Hillary Clinton, la mujer que cambiaría la historia política de Estados Unidos

Hillary Clinton puede ser la primera presidenta de Estados Unidos
Hillary Clinton puede ser la primera presidenta de Estados Unidos

Hillary Clinton, la mujer que cambiaría la historia política de Estados Unidos

Histórica.Hillary Clinton puede ser la primera presidenta de Estados Unidos
AFP
2016-11-08 |18:59 Hrs.Actualización20:27 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta es la historia de quien podría ser la primera presidenta de Estados Unidos

Hillary no siempre se apellidó Clinton. Su nombre original es Hillary Diane Rodham. Nació el 26 de octubre de 1947 en Park Ridge, Illinois, un suburbio de Chicago de población blanca y conservadora.

Su padre, Hugh, fue un veterano de la Segunda Guerra Mudial, quien luego de su retiro puso en marcha un negocio textil. Siempre apoyó al Partido Republicano, contrario a las creencias de su madre Dorothy Howell, quien siempre se inclinó por el Partido Demócrata, simpatía que Hillary heredó con el paso de los años.

La exsenadora de 69 años, tiene dos hermanos menores: Hugh Jr., quien también es abogado, y Anthony quien se ha dedicado a las actividades empresariales y quienes se han mantenido alejados de la campaña de la aspirante presidencial.

El ambiente en el que creció fue de opiniones encontradas. En la mesa familiar los padres de Hillary debatían frecuentemente, y su joven hija se mostraba políticamente en medio.

"Crecí en un tira y afloja entre los valores de mis padres y mis propias creencias políticas, que reflejan ambas partes", escribió Hillary Clinton en 2003 en sus memorias tituladas “Living History”.

Pero sin duda, su madre fue su mayor influencia y no solo en la política. También aprendió de ella ser una lectora voraz y la curiosidad intelectual. Los padres de Clinton animaron a su hija a siempre pensar en ir más allá de lo que en ese tiempo se esperaba de las jóvenes. La apoyaron para seguir sus intereses intelectuales, así como para ser una Girl Scout y jugar en una liga de softball femenil.

A Hillary le tocó crecer en un Chicago marcado por la lucha de los negros por sus derechos civiles. "Mi infancia en los años 1950 y los sucesos políticos de los años 1960 despertaron en mi un sentido de obligación hacia mi país y mi vocación de servicio", escribió en 2003 en sus memorias.

La familia Rodhan era metodista y era muy activa en su congregación. Por ello, otra influencia importante para Hillary fue el ministro Don Jones, un religioso que le expuso los temas sociales de la época, al llevarla, junto al grupo de jóvenes de la iglesia, a escuchar un discurso de Martin Luther King Jr. sobre derechos civiles en Chicago.

Hillary mantuvo lazos con Jones hasta su muerte en 2009, y lo considera como una gran autoridad. Hasta la fecha mantiene el contacto con varios de sus amigos de la infancia en Park Ridge. "Ella es la misma persona, especialmente con todos los amigos del bachillerato", dijo Mike Andrews, quien asistió al Maine South High School junto con Hillary.

En 1965, Hillary dejó Chicago y se mudó a Massachusetts, para estudiar Ciencia Política en el Wellesley College. Durante esa época, se involucró en activismo sobre los derechos civiles y la Guerra de Vietnam. Sus compañeros la eligieron como la primera estudiante en la historia de Wellesley en ser la oradora principal durante la ceremonia de graduación de 1969 donde expresó su gran interés por la política. 

"Durante demasiado tiempo, nuestros líderes han hecho de la política el arte de lo posible. El desafío ahora es tomar la política como el arte de hacer lo que parece imposible, posible", dijo en su discurso.

Después de pasar por el Wellesley, ingresó a la Escuela de Leyes de la Universidad de Yale, y fue en la biblioteca donde conoció a Bill Clinton, quien entonces estudiaba un doctorado en jurisprudencia. “Si vas a seguir mirándome, debería presentarme”, le dijo Hillary a Bill.

Después de Yale, Hillary siguió a Bill a su estado natal, Arkansas, donde se casaron en 1975 y donde él comenzó su carrera política. Ahí, Hillary empezó a dar clases de leyes en la Universidad de Arkansas y se unió a una firma de abogados. Además de ser una primera dama muy activa durante casi 12 años en que su esposo presidió la gubernatura, en dos periodos distintos.

En 1980 nació Chelsea, la única hija de Hillary y Bill. Fue llamada así por la canción de Joni Mitchell “Chelsea Morning”.

Para 1992, Bill Clinton fue electo como presidente de Estados Unidos, suceso que llevó a Hillary a ser más activa políticamente. En 1993 su esposo le pidió presidir el grupo de trabajo presidencial para la reforma del Sistema Nacional de Salud.

En el 2000, Hillary se convirtió en la primera senadora electa por el estado de Nueva York y en la primera Primera Dama que llegó a esa cámara legislativa de Estados Unidos.

Ocho años después, Hillary compitió en las primarias de los demócratas para elegir a su candidato presidencial. Perdió ante Barack Obama, quien se convirtió después en el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos. Obama la llamó para ser Secretaria de Estado y se mantuvo en el cargo entre 2009 y 2013.

Ahora, Hillary Diane Rodham, podría convertirse en la primera mujer en encabezar y dirigir el gobierno y la historia de los estadounidenses.

Con información de AFP