¿Un presidente puede estar sin avión presidencial?

El nuevo avión presidencial.
El 'José María Morelos' es el actual transporte oficial de los mandatarios mexicanos
El nuevo avión presidencial.
El 'José María Morelos' es el actual transporte oficial de los mandatarios mexicanos

¿Un presidente puede estar sin avión presidencial?

El nuevo avión presidencial.El 'José María Morelos' es el actual transporte oficial de los mandatarios mexicanos
Cuartoscuro
2018-04-19 |06:08 Hrs.Actualización13:45 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque qué hacer con el nuevo avión presidencial fue uno de los temas de la campaña presidencial

Seguro has escuchado que Andrés Manuel López Obrador ha propuesto vender el actual avión oficial -al servicio de Presidencia desde enero de 2016- e inclusó señaló que se lo ofrecería a Donald Trump, el mandatario estadounidense. 

Según el tabasqueño, vender el avión presidencial ayudaría a alcanzar la austeridad republicana que tanto ha prometido a los mexicanos. 

Pero más allá de su costo y modelo, ¿por qué un presidente necesita un avión oficial? Nación321 consultó a dos expertos y esto nos dijeron.

SEGURIDAD

La principal razón por la que el Ejecutivo mexicano necesita transportarse en un avión oficial es una cuestión de seguridad nacional, explicó el doctor Gustavo López, profesor de la Escuela de Ciencias Sociales del Tec de Monterrey. 

El académico señaló que, en un contexto como el mexicano donde el presidente es el jefe de Estado y de Gobierno, su investidura requiere de los suficientes elementos de seguridad para que no se ponga en riesgo su vida.

"La construcción de la administración pública mexicana hace que dependa del presidente; su ausencia pondría en riesgo el proceso de toma de decisiones en todos los espacios."

El pasado 9 de abril, López Obrador aseguró que si ganaba la Presidencia y vendía el actual Transporte Presidencial 01 -el avión nuevo- viajaría al extranjero en vuelos comerciales. Ante la pregunta de qué haría si su vuelo se retrasa y, por ejemplo, no llega a tiempo a Nueva York para acudir a una cumbre de Naciones Unidas, el candidato de Morena señaló: "Pues no llegué". Su respuesta se volvió viral. 

¿Pero que implicaría que un presidente de México viaje en vuelos comerciales? Ahí te va. 

Si el Ejecutivo mexicano vuela en cualquier aerolínea, el Estado Mayor Presidencial (EMP) tendría que tomar el control del aparato, pues ese órgano es el encargado de velar en todo momento por la seguridad del presidente y se tendría que hacer una revisión exhaustiva al resto de pasajeros y tripulación, además de asegurar el aeropuerto que se usaría, lo que seguramente ocasionaría demoras adicionales, expicó Gustavo López del Tec de Monterrey.

El académico dijo que más allá de variables como rutas y horarios, hay una razón por la que las naciones modernas tienen a su disposición una flota de transportes oficiales como aviones, helicópteros y demás vehículos para que los mandatarios no vuelen en aerolíneas comerciales:

"Hacerlo implicaría una logística que pondría en riesgo no únicamente al presidente, sino también al resto de las personas que utilizan esos servicios en ese momento determinado."

Gustavo López se refiere a que, por ejemplo, se filtre información sobre el vuelo comercial en el que viajará el presidente mexicano, lo que haría a ese avión blanco de posibles ataques terroristas o con fines de desestabilización política y social.

LA VOZ DE LA EXPERIENCIA

Nación321 consultó a un exfuncionario que vio de primera mano la dinámica de los viajes de un presidente, es más, fue quien los organizó. Hablamos de Juan Claudio Morones, quien fue el director general de coordinación y logística de Presidencia, durante todo el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, entre 2006 y 2012.

Morones señala que hay dos diferencias clave entre un avión comercial y uno oficial: sus horas de vuelo y su mantenimiento. 

Un transporte presidencial no tiene tantas horas de vuelo como el de cualquier aerolínea y su mantenimiento tiene rigor militar a cargo del Estado Mayor Presidencial:

"Cada cierto tiempo se realiza un 'overhaul', que consiste en desmontar toda la aeronave y la revisan para evaluar el estado de cada una de sus piezas."

El exfuncionario federal considera que uno de los inconvenientes que tendría un presidente al viajar en aviones comerciales sería el de modificar su agenda de acuerdo a las circunstancias políticas del momento.

"Por ejemplo, recuerdo que cuando secuestraron al "Jefe Diego", el avión no salió. Había un tema ahí en particular del presidente tomando ciertas decisiones y salimos dos horas después."

También, Juan Morones narra cuando un suceso inesperado modificó la ruta del avión oficial en el aire, pues el entonces presidente debió atender una contingencia:

"Recuerdo que de algún viaje de Nueva York a la Asamblea General de Naciones Unidas, regresamos a una situación muy complicada de un huracán en el sureste del país. Suponiendo que él (Felipe Calderón) hubiera estado en un avión comercial, no hubiera podido estar donde se requería en cuestión de horas."

Por otra parte, Morones explicó que otra razón para usar un avión oficial es que los presidentes suelen despachar en el aire porque viajan acompañados de secretarios de Estado, subsecretarios, legisladores y hasta empresarios.

El exencargado de logística de Presidencia durante el sexenio de Calderón consideró que si bien se puede discutir en torno al precio de un avión presidencial, no es debatible si se tiene que usar porque está en juego la operatividad del gobierno federal: 

"Usar el transporte oficial representa muchas otras cosas más que una voluntad", aseguró.

¿PERO QUIÉN TIENE LA ÚLTIMA PALABRA?

Como te mencionamos, el Estado Mayor Presidencial es el encargado de la seguridad de los presidentes mexicanos. Ese órgano se rige por un reglamento, y modificarlo es una facultad del Ejecutivo. Por ello, podrían modificar como consideren mejor la norma que rige al EMP, incluyendo lo respectivo a su seguridad y el uso del avión.

Sin embargo, tanto el doctor Gustavo López como Juan Claudio Morones coinciden en que si bien el próximo presidente no quiere usar el José María Morelos y Pavón -el nombre oficial del avión presidencial-, lo más conveniente es que use otro transporte oficial.

"Es muy complicado viajar en aviones comerciales, sería mejor que viaje en un avión viejo o en otro tipo de aeronave"

Gustavo López

Además, Morones señala que el actual Transporte Presidencial 02 -el que se usó desde el gobierno de Miguel de la Madrid hasta el de Felipe Calderón- continúa siendo parte de la flotilla oficial, es decir, aún podría ser usado si así lo requiere el actual presidente... o el siguiente.