Este es el ENORME problema de drogas en EU que afecta a México

Al menos 27 millones de estadounidenses admitieron haber consumido drogas ilícitas en 2015
Al menos 27 millones de estadounidenses admitieron haber consumido drogas ilícitas en 2015

Este es el ENORME problema de drogas en EU que afecta a México

Consumo.Al menos 27 millones de estadounidenses admitieron haber consumido drogas ilícitas en 2015
Pixabay
2017-05-19 |15:20 Hrs.Actualización15:20 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque ellos son el principal 'mercado' de las drogas que se producen en México

Este jueves, el secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, puso el dedo sobre la llaga.

"Los estadounidenses necesitamos asumir el problema, es nuestro", dijo al admitir que la demanda en su país por drogas ilegales alimenta la violencia de grupos del crimen organizado en México y de varias muertes por sobredosis en Estados Unidos.

Síguenos en Twitter @nacion321

Pero, ¿qué tan grave es el problema de la drogadicción en EU?

Tan grave como asegurar que en 2015 uno de cada dos estadounidenses mayores de 21 años admitió usar una droga ilícita, cuando en 1980 era uno de cada tres, de acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Abuso de las Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés).

Además, 27 millones de estadounidenses adultos admitieron consumir drogas ilícitas con frecuencia y casi 4 millones dijeron que habían abusado de drogas con receta en 2015.

LA NÚMERO 1

La marihuana es la sustancia ilícita más consumida por los estadounidenses, seguida de las metanfetaminas, las esteroides anabólicos, las sales de baño, la cocaína, los alucinógenos, la heroína y los inhalantes, refiere el NIDA.

Las muertes anuales por sobredosis de drogas en Estados Unidos se triplicaron de 2000 a 2015, pasando de 17 mil 415 casos a 52 mil 404. 

Y el número de personas encarceladas por delitos relacionados a las drogas también aumentó de manera drástica de 1980, cuando había 40 mil 900 presos, a 2015, con 469 mil 545 reos, de acuerdo con The Sentencing Project.

POR REGIONES

Los estados con mayores problemas de adictos a las drogas ilícitas son el Distrito de Columbia (la capital estadounidense, donde residen los poderes gubernamentales).

Le siguen Vermont, Colorado, Delaware y Rhode Island.

Completan el top 10 de los estados con mayor problema de drogadicción Oregon, Connecticut, Arizona, Massachusetts y Michigan.

Por el contrario, Idaho, Kansas, Nebraska, Dakota del Norte y Wisconsin tienen el menor problema en cuanto a adicción a las drogas.

Y tan solo de 2013 a 2016, los estadounidenses pagaron 327 mil millones de dólares en sus esfuerzos por controlar el uso de drogas, de acuerdo con el think tank WalletHub.

LA OTRA EPIDEMIA

Además de estos problemas de adicción a las drogas, ahora las comunidades de Estados Unidos enfrentan una epidemia de abuso: la de los opiáceos.

La epidemia está exigiendo recursos adicionales de la policía, las cárceles, personal de emergencia médica y centros de tratamiento, de acuerdo con la agencia AFP.

Los opiáceos se fabrican del opio, que se deriva de la amapola y también son conocidos como narcóticos. La heroína, la morfina o la codeína, son ejemplos de opiáceos.

Los opiáceos pueden producir una sensación rápida e intensa de placer, seguida por una sensación de bienestar y calma adormecedora. 

Pero también se pueden convertir en una adicción: si alguien usa opiáceos una y otra vez, es probable que su cerebro comience a depender de estas drogas, de acuerdo con el NIDA.

Virginia Occidental, un estado de menos de dos millones de habitantes, es uno de los más afectados debido a las dificultades económicas por la que atraviesa.

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, las sobredosis de opiáceos, incluyendo drogas prescritas y heroína, mataron a más de 33 mil personas en Estados Unidos en 2015, último año del que hay datos disponibles. Esta cifra fue más alta que la de cualquier otro año registrado.

Del total de estas 33 mil muertes en 2015, cerca de 13 mil fueron causadas por sobredosis de heroína.

Esto se agrava más si se toma en cuenta que desde 1999, las ventas de opiáceos prescritos en Estados Unidos se cuadriplicó.

La tasa de mortalidad por opiáceos sintéticos, como el fentanilo, aumentó 72% en 2015, y la tasa de muertes por heroína se incrementó en casi 21%, de acuerdo con cifras de los CDC.

Así, la apuesta de Rex Tillerson parece ser un complejo y largo reto del gobierno de Estados Unidos.