La hora sad: Regios sufren por la escasez de 'chela' en plena pandemia

Sin temer a los contagios, regios hacen filas de hasta 40 minutos para conseguir cerveza
Sin temer a los contagios, regios hacen filas de hasta 40 minutos para conseguir cerveza

La hora sad: Regios sufren por la escasez de 'chela' en plena pandemia

Adiós, vaquera.Sin temer a los contagios, regios hacen filas de hasta 40 minutos para conseguir cerveza
Héctor Cekeso
2020-05-08 |14:39 Hrs.Actualización14:37 Hrs.

El COVID-19 no es lo único que preocupa a los regios en estos días, pues a la presencia del virus se agrega un ingrediente más que los pone verdaderamente de cabeza: la falta de cerveza.

Después de que Jaime Rodríguez 'el Bronco', gobernador de Nuevo León, anunció el 3 de abril que se pararía la producción de la 'chela', la población regia, conocida por su alto consumo, vive un viacrucis para conseguirla.

Como si se tratara de un producto de primera necesidad, a los consumidores no les importa hacer largas filas a 40 grados centígrados y correr el riesgo de contagiarse por alcanzar a comprar un six o una caguama en los establecimientos en donde aún pueden encontrar.

En menos de una semana del paro de la producción de la cerveza, esta se comenzó a escasear, principalmente, en los establecimientos del área metropolitana.

Las hieleras y enfriadores con los logotipos de cerveza de los supermercados y tiendas de conveniencia comenzaron a verse vacíos, evidenciando la escasez, por lo tuvieron que ser rellenados con otros productos sin alcohol, como refrescos o jugos.

Ante la escasez, los expendios de cerveza, como los llamados depósitos, comenzaron a incrementar los precios del producto a más del 100%, por lo que muchos consumidores de bebidas embriagantes tuvieron que suplir la cerveza por otras bebidas como vinos y licores.

Raymundo Cruz, vecino de la Colonia ‪15 de Mayo‬, en Guadalupe, dijo que en las tiendas de su sector, la cerveza familiar (caguama) que tiene un precio de entre 25 a 35 pesos se incrementó de 50 hasta 90 pesos, mientras que un six de lata que cuesta 90 pesos subió a 150 hasta 200.

Debido a la gran demanda de la venta de cerveza por la falta del producto en el área metropolitana, algunas personas comenzaron a comprar en grandes cantidades en los municipios rurales y hasta en otros estados, como Coahuila y Tamaulipas, para revenderla.

Fidencio Vázquez, chofer de Uber, cambió su giro de trabajo y comenzó a conseguir cerveza en los municipios rurales ubicados en los límites con los estados de San Luis Potosí, Coahuila y Tamaulipas.

“La consigo a precio normal, obvio, tengo que dar una comisión y yo la revendo a personas, que a su vez ya también tienen sus clientes. Doy varias vueltas por día y en cada viaje me llego a traer hasta 40 tapas de cerveza, pero ya casi no hay, se batalla más”, dijo Vázquez.

Sin embargo, la escasez también llegó a los municipios rurales, por lo que el conseguir una cerveza en el área metropolitana de Nuevo León ya es casi imposible.

Pero desde el martes, tiendas como Oxxo y HEB ya empiezan a reactivar la venta de cerveza limitada, lo que genera largas filas y que el producto se acabé en un abrir y cerrar de ojos… el que alcanzó, alcanzó.

Y la interrogante de los regios es sobre qué terminará primero, si la cuarentena por el coronavirus o la escasez de la  venta de cheve.