado.El menor retenido en un aeropuerto de Estados Unidos fue recibido por sus familiares
Tomada de Facebook
2017-02-01 |12:35 Hrs.Actualización16:29 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque nadie está a salvo de las medidas de inspección que ordenó Donald Trump

¿Cuál es la última amenaza para Estados Unidos? Un niño de cinco años que viajó de Irán al país norteamericano.

El incidente ocurrió en el Aeropuerto Internacional de Washington Dulles de Washington, D.C, el 28 de enero. 

El menor viajó con un familiar y arribó a Estados Unidos en un vuelo procedente de Irán, de acuerdo con la televisora afiliada de ABC News, WJLA.

Las autoridades migratorias en el aeropuerto detuvieron al familiar y al niño, y los mantuvieron retenidos por más de cuatro horas, reportó la televisora.

Esta acción fue parte de la implementación del decreto del presidente Donald Trump para frenar la llegada a Estados Unidos de refugiados e inmigrantes procedentes de siete países de mayoría musulmana (Irán, Iraq, Siria, Libia, Somalia, Yemen y Sudán).

El senador demócrata de Maryland, Chris Van Hollen, criticó la detención del menor y aseguró que la amenaza para Estados Unidos es la orden ejecutiva de Trump y no el menor. 

Van Hollen reveló a CNN que el menor es estadounidense y reside en Maryland.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, justificó la retención del niño y aseguró que ninguna persona puede estar exenta de ser revisada y detenida, si representa algún peligro para los estadounidenses.

"El presidente reconoce que es su deber y obligación mantener a este país seguro. El asumir que una persona no es una amenaza solo por su edad o género de alguien sería un error", destacó Spicer.

La orden ejecutiva de Trump provocó un escándalo internacional, sobre todo después de que más de 100 inmigrantes y refugiados, incluidos varios que tienen permiso de residencia permanente en Estados Unidos, fueron detenidos en distintos aeropuertos del país. 

Algunos fueron devueltos a sus países y muchos otros fueron liberados en Estados Unidos tras ser retenidos durante horas, con la ayuda de abogados locales.

Aunque Trump no ha hablado sobre el tema, sí lanzó un tuit para defender su postura donde explicó que no es una prohibición si no la manera de mantener a la "gente mala" fuera del país.

Los críticos del decreto presidencial consideran que la medida es inconstitucional e incluso "antiestadounidense".

Sus defensores sostienen que es solo una medida temporal, similar a las restricciones aplicadas en 2011 por  Barack Obama, para defender la seguridad nacional en un momento de máxima tensión internacional provocada por atentados terroristas.