Calificadoras extranjeras no confían en AMLO, pero México sí

Apoyo.
Los mexicanos tienen más confianza y optimismo en la economía nacional
Apoyo.
Los mexicanos tienen más confianza y optimismo en la economía nacional

Calificadoras extranjeras no confían en AMLO, pero México sí

Apoyo.Los mexicanos tienen más confianza y optimismo en la economía nacional
Cuartoscuro
2019-03-07 |06:28 Hrs.Actualización06:28 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque López Obrador tiene el respaldo ciudadano

¿La economía de México va por mal camino? Algunas calificadoras internacionales han reducido sus perspectivas de crecimiento para el país, sin embargo, en el mercado interno hay confianza de los propios consumidores.

Por ello, aquí te presentamos ambos datos sobre el panorama general que hay en México y sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

CALIFICADORAS INTERNACIONALES

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) redujo este miércoles en 0.5 puntos porcentuales sus pronósticos de crecimiento para la economía de México de este año y 2020, dejándolos en 2% y 2.3%, respectivamente.

El pronóstico de la OCDE se suma a las reducciones en las proyecciones de crecimiento para México del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde argumenta el organismo internacional que México tendrá dificultades ante una menor inversión privada. 

El FMI recortó en enero su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto para 2019 a 2.1% desde el 2.5% previsto originalmente en su reporte de octubre del año pasado.

Por otra pare, la calificadora S&P bajó el pasado viernes la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.

La firma S&P explicó en un comunicado que el cambio en las políticas del gobierno para reducir participación de la iniciativa privada en el sector energético y otros proyectos han llevado a una caída en la inversión y la confianza.

MEXICANOS SÍ CREEN EN EL PROYECTO DE AMLO

Sin embargo, los mexicanos tienen "otros datos". 

La confianza del consumidor rompió un récord histórico al alcanzar su mayor nivel desde que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) tiene registros (2001). 

El ascenso meteórico que se ha observado en la confianza del consumidor se remonta a julio del 2018, fecha que coincide con el triunfo de AMLO.

En tan solo ocho meses, los consumidores mexicanos incrementaron su confianza en 17% y una gran parte de este aumento se debe a su optimismo económico en el país.

De acuerdo con el órgano estadístico, el mayor 'espaldarazo' de confianza se puede visualizar al momento de preguntarle a los mexicanos sobre la condición económica que tendrá el país dentro del próximo año, ya que durante el último mes, el optimismo creció 4.1% respecto a enero, lo que ubicó a su respectivo índice en su mayor nivel desde abril de 2001 con 133.98 puntos.

El panorama actual también 'pinta' más optimista, ya que al preguntarle a los encuestados, ¿cómo considera usted la situación económica del país hoy en día comparada con la de hace 12 meses?, los niveles de confianza ascendieron en 11.6% respecto a enero.

Ese optimismo lo refuerza la medición del "bienestar subjetivo", donde el nivel de satisfacción con la vida reportado por la población adulta urbana en enero fue el mayor en la historia de la serie desde 2014, escribe Víctor Piz en El Financiero.

CONFIANZA EN COMPRAS DURADERAS

En relación con la situación económica del hogar, la confianza también ha mostrado incremento, aunque de una forma más moderada.

Al momento de preguntarle a los hogares mexicanos sobre su situación económica actual, los niveles de confianza se elevaron 2.4% con respecto a enero, mientras al tratar de imaginar como visualiza la situación económica de sus viviendas para el próximo año, los mexicanos también mejoraron su optimismo en 2.5% a tasa mensual.

Ante las posibilidades adquirir bienes duraderos como electrodomésticos, televisiones, estufas, licuadoras, entre otros tipos de aparatos, el panorama también luce alentador, ya que tan solo en febrero, la confianza para adquirir este tipo de bienes aumentó 9.1%, por lo que de acuerdo con el Inegi, no se había alcanzado este grado de optimismo desde marzo de 2006.

Con información de El Financiero