Donald Trump ordena reforzar la frontera sur con 15 mil nuevos agentes

Border Patrol.
Un agente fronterizo estadounidense patrulla cerca de la frontera en Tecate, California
Border Patrol.
Un agente fronterizo estadounidense patrulla cerca de la frontera en Tecate, California

Donald Trump ordena reforzar la frontera sur con 15 mil nuevos agentes

Border Patrol.Un agente fronterizo estadounidense patrulla cerca de la frontera en Tecate, California
AFP
2017-02-21 |18:44 Hrs.Actualización18:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en dos días vendrán a México dos miembros clave del gabinete de Trump

El gobierno del presidente Donald Trump ordenó reforzar la seguridad de la frontera entre Estados Unidos y México con la contratación de 15 mil nuevos agentes. 

El Departamento de Seguridad Interior, encabezado por John Kelly, anunció que 5 mil agentes serán para la patrulla fronteriza y 10 mil empleados para la agencia de control de migración, conocida como ICE por sus siglas en inglés.

Pese a que el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, recordó que "cualquiera que esté aquí ilegalmente es sujeto de deportación en cualquier momento", descartó que el gobierno de Trump tenga planes para realizar deportaciones masivas.

Estas medidas del gobierno de Estados Unidos llegan a dos días de que el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el de Seguridad Interior, John Kelly, visiten México, para abordar la agenda bilateral en materia de seguridad y migración. 

Este lunes, en dos circulares internas, el Departamento de Seguridad Interior señaló que la prioridad seguirá siendo la captura y deportación de inmigrantes en situación irregular y con antecedentes criminales.

De acuerdo con los dos documentos, fechados el lunes y divulgados este martes en el sitio web oficial del Departamento, el gobierno mantendrá la práctica de anteriores administraciones de priorizar la deportación de indocumentados con antecedentes criminales.

Asimismo, el portavoz Spicer aseguró que en el gobierno anterior, del demócrata Barack Obama, la patrulla fronteriza y ICE "tenían las manos atadas" para cumplir las leyes migratorias.

Estas acciones también son el primer paso concreto y detallado para la aplicación de la promesa de campaña de Trump de expulsar del país a 11 millones de indocumentados -la mayoría mexicanos- independientemente de que hayan o no cometido crímenes violentos en su país de origen o en territorio estadounidense.

Con información de AFP