Google, Netflix y Airbnb, las empresas que repudian orden antimigrante de Trump

Protestas.
Ciudadanos de Escocia protestaron por las medidas contra inmigrantes que firmó Trump
Protestas.
Ciudadanos de Escocia protestaron por las medidas contra inmigrantes que firmó Trump

Google, Netflix y Airbnb, las empresas que repudian orden antimigrante de Trump

Protestas.Ciudadanos de Escocia protestaron por las medidas contra inmigrantes que firmó Trump
AP
2017-02-08 |16:57 Hrs.Actualización16:57 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Trump tiene el poder de unir a amplios sectores mundiales... en su contra

La oposición global a Donald Trump, presidente de Estados Unidos se intensificó este lunes a medida que diversos líderes y compañías mundiales han condenado la orden ejecutiva que limita la entrada temporal al país de personas procedentes de siete países musulmanes.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y la canciller de Alemania, Angela Merkel, son algunos de los líderes que han criticado al mandatario estadounidense y que han asegurado que sus naciones no modificarán sus políticas migratorias. 

Pero no sólo los líderes políticos se han manifestado en contra de las medidas del republicano, diversas empresas tecnológicas también han mostrado su repudio.

La empresa que recientemente se unió a las protestas es Periscope, quien a través de la pantalla de inicio dela aplicación colocó la leyenda "Orgullosamente hecho en América por migrantes".

El ejecutivo de Netflix, Redd Hastingsdijo que los cambios eran ‘antiestadounidenses’, mientras que Google aconsejó el sábado a su plantilla, que podría ser afectada por esta medida, a regresar a Estados Unidos de manera inmediata.

Por su parte, Google dijo que ha creado un fondo con el objetivo de recaudar hasta 4 millones de dólares para cuatro grupos defensores de los derechos de los inmigrantes. 

La empresa tecnológica dijo que entregará 2 millones de dólares a este fondo y que sus empleados pueden equipararlos con otros 2 millones. El dinero irá para la Unión Americana de Libertades Civiles (conocida como American Civil Liberties Union, ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el International Rescue Committee y la Alta Comisión de las Naciones Unidas para los Refugiados.

En tanto que la cadena estadounidense Starbucks planea contratar en los próximos cinco años a 10 mil refugiados en los 75 países en los que tiene presencia, dijo su presidente Howard Schultz.

La empresa anunció que empleará a quienes huyen de las guerras, de persecuciones y de discriminaciones en los países donde está presente el grupo.

"Vivimos tiempos sin precedentes, en los que somos testigos de que la consciencia de nuestro país y la promesa del sueño americano se ha puesto en duda", dijo Schultz, quien afirma que la cadena de cafés quiere servir a sus clientes igualmente "en un país cristiano o un país musulmán".

Por su lado Airbnb anunció que alojará de forma gratuita a los afectados por el decreto de la administración Trump.

El presidente de Airbnb, Brian Chesky, dijo en Twitter que "Airbnb proporciona un alojamiento gratuito a los refugiados y a toda persona a la que se prohíbe ingresar a Estados Unidos".

En tanto, Lyft, servicio de reserva de autos sin chófer, uno de cuyos accionistas es General Motors, prometió dar un millón de dólares a la organización de defensa de derechos cívicos American Civil Liberties Union (ACLU), que ha atacado ante la justicia estas restricciones a la inmigración.

Su competidor Uber, muy criticado la víspera en las redes sociales por su tibia reacción inicial, se comprometió a ayudar a los chóferes afectados, mientras que Elon Musk, presidente de Tesla, pidió a sus seguidores en Twitter que le hicieran sugerencias sobre las posibles enmiendas al decreto migratorio.

Goldman Sachs también condenó este lunes el decreto antiingrante de Trump y el director general de la institución, Lloyd Blankfein, dijo que "si esta medida se aplica, reconozco que hay un riesgo potencial de alteración para la firma, especialmente para algunos de nuestros empleados y sus familias".

"No apoyamos esta medida", manifestó este lunes Blankfein, en un mensaje de audio interno del que la AFP obtuvo el texto.

La posición de Blankfein es simbólica porque Trump ha nombrado a media docena de ejecutivos de Goldman Sachs en su gobierno. Son los casos de Steve Bannon, nuevo consejero de Seguridad Interior, y Steven Mnuchin, al frente del Departamento del Tesoro.

El director general de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, manifestó que el primer banco estadounidense en activos se prepara para encontrar una solución para sus empleados afectados por la medida.

‘VETO EXTREMO’

Bajo la orden, la admisión de refugiados sería suspendida por un lapso de 120 días. Ciudadanos de Siria, Irak, Irán, Sudán, Somalia, Yemen y Libia tendrían prohibida la entrada a Estados Unidos por 90 días mientras que el gobierno determina qué información necesita de otras naciones para permitir su ingreso de manera segura.

La prohibición es un “visible insulto” a los musulmanes, a los cuales Irán “corresponderá con acciones legales, consulares y políticas”, reportó la agencia oficial de noticias de ese país. 

Estados Unidos e Irán no han tenido relaciones diplomáticas formales desde poco después de la Revolución Islámica en 1979.