El motivo por el que las ONG no quieren a Raúl Cervantes de fiscal general

Raúl Cervantes y su posibilidad de ser el primer fiscal de la República ha provocado críticas de la oposición
Raúl Cervantes y su posibilidad de ser el primer fiscal de la República ha provocado críticas de la oposición

El motivo por el que las ONG no quieren a Raúl Cervantes de fiscal general

La polémica.Raúl Cervantes y su posibilidad de ser el primer fiscal de la República ha provocado críticas de la oposición
Cuartoscuro
2017-08-29 |13:31 Hrs.Actualización07:33 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque quién sea fiscal se encargará de procurar justicia en los próximos años

El nombramiento del primer fiscal general de la República es uno de los temas claves del nuevo periodo de sesiones del Senado de la República, que inició el próximo viernes 1 septiembre. 

En los últimos días el tema ha estado en la opinión pública y hasta generó el hashtag #FiscalíaQueSirva. Aquí te explicamos por qué tanta controversia.

EL INICIO

En la reforma constitucional aprobada en febrero 2014 se estableció que la Procuraduría General de la República (PGR) se transformaría en la Fiscalía General de la República a más tardar en 2018 y con esto se nombraría también a un fiscal general, quién durará nueve años en su encargo. Sin embargo, el nombramiento del fiscal está atascado.

¿Qué atora este nombramiento?

La polémica radica en que Raúl Cervantes Andrade, actual titular de la Procuraduría General de la República (PGR), pasaría a ser el primer fiscal general de México.

Esto porque la reforma de 2014 dicta que la Fiscalía entrará en funciones una vez que se apruebe la Ley Orgánica por el Congreso de la Unión, y en el artículo Décimo Sexto transitorio se determina que quien sea el procurador en ese momento (Raúl Cervantes), se convertirá de forma automática en el primer fiscal general.

Varias organizaciones civiles aseguran que Cervantes Andrade, quién ocupa el cargo de procurador desde el 25 de octubre de 2016, no es apto para el cargo por su pasado partidista.

La organización civil México Unido contra la Delincuencia hizo una petición en Change.org para evitar que Cervantes llegue a la Fiscalía, por considerar que no es independiente ni autónomo. Hasta el momento, el documento ha sido firmado por 6 mil 414 personas.

"Ante la ausencia de condiciones que garanticen la independencia y autonomía de un Fiscal Especial Anticorrupción, el colectivo #FiscalíaQueSirva alerta sobre los riesgos de este nombramiento, puesto que las reglas del proceso de designación, y la falta de garantías que aseguren la autonomía de la Fiscalía no aseguran la legitimidad y la eficacia incluso del más virtuoso de los aspirantes a combatir la corrupción en México", advirtió México Unido contra la Delincuencia.

RESPUESTA PRESIDENCIAL

La polémica de este caso provocó que el presidente de México enviara al Senado en noviembre del año pasado una iniciativa de decreto para modificar la reforma constitucional que creó la Fiscalía General de la República.

La iniciativa del Ejecutivo propone que una vez que se declare la autonomía de la Fiscalía, el Senado deberá iniciar el procedimiento para nombrar al nuevo fiscal.

Pero... El procurador en funciones continuará en su encargo hasta que el Senado designe al fiscal general y además podrá ser considerado para participar en el proceso de designación, lo cual otorga a Raúl Cervantes una oportunidad de ser fiscal.

LA OPOSICIÓN

Tanto el PRD como el PAN presentaron iniciativas de decreto en noviembre de 2016 para evitar que Raúl Cervantes sea el primer fiscal general de la República.

En su propuesta los senadores perredistas dijeron que existe incertidumbre en el proceso de designación del fiscal, lo que representa una falla en el diseño constitucional que no da certeza y transparencia.

El Grupo Parlamentario del PAN aseguró que la Fiscalía General de la República debe ser ocupada por una persona que no tenga filias ni fobias partidistas "que logre generar una percepción de confianza a la ciudadanía, a efecto de erradicar la idea de afinidades en el poder que perpetúan la impunidad de la clase política".

PASADO PRIISTA

El titular de la PGR es doctor en Derecho por la Universidad Panamericana y se incorporó a las filas del PRI de manera oficial en 1997, de acuerdo con la página del Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación.

Raúl Cervantes ha sido diputado federal en dos ocasiones (2000 y 2006) y es senador de la República con licencia, ambos cargos representando al PRI, de acuerdo con el perfil profesional del funcionario publicado en la página de la PGR.

Anteriormente, Cervantes Andrade fue consejero político del PRI en la Ciudad de México, delegado en varias asambleas nacionales, secretario de asuntos jurídicos y desempeñó otros cargos dentro del tricolor.

En 2003 fue nombrado coordinador jurídico del partido y en 2012 fue el encargado de la defensa legal del PRI, cuando fue acusado por el PAN y el PRD de haber rebasado el tope de gastos de campaña y lavado de dinero, mediante la empresa Monex.

¿QUÉ DICE RAÚL CERVANTES?

El procurador Raúl Cervantes Andrade le dijo a los senadores en una comparecencia en octubre de 2016 que no quiere ser fiscal general de la República en automático, ya que ese tema le corresponde al Senado.

"Estoy convencido de que debemos construir una institución profesional, eficaz, eficiente, abierta, confiable y firme. Lo más importante es contar con un sistema de procesos que garanticen las investigaciones científicas, sistemáticas, imparciales, expeditas, que den lugar a acusaciones sólidas y creíbles, con independencia de quien sea el titular de la fiscalía", dijo a los senadores Raúl Cervantes.

El procurador agregó que para asegurar que la Fiscalía General de la República construya su autonomía política, se deberán realizar mandatos y acciones que garantice a las víctimas que el Ministerio Público los verá como los destinatarios del sistema de procuración de justicia.