¿Trump está cerca de ser despedido de la Casa Blanca?

La preocupación.
El presidente de Estados Unidos enfrenta una etapa complicada en su mandato por posible obstrucción de la justicia
La preocupación.
El presidente de Estados Unidos enfrenta una etapa complicada en su mandato por posible obstrucción de la justicia

¿Trump está cerca de ser despedido de la Casa Blanca?

La preocupación.El presidente de Estados Unidos enfrenta una etapa complicada en su mandato por posible obstrucción de la justicia
AP
2017-06-09 |06:10 Hrs.Actualización07:23 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Trump es uno de los hombres más poderosos del mundo

Los últimos días han provocado dolores de cabeza al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, e incluso se habla de un posible proceso de destitución que lo dejaría fuera de la Casa Blanca.

¿Pero qué tan factible es? Mucho, si el Congreso estadounidense comprueba que el magnate obstruyó la justicia. 

Síguenos en Twitter @nacion321

La sección 4 del segundo artículo de la Constitución de Estados Unidos dice que el presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios públicos estadounidenses pueden ser removidos de sus cargos por traición, soborno u otros crímenes y delitos menores, mediante el proceso de impeachment (destitución).

Corresponde al Congreso, de mayoría republicana, destituir al presidente si estima que es culpable de alguno de los delitos establecidos en la legislación.

Entre las múltiples causas para que un presidente sea sujeto a un impeachment se encuentran los delitos de traición, soborno, conflictos de interés, mal uso de funciones y obstrucción de la justicia.

Además, el Código de Justicia de Estados Unidos, en su artículo 1505 establece que el delito de obstrucción de Justicia es cometido por cualquiera que "corruptamente, por amenazas, a la fuerza, mediante una carta o influencias de comunicación, obstruya, impida o se esfuerce en influir, obstruir o impedir la debida y correcta administración de la ley"

Es aquí donde Trump debería ponerse a temblar, ya que su aparente interferencia en la investigación del FBI sobre los supuestos vínculos entre su equipo de campaña y funcionarios de Rusia, podría ser tipificada como obstrucción de la justicia.

¿Y SÍ LO HIZO?

La comparecencia de James Comey, ex director del FBI, puso a dudar a los congresistas porque dejó entender que durante algunas conversaciones que sostuvo con Trump, éste quería que renunciara a su investigación sobre las relaciones entre el exconsejero de seguridad nacional, Michael Flynn y Rusia.

Comey aseguró que las presiones del presidente Trump fueron "muy perturbadoras", aunque admitió que nunca le pidió expresamente que interrumpiera el proceso.

"No pienso que deba decir si las conversaciones que tuve con el presidente fueron obstrucción de justicia. Fue una cosa muy perturbadora, desconcertante", aseguró Comey.

Otro dato clave que da Comey es que durante una cena que tuvo con el presidente, le preguntó si quería seguir como director del FBI y sostuvo que quedó preocupado por la posibilidad de que el mandatario estuviera tratando de crear "algún tipo de relación clientelar".

Además, antes de su comparecencia, Comey envío su testimonio por escrito donde señala que Trump lo llamó el 30 de marzo para decir que él no tenía nada que ver con Rusia y le preguntó qué se podría hacer para "despejar la nube" respecto a la investigación del FBI.

¿QUÉ DICEN LOS EXPERTOS?

Brandon Garrett, profesor de Derecho de la Universidad de Virginia, explicó a AP  que "debe haber una intención" de obstaculizar, con conocimiento de causa, el buen funcionamiento de la justicia de estadounidense.

Para Joshua Dresser, profesor de la Universidad estatal de Ohio, "el despido de Comey es hasta ahora la mejor prueba de que Trump actuó de manera corrupta", explicó a la AFP.

Sin embargo, Dresser estima que ningún fiscal correría el riesgo de procesar a Trump sobre esta base, ya que precisa "pruebas que considere suficientes como para declararlo culpable, más allá de toda duda razonable, y todavía no hemos llegado allí".

Otra reserva, según los expertos, es que existe un debate sobre si una investigación del FBI puede ser contemplada dentro del campo del funcionamiento del sistema judicial y por ende, ser objeto de una obstrucción de la justicia.

Para Andrew Wright, profesor de la Escuela de Leyes de Savannah, el comunicado de Comey podría ser usado para mostrar que Trump es responsable de obstrucción a la Justicia. "Muestra que el presidente hizo todo lo que pudo para poner fin a la investigación a Flynn", sostuvo.

Las opiniones están divididas, en parte porque no existe un precedente en la historia de Estados Unidos. 

"Hay dudas considerables en cuanto a si un presidente en ejercicio puede ser inculpado, sin hablar de ser condenado", explicó a la AFP Charles Collier, profesor de la Universidad de Florida.

¿Puede la obstrucción de justicia servir de base a un procedimiento de destitución?

Sí, aunque el concepto de obstrucción de la justicia pertenece al sistema judicial, mientras que el procedimiento de destitución es enteramente político.

Este proceso podría ser lanzado incluso si Trump no es formalmente acusado por la justicia. Esto fue lo que le ocurrió al expresidente Richard Nixon en 1974; sin embargo, renunció antes de que iniciara el procedimiento.