5 temas clave en los que Donald Trump cambió de opinión

Cambio de opinión.
Parece que Donald Trump se dio cuenta que ser presidente no era tan sencillo como creía
Cambio de opinión.
Parece que Donald Trump se dio cuenta que ser presidente no era tan sencillo como creía

5 temas clave en los que Donald Trump cambió de opinión

Cambio de opinión.Parece que Donald Trump se dio cuenta que ser presidente no era tan sencillo como creía
Especial
2017-04-16 |08:55 Hrs.Actualización08:55 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la opiniones de esta persona tienen repercusiones mundiales

El presidente Donald Trump está cambiando drásticamente de opinión en temas clave y él mismo explica la razón de ello: ahora conoce realmente sobre esos asuntos.

Un ejemplo de ello es la tensión internacional creada por Corea del Norte. "Después de escuchar por 10 minutos, me percaté de que no es tan fácil", dijo el presidente de Estados Unidos después de una charla con el mandatario chino, Xi Jinping, en las que Trump esperaba lograr que China presionara a Corea del Norte para que ese último país no desarolle su programa nuclear.

Síguenos en Twitter @nacion321

"Tenía el fuerte presentimiento de que ellos (China) tenían un poder tremendo sobre Corea del Norte", dijo el presidente estadounidense en entrevista con The Wall Street Journal. "Pero no es lo que uno creería", reconoció el propio Donald Trump.

Este es apenas uno de los comentarios recientes que apuntan a lo que parece ser una transformación moderada para un presidente excéntrico.

Mientras se acerca a sus primeros 100 días en la Casa Blanca, Donald Trump parece estar adoptando cada vez más lo que él describe como "flexibilidad", reconociendo que posiblemente no pensó bien algunos los temas sobre los que tanto habló durante su campaña política. En los últimos días, el outsider de la política que prometió poner de cabeza a Washington D.C. ha cambiado de opinión en temas como estos:

1. ADIÓS A LA HOSTILIDAD CON CHINA

Trump dejó de decir que China manipula su moneda. Durante su campaña Trump atacó reiteradamente a China, país al que acusó, por ejemplo, de manipular la cotización del yuan, la moneda china, para obtener supuesto beneficios comerciales y financieros.

2. EL CASO SIRIA

El magnate repensó su opinión sobre no intervenir en el conflicto en Siria y ordenó un ataque armado a un cuartel del régimen sirio de Bashar al Assad. Desde antes de que anunciara su intención de buscar ser presidente, Donald Trump criticó varias veces la intervención de Estados Unidos en la guerra civil que ocurre en Siria desde 2011. El magnate llamó constantemente a atender a Estados Unidos primero e incluso esta postura se convirtió en uno de sus lemas de gobierno.

Sin embargo, el supuesto ataque químico que realizó el gobierno de al Assad cambió la opinión de Trump sobre el conflicto en Siria, y el republicano de hecho ordenó un bombardeo contra el régimen sirio apenas la semana pasada.

3. CÓRTALAS, PUTIN

El presidente Trump dejó de tener un enfoque cálido y lleno de guiños hacia el presidente Vladimir Putin, al declarar que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia "posiblemente están en su momento más bajo". Tras la elección presidencial en noviembre de 2016, surgieron rumores que apuntaban a una posible intervención rusa para favorecer al magnate republicano. Los nexos de Trump y su equipo con Rusia levantaron sospechas, e incluso el pasado gobierno estadounidense, que comandaba Barack Obama, ordenó una investigación al respecto.

Antes de asumir como presidente, Donald Trump llegó a asegurar que podía levantar las sanciones que el expresidente Barack Obama impuso en la recta final de su mandato a Rusia, país presidido por Vladimir Putin. Sin embargo, ahora la cálida relación a distancia entre Trump y Putin parece enfriarse.

4.SIN CRÍTICAS PARA LA OTAN

Trump cambió de opinión sobre la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) y aseguró que en realidad no es obsoleta, como había dicho antes. La OTAN es una organización entre países americanos, europeos y algunos otros para cooperar militarmente, surgió hace décadas como respuesta a las alianzas que la extinta URSS (la actual Rusia) hizo con otras naciones. 

Durante su primer discurso ante el Congreso, a pocos días de asumir la presidencia, Donald Trump afirmó que apoyaba a la OTAN, pero consideraba que los países miembros deberían realizar "aportaciones justas" al presupuesto con el que opera ese tratado, pues Estados Unidos es el país que más dinero destina a esa organización. 

Sin embargo, el pasado jueves Donald Trump recibió en la Casa Blanca al secretario general del tratado, el noruego Jens Stoltenberg, y en la rueda de prensa posterior aseguró que la OTAN ya no es obsoleta pues "ahora combate al terorismo".

5. DEL ODIO AL AMOR HAY UN BANCO

El empresario se dio cuenta de que conviene mantener al Banco de Importaciones y Exportaciones de Estados Unidos, al cual calificó previamente de estar "sobrecontratado" y que prometió eliminar durante su campaña presidencial.

Trump prometió durante su campaña tomar medidas para aligerar las estructuras del gobierno de Estados Unidos y desregular la economía y el comercio, promesas entre las que se encontraba reformar e incluso desaparecer el banco que hoy considera útil

"ESTÁ APRENDIENDO"

Los aliados del presidente dicen que Trump simplemente está creciendo en el puesto, tomando lo que aprende y adaptándose. Sin embargo, a la Casa Blanca le cuesta explicar algunos de los cambios.

Cuando el pasado miércoles le preguntaron al vocero presidencial sobre la creciente lista de cambios de opinión, Sean Spicer respondió que la OTAN de hecho "está evolucionando hacia la posición del presidente" y no al revés, enfocándose más en el terrorismo y alentando a las naciones a que aporten más a la defensa.

"¿Y qué hay de los demás cambios además de la OTAN?" se le preguntó a Spicer. "La OTAN está de hecho avanzando hacia Trump", respondió otra vez. Spicer.

Donald Trump, quien parece seguir en modo de campaña meses después de la elección, al parecer ahora está escuchando a diversos asesores. Su gurú de campaña, Steve Bannon, de alguna forma ha quedado marginado, mientras las voces moderadas suenan cada vez más.

También podría ser que Trump solamente está buscando una forma de mejorar sus bajos niveles de aprobación, reconociendo que su mejor táctica podría ser un enfoque menos dogmático y más práctico.