Carolina Monroy asegura que quiere ser gobernadora del Estado de México

2016-11-28 |06:10 Hrs.Actualización07:00 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los destapes al interior del PRI ya comenzaron

Con el respaldo de una trayectoria política de más de tres décadas, la secretaria general del PRI, Carolina Monroy, se apunta para la gubernatura del Estado de México.

"Desde luego que quiero ser gobernadora del Estado de México, tengo 31 años de historia, una historia de trabajo, un camino de esfuerzo, ya lo he expresado en otras ocasiones, sé para qué y por qué quiero gobernar, y eso me parece que es importante"

En entrevista con Nación321, refiere que el priismo mexiquense tiene el criterio suficiente para elegir al mejor representante del partido en los comicios del próximo año y unificarse en torno del candidato o candidata.

En la contienda por el Estado de México, el PRI se alista para ratificar la gubernatura ante la posibilidad de que los opositores PAN y PRD construyan una alianza para aspirar a gobernar por primera vez el territorio mexiquense.

En este escenario, Monroy afirma que es tiempo de que una mujer tome las riendas del Estado de México y por ello resalta que ella cuenta con la experiencia y el conocimiento suficiente de la región como para gobernar.

Afirma que como mexiquense, como política y como funcionaria pública, conoce bien el estado, por lo que cuenta con los elementos necesarios para responder a las necesidades de la población.

“Somos una entidad de 16 millones de habitantes con una conurbación a la Ciudad de México de 8 millones (…). Esta región metropolitana tendrá en el futuro muchos problemas que resolver”, comenta.

CIERRE DE FILAS

En los comicios locales de este año, el PRI perdió la contienda por la gubernatura de seis entidades, en tres de las cuales contendió con exmilitantes que fueron abanderados por la alianza PAN-PRD: José Rosas Aispuro, en Durango; Carlos Joaquín González, en Quintana Roo, y Miguel Ángel Yunes, en Veracruz.

La diputada federal del tricolor, Carolina Monroy, considera que si se observan bien los resultados de este año, la disputa electoral fue de PRI contra PRI, lo que los llevó a la derrota en seis estados.

“Somos un partido que perdió contra nosotros mismos y digo que perdió contra nosotros mismos porque la división interna hizo que algunos candidatos o precandidatos priistas se fueran a otros partidos y perdimos frente a uno de los nuestros, fue el caso de dos o tres entidades”, apunta.

De acuerdo con las encuestas de El Universal y Reforma, el PRI aventaja en las preferencias electorales al PAN en la contienda por el gobierno del Estado de México.

El Universal identifica al tricolor con 20.4% frente a 14% del PAN, mientras que Reforma los registra con 27% y 21%, respectivamente.

Por ello, Monroy enfatiza que en el Estado de México los priistas no pueden darse el lujo de dividirse, pues la lección de esas fracturas les costó varias derrotas en los pasados comicios estatales.

Asegura que a diferencia de las divisiones que se registraron en otros estados, el priismo mexiquense pondrá el ejemplo de la unidad.

"Segura estoy que llegará la persona que reúna la mejor circunstancia y condición de competencia, y desde luego que doy también por hecho que estaremos reaccionando y actuando como siempre, o sea, unidos, de veras unidos, no en el discurso porque también he visto en el país algunos sitios donde la unidad está en el discurso solamente, en el Estado de México lo llevamos a los hechos."

BLINDAJE ELECTORAL

Rumbo a los comicios locales de 2017 y de 2018, el PRI no puede postular a candidatos corruptos, puntualiza Carolina Monroy, secretaria general del tricolor.

Ante la figura de personajes como Javier Duarte, señala: “Debemos vigilar desde el partido que quien desee y aspire a una candidatura tiene que ser una mujer o un hombre blindados, probos, honorables y con una historia de aciertos y de prestigio. Te aseguro que nadie se equivoca a propósito y nadie imaginó jamás que tal o cual persona fueran a defraudar así al partido, de haberlo sabido seguramente no habrían sido candidatos”.

En ese sentido, la diputada federal advierte que el PRI no tolerará nuevos casos similares, mucho menos en el Estado de México.

“La gente deshonesta aquí no cabe más, porque el PRI no puede permitirse el seguir prestando su nombre a individuos que fallen a la confianza y desprestigien a una institución con una historia tan larga y con una historia tan importante y relevante para el país”.