Beatriz Gutiérrez: quien lee un libro no está pegándole a nadie

Es la nueva obra de Beatriz Gutiérrez recopila diversos textos de escritores que han pasado desapercibidos
Es la nueva obra de Beatriz Gutiérrez recopila diversos textos de escritores que han pasado desapercibidos

Beatriz Gutiérrez: quien lee un libro no está pegándole a nadie

Tepic Literario.Es la nueva obra de Beatriz Gutiérrez recopila diversos textos de escritores que han pasado desapercibidos
Cuartoscuro
2019-02-02 |16:26 Hrs.Actualización16:26 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Beatriz Gutiérrez es una promotora de la lectura y la poesía

Al hablar del proyecto permanente de promoción a la lectura en el estado de Nayarit, que ya diseña el Festival Letras en Tepic, la doctora en Teoría Literaria e investigadora, Beatriz Gutiérrez Müller, aseguró que su participación en el plan nacional sobre ese tema “es con mucho cariño, donde sea que se ponga en práctica”.

La también esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que siempre que pueda habrá de asistir a lecturas públicas para conquistar las plazas públicas, sobre todo en aquellos sitios donde hay más violencia.

"He sostenido en más de una ocasión que quien tiene en la mano un libro, aunque este sea ‘aburrido’, no está pegándole a nadie"

«Beatriz Gutiérrez»

Invitada al Festival para presentar su reciente obra, “Tepic Literario. Revista mensual de literatura, variedades y anuncios”, que incluye un estudio y edición realizados por ella, Gutiérrez Müller aseveró que “los libros nos aquietan la mente y mientras se leen el lector no insulta a nadie, no le pega a nadie, ni patea a nadie”.

Subrayó que leer pública o privadamente es un acto de paz, por eso todos deberían tener el hábito de hacerlo con mayor frecuencia “porque este país ha sido muy violentado y se ha vuelto violento, las dos cosas a la vez”. Leer nos puede ayudar, no como terapia, pero sí como formación esencial del ser humano, pero si lo quieren hacer como terapia, háganlo”.

Insistió en que México debe leer más, y señaló que aunque hay quienes dicen que sí se lee, entonces la pregunta debe ser “¿qué estamos leyendo?”. Y en ese sentido prometió a Tepic que a ella y a otros lectores consumados se les verá con frecuencia leyendo en las plazas públicas, “y ojalá sea a autores locales”, dijo, y los asistentes le aplaudieron.

Hizo una analogía: “Quienes viven en poblaciones nayaritas que no son Tepic se quejan porque los de Tepic se favorecen con las partidas presupuestales, y, a su vez, los de Nayarit se quejan de los de la Ciudad de México; es un vicio que tenemos. Por eso cuando presento un libro voy a esas comunidades, pues si lo digo y no lo hago, seré contradictoria”.

La doctora recordó a los asistentes al Festival Letras en Tepic que ha pugnado mucho, a través de sus esfuerzos, porque todas las ciudades, por pequeñas que sean, tengan ferias y festivales como éste que se lleva a cabo en varias sedes abiertas a todo público. “Las plazas públicas eran lugares de erudición y conocimiento”, dijo, y ese espíritu debe prevalecer.