El Partido Demócrata busca renacer tras la derrota contra Donald Trump

Los demócratas buscan reponerse de la derrota de Hillary Clinton en la elección presidencial
Los demócratas buscan reponerse de la derrota de Hillary Clinton en la elección presidencial

El Partido Demócrata busca renacer tras la derrota contra Donald Trump

La esperanza diluida.Los demócratas buscan reponerse de la derrota de Hillary Clinton en la elección presidencial
AFP
2016-11-17 |06:05 Hrs.Actualización06:05 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque son el único contrapeso real que puede encontrar Donald Trump

Por primera vez desde 2008, el Partido Demócrata quedó fuera de la Casa Blanca y son minoría en las dos cámaras del Congreso.

Excluidos del poder después de la derrota de Hillary Clinton en la elección presidencial, el partido realiza un examen de conciencia para resurgir ante un electorado que descuidó: los estadounidenses blancos decepcionados de la globalización.

En las pasadas elecciones presidenciales, un 59% de los electores blancos votaron por el Partido Republicano, por apenas un 39% que lo hizo por los demócratas, de acuerdo con encuestas de salida de CNN.

"Recibimos una paliza y tuvimos una derrota inesperada", reconoció el legislador George Kenneth Butterfield. "Debemos recalibrar y decidir de qué modo avanzar. Es como la muerte: atraviesas varias etapas de duelo", agregó.

Hillary Clinton se niega a hacer un mea culpa, pero los demócratas, que aspiran a recuperarse en las elecciones de 2018 y de 2020, ya buscan su reemplazo.

Y analizan el mapa de los resultados de las presidenciales del 8 de noviembre: en las regiones industriales del oeste de Estados Unidos, Pensilvania, Wisconsin, Ohio y Michigan, los electores blancos votaron masivamente por Donald Trump.

La coalición de minorías, principalmente negros e hispanos, no fue suficiente para contrarrestar la ola de trabajadores y empleados blancos no calificados que votaron por Trump. 

"Tenemos que hablar con los trabajadores de cuello azul. Necesitamos que los trabajadores de cuello azul voten azul", el color de los demócratas, dijo Tim Ryan, legislador por el estado Ohio, epicentro del terremoto de Trump en las elecciones.

"Para hacer lo que necesitamos, el mensaje y el mensajero deben conectar con ellos y traerlos de vuelta al campo demócrata", agregó Ryan.

"Donald Trump fue capaz de explotar esa ansiedad económica con su mensaje proteccionista", comentó Hakeem Jeffries, legislador por Nueva York, en el canal parlamentario.

LUCHA DE JEFES

La reconstrucción del Partido Demócrata debe comenzar por las instancias dirigentes de Washington y la carrera está abierta.

"Espero sinceramente que hagamos tabla rasa en el Partido. Tienen que irse todos", dijo el director de cine y militante demócrata Michael Moore el fin de semana al canal CNN.

Uno de los candidatos más sonados es Keith Ellison, uno de los primeros legisladores del Congreso que apoyó al senador por Vermont, Bernie Sanders, en las primarias. "No es suficiente para los demócratas pedir a los electores su apoyo cada dos años. Tenemos que acompañarlos cada vez que pierden un salario o cuando aumentan los gastos escolares", dijo.

Otro candidato declarado es el populista Howard Dean, cuya candidatura fracasó en las primarias de 2004.

Pero la contienda ahora se desarrolla en los corredores de mármol del Congreso, centro neurálgico de la política estadounidense.

Tim Ryan, representante por Ohio de 43 años y que aspira a generar un diálogo con los trabajadores de cuello azul, podría ser nombrado líder de la bancada demócrata en la Cámara baja, simbolizando un cambio de generación ya que reemplazaría a Nancy Pelosi, de 76 años.

NUEVO LÍDER DEL SENADO

Los demócratas del Senado de Estados Unidos eligieron este miércoles a Chuck Schumer como su líder, en un puesto desde el cual manejará la oposición al presidente electo Donald Trump a partir de enero.

En total, 48 demócratas eligieron a diez senadores para dirigir al partido y definir la estrategia que seguirán rumbo a las elecciones legislativas de noviembre de 2018.

Además de Bernie Sanders, la senadora anti-Wall Street Elizabeth Warren fue incluida en el equipo, mientras el número dos del grupo, Dick Durbin, permanecerá en su posición y la senadora Patty Murray fue designada como la tercera al mando.

"Estamos listos para trabajar hombro a hombro con los Republicanos, a trabajar con el próximo presidente Trump sobre los temas en los que estamos de acuerdo, pero pelearemos contra el presidente electo cuando nuestros valores o los avances que hemos logrado sean amenazados", declaró Chuck Schumer.