Estados Unidos y Rusia, ¿una complicada relación amor-odio?

¿Amigos o rivales?
Ambos países han vivido una álgida relación en los últimos tiempos
¿Amigos o rivales?
Ambos países han vivido una álgida relación en los últimos tiempos

Estados Unidos y Rusia, ¿una complicada relación amor-odio?

¿Amigos o rivales?Ambos países han vivido una álgida relación en los últimos tiempos
Especial
2017-02-17 |06:15 Hrs.Actualización06:15 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque es un tema que ha interesado y preocupado al mundo

Estados Unidos y Rusia son dos naciones que en otro tiempo fueron rivales, pero ahora parece que la llegada de Donald Trump a la presidencia norteamericana las ha unido.  

La polémica más reciente entre ambos países inició cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, fue acusado de interferir en las elecciones estadounidenses del pasado 8 de noviembre. 

El Partido Demócrata acusó al Kremlin de haber estado detrás de la filtración de correos que sacudió la campaña presidencial de la candidata Hillary Clinton.

En los meses previos a las elecciones, las cuentas de correo electrónico de algunos demócratas, incluyendo un alto asesor de Hillary, fueron hackeadas y varios de sus mensajes con contenido privado y embarazoso fueron difundidos en línea.

Síguenos en Twitter @nacion321

Un informe secreto de la CIA, la agencia central de inteligencia estadounidense, concluyó que Rusia intervino en la elección presidencial de 2016 para ayudar al republicano Donald Trump a llegar a la Casa Blanca, de acuerdo con oficiales informados en la materia, citados por el diario The Washington Post.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó que Vladimir Putin y Rusia participaron en ataques cibernéticos con el fin de interferir en las elecciones presidenciales de noviembre, dijo el domingo 8 de enero su jefe de personal, Reince Priebus.  

"Creo que acepta el hallazgo. Él no está negando que las entidades en Rusia están detrás de esos ataques particulares", comentó Priebus, expresidente del Comité Nacional Republicano, en entrevista con "Fox News Sunday".

RELACIÓN MÁS CERCANA

Durante su campaña presidencial, Donald Trump afirmaba ser un admirador de Putin, por lo cual su triunfo y el supuesto hackeo ruso parecían unir naturalmente a ambos países.

"Solo los estúpidos y los tontos" rechazarían una relación más cercana con Rusia. "Tener una buena relación con Rusia es algo bueno, no malo", escribió Donald Trump el 7 de enero en una serie de tuits.

Y además acusó a los demócratas de fabricar noticias sobre Rusia porque "perdieron las elecciones"

Lo que los medios están logrando con los reportes "falsos", "horribles" y "odiosos" sobre Rusia es que sea más difícil entablar una buena relación con el presidente Vladimir Putin, manifestó el magnate. 

Aunque eso sí, aseguró que él tendría una mejor relación que la que tuvo el expresidente Barack Obama con Putin.

Antes de dejar la presidencia, Barack Obama ordenó a 35 diplomáticos rusos abandonar Estados Unidos en diciembre y además clausuró un par de inmuebles de propiedad rusa.

"Todos los estadounidenses debemos de estar alarmados por las acciones de Rusia. Esos actos tienen consecuencias", dijo Obama tras conocerse más detalles sobre el supuesto hackeo ruso un mes después de las elecciones.

¿DE LA MANO EN EL CAMPO MILITAR?

Estados Unidos y Rusia representan dos de las naciones con los ejércitos más poderosos del mundo, pero a lo largo del último siglo casi siempre con intereses contrarios.

Sin embargo, este jueves 16 de febrero, el general Joe Dunford (EU) y el general Valery Gerasimov (Rusia) "convinieron aumentar las comunicaciones" entre ambos ejércitos para continuar mejorando "la seguridad" durante sus respectivas operaciones, indicó un comunicado del Pentágono. 

La explícita declaración surgió luego que el presidente ruso Vladimir Putin pidió una más estrecha cooperación en recolección de datos con Estados Unidos y con la alianza militar OTAN.

Aunque parece que Estados Unidos no está listo para cooperar militarmente con Rusia, según declaró este jueves el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis.

Mattis coronó su declaración con una aguda denuncia contra Rusia: "Hay muy pocas dudas de que interfirieron o trataron de interferir en elecciones en países democráticos".

Los comentarios suscitaron interrogantes en cuanto a cuál es la posición oficial estadounidense en torno a Rusia. 

TRUMP NO TIENE NADA QUE VER CON RUSIA... ¿O SÍ?

El presidente de EU aseguró este 16 de febrero que las informaciones sobre los contactos entre su equipo de campaña y la inteligencia rusa son "falsas", al igual que las supuestas conversaciones de su exconsejero de Seguridad Interior, Michael Flynn, con un diplomático de Moscú.

"En cuanto a mí, no tengo nada en Rusia. No tengo ningún préstamo en Rusia. No tengo ningún acuerdo en Rusia", repitió en la Casa Blanca. "No tengo nada que ver con Rusia".

Sin embargo, la agencia de noticias AFP revela algunas situaciones en las que el ahora presidente pudiera estar vinculado con gente cercana a Putin. 

"En su condición de empresario inmobiliario, Trump siempre se propuso invertir en Rusia, primero analizando la posibilidad de construir una torre de lujo cerca del Kremlin en 1996. Visitas posteriores no consiguieron echar a andar el proyecto, pero en los años 90 Trump elogió a los hombres fuertes de ese país, incluyendo al presidente Vladimir Putin", relata la agencia. 

Simultáneamente, varios rusos, algunos vinculados a Putin, invirtieron en propiedades en Estados Unidos bajo la franquicia del ahora presidente norteamericano. En 2013, Trump llevó su concurso de Miss Universo a Moscú y trabajó con otros empresarios cercanos al presidente ruso, según AFP.

Y RUSIA TAMBIÉN SE DESMARCA

El Kremlin ordenó este 16 de febrero a los medios de comunicación estatales que reduzcan significativamente la cobertura aduladora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo que refleja la inquietud cada vez mayor entre los altos funcionarios rusos de que la nueva administración estadounidense sea menos amistosa de lo que se pensaba en un principio, dijeron tres fuentes al tanto del tema.

La administración de Vladimir Putin justificó la decisión de reducir la cobertura sobre Trump afirmando que a los televidentes rusos ya no les interesan los detalles de su transición al poder, según una de las fuentes. 

Esto ocurrió un día después de que Trump acusó en Twitter que “Crimea fue TOMADA por Rusia durante la administración de Obama. ¿Obama fue muy blando con Rusia?”.

De repente, los funcionarios rusos, antes muy dispuestos a comentar noticias de Washington a los medios locales, se volvieron menos conversadores luego de este tuit.

Durante la campaña, el entonces candidato Trump elogiaba a Putin y vaticinaba una nueva era de cooperación con Moscú, pero ahora no está del todo claro.

Con información de AP y AFP y El Financiero