EU perdería 5 trillones de dólares si se queda sin inmigrantes indocumentados

A favor de Trump
Un grupo de simpatizantes del presidente de Estados Unidos en una marcha en Los Ángeles, California
A favor de Trump
Un grupo de simpatizantes del presidente de Estados Unidos en una marcha en Los Ángeles, California

EU perdería 5 trillones de dólares si se queda sin inmigrantes indocumentados

A favor de TrumpUn grupo de simpatizantes del presidente de Estados Unidos en una marcha en Los Ángeles, California
AFP
2017-02-23 |12:46 Hrs.Actualización12:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la fuerza laboral de los inmigrantes es importante para la economía de Estados Unidos

Si el gobierno de Estados Unidos deporta a millones de inmigrantes indocumentados, tal y como lo ha dicho su presidente Donald Trump, la economía estadounidense recibiría un 'golpe' de 5 trillones de dólares en los próximos 10 años, refiere un estudio del Buró Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés).

Eso representa un estimado de 500 mil millones de dólares al año, alrededor de 3% del Producto Interno Bruto (PIB) del sector privado de Estados Unidos.

El autor del estudio, Francesc Ortega, le dijo a Bloomberg que deportar a 11.1 millones de inmigrantes indocumentados (de acuerdo con el Centro de Investigación Pew) sería como remover de la economía estadounidense la aportación de producción de Massachusetts.

"Es un gran número. Los trabajadores indocumentados son una parte importante de toda la economía, incluso si están involucrados en sectores como agricultura, construcción y turismo", aseguró el profesor de economía en la Universidad de Nueva York en Queens.


De hecho, los sectores que se verían más afectados por esta deportación masiva serían el de turismo y recreación, seguido por el de construcción, los servicios empresariales y profesionales así como el de manufactura, de acuerdo con el estudio de NBER.

Al menos ocho millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos estaban trabajando o buscando un puesto laboral en 2014, principalmente en California, Texas y Nueva York, de acuerdo con datos del Centro de Investigación Pew.

Esto representa el 5% de la fuerza laboral de Estados Unidos y el 3.5% de la población total de Estados Unidos.

Los inmigrantes indocumentados son aquellas personas que llegaron a Estados Unidos sin permiso legal para entrar o que arribaron al país con una visa de turista pero se quedaron más tiempo del permitido.

El jefe de economía global de Merrill Lynch en Nueva York, Ethan Harris, le dijo a Bloomberg que el plan para deportar a millones de indocumentados en Estados Unidos también golpearía a las industrias que tienen un déficit de trabajadores.

"El desafío es particularmente alto porque se ha hecho más estrecho el mercado laboral no solamente en las áreas en los que uno piensa que los inmigrantes son importantes, por lo que será más difícil llenar esos espacios si son deportados", comentó Harris.

El especialista estimó que por cada millón de trabajadores menos en la economía estadounidense, el Producto Interno Bruto de Estados Unidos bajará un 0.5%. Eso equivale a 94 mil millones de dólares, de acuerdo con el ritmo que el PIB estadounidense registró en el cuatro trimestre de 2016.

Millones de personas que viven sin autorización en Estados Unidos podrían ser deportadas, incluyendo personas que simplemente fueron arrestadas por violaciones de tránsito, de acuerdo con una redefinición de las prioridades en la aplicación de las leyes migratorias, anunciadas el martes por el gobierno del presidente Trump.

Cualquier inmigrante que vive en el país de manera ilegal y está acusado o ha sido hallado culpable de cualquier delito, incluso gente que no pasó de ser sospechosa, ahora será una prioridad de las autoridades migratorias del orden, de acuerdo con memorandos del Departamento de Seguridad Nacional firmados por el secretario John Kelly. 

Eso podría incluir personas que han sido arrestadas por robo de artículos en tiendas o por otros delitos menores, o simplemente por haber cruzado la frontera sin permiso.