Jeff Sessions, secretario de Justicia de EU, en problemas por contactar a Rusia

En la mira.
Jeff Sessions está en problemas por una supuesta comunicación que tuvo con el gobierno ruso
En la mira.
Jeff Sessions está en problemas por una supuesta comunicación que tuvo con el gobierno ruso

Jeff Sessions, secretario de Justicia de EU, en problemas por contactar a Rusia

En la mira.Jeff Sessions está en problemas por una supuesta comunicación que tuvo con el gobierno ruso
AFP
2017-03-02 |07:39 Hrs.Actualización07:39 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Sessions es el encargado de impartir justicia en Estados Unidos

El secretario de Justicia estadounidense, Jeff Sessions, hombre cercano al presidente Donald Trump, es blanco de duras críticas por parte de los demócratas tras las revelaciones del diario Washington Post sobre sus contactos con el embajador ruso en Estados Unidos.

Estas revelaciones constituyen un nuevo golpe para la administración del presidente Trump, que desmintió en varias ocasiones sus eventuales vínculos con Rusia, acusado de injerencia en la campaña electoral de 2016.

The Washington Post informó este miércoles por la noche que Jeff Sessions -exsenador que había asesorado sobre política exterior y otros temas a Trump durante la campaña- se reunió con el embajador ruso Sergey Kislyak en julio y en septiembre de 2016, contrariamente a lo que había declarado ante el Senado. En enero pasado, en las audiencias del Senado y bajo juramento, Sessions afirmó que "no tenía contactos con los rusos".

En un comunicado, Jeff Sessions afirmó que nunca se había reunido "con un responsable ruso para hablar sobre la campaña" presidencial.

"No sé a qué se refieren esas acusaciones. Son falsas", agregó.

Y, aunque la Casa Blanca confirmó los encuentros de Sessions con funcionarios rusos, afirmó que no había hecho nada reprochable, estimando que las revelaciones del Washington Post eran un nuevo "ataque" demócrata contra Trump.

"Sessions se reunió con el embajador en su calidad oficial de miembro de la comisión de las fuerzas armadas del Senado, lo que es completamente coherente con su testimonio", afirmó un responsable de la Casa Blanca.

Se trata de un nuevo "ataque de los demócratas contra la administración Trump", agregó.

Pero los demócratas no se han quedado con los brazos cruzados, pues varios representantes ya exigieron que se nombre a un investigador especial independiente para esclarecer la eventual injerencia de Rusia en la campaña electoral de 2016.

Nancy Pelosi, jefa de los demócratas en el Congreso, fue más allá y exigió la renuncia de Jeff Sessions.

Jeff Sessions, no es el único involucrado con los rusos, en febrero pasado, el consejero de seguridad nacional nombrado por Trump, Michael Flynn, tuvo que renunciar tras conocerse que había discutido con el embajador ruso en Washington cuando Barack Obama era aún presidente. Flynn ocultó el contenido de esas conversaciones, incluso en el informe que le había entregado al vicepresidente Mike Pence.