Aparece un Donald Trump argentino, con todo y su discurso antiinmigrante

Valla fronteriza.
Esta barrera se localiza en la frontera de Argentina con Bolivia
Valla fronteriza.
Esta barrera se localiza en la frontera de Argentina con Bolivia

Aparece un Donald Trump argentino, con todo y su discurso antiinmigrante

Valla fronteriza.Esta barrera se localiza en la frontera de Argentina con Bolivia
Tomada de El Tribuno
2017-02-07 |12:00 Hrs.Actualización12:06 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la idea de separar a las naciones con obstáculos materiales no es exclusiva de Trump

Un diputado argentino está a favor de que se construya un muro en la frontera, sí, como lo lees, al más puro estilo Donald Trump.

El legislador argentino del partido conservador Salta Somos Todos, Alfredo Olmedo, ve con buenos ojos que se edifique un muro en la provincia de Salta que limita con el departamento de Tarija, Bolivia.

Olmedo dio a conocer sus motivos en un debate transmitido por el canal de noticias argentino C5N.

“Yo conozco la frontera muy bien, por eso es que pido que haya un muro. No tenga duda de mi propuesta porque lo que pasa en la frontera de Argentina con Bolivia es que no tenemos una lancha que controle el río, radares que controlen los aviones, aviones que sobrevuelen la zona, si usted tiene 600 kilómetros por donde ingresa lo que sea, como la droga, la trata de personas, entonces hay que hacer un muro", dijo el legislador argentino.

Olmedo aseguró que respeta mucho al pueblo boliviano y lo considera trabajador, pero existen algunos delincuentes que no deben pasar hacia Argentina.

"El delincuente, que se quede del otro lado, y si hay un delincuente que entró de Colombia, Paraguay, del lugar que sea, se tendrá que regresar a su casa, ¿por qué lo tenemos que mantener en la cárcel? Recordemos que cometió un delito y le estamos pagando un techo y comida con nuestros impuestos, yo le digo a los argentinos que no le teman a un muro", agregó el legislador.


Pero las sugerencias de Olmedo no pararon con la construcción de un muro. A través de su cuenta de Twitter, el diputado argentino pidió mandar militares a la frontera con Bolivia.

La reacción por parte del parlamento no se hizo esperar.

"¿Qué hará la esposa de Macri (Juliana Awada), sin bolivianos en sus talleres?, comentó el presidente del Senado boliviano, José Alberto Gonzáles.

"Lamento esas declaraciones; creía que habíamos avanzado en la región sobre todo en el Mercosur hacia la eliminación de fronteras", agregó.

Argentina es el segundo socio comercial de Bolivia y Evo Morales sostenía buenas relaciones con el gobierno de la expresidenta Cristina Fernández, pero las cosas cambiaron cuando Mauricio Macri llegó al poder, en diciembre de 2015, reportó la AP.

LA TENSIÓN

El presidente de Argentina Mauricio Macri puso en vigor el pasado 1 de febrero normas que facilitan la expulsión de extranjeros convictos para combatir el aumento del crimen, mismas que llegaron precedidas por declaraciones de su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, donde atribuye a migrantes de Bolivia, Paraguay y Perú los focos de delincuencia vinculados al narcotráfico en Argentina, de acuerdo con la AP.

El ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira, dijo que las medidas migratorias en el vecino país podrían generar "xenofobia, discriminación y racismo", y afirmó que sólo 13% de los detenidos por narcotráfico en Argentina son extranjeros.

En Argentina, una encuesta reveló que ocho de cada diez ciudadanos está a favor de endurecer el control al ingreso y permanencia de extranjeros que representan el 4.5% de los 40 millones de habitantes de ese país.

LA VALLA

Actualmente existe una valla entre Argentina y Bolivia para impedir el paso de inmigrantes al territorio argentino.

Se trata de una valla con columnas de cemento de 300 metros de longitud que se encuentra en el puente internacional La Quiaca-Villazón, en la provincia de Jujuy (Argentina), y la provincia de Modesto Omiste (Bolivia); el obstáculo fue construido en 2015 como parte de un operativo contra la delincuencia organizada, el tráfico de drogas y trata de personas, informó la Gendarmería Nacional de Argentina, en un comunicado.

"Como país soberano la Argentina está en todo su derecho de aplicar políticas que garanticen seguridad para los argentinos y en el caso particular de quiaqueños", dijo la dependencia gubernamental.