Los LeBarón, la comunidad que intentó frenar al crimen organizado en Chihuahua

Julián LeBaron.
Tras la muerte de su hermano, Julián LeBarón se convirtió en activista
Julián LeBaron.
Tras la muerte de su hermano, Julián LeBarón se convirtió en activista

Los LeBarón, la comunidad que intentó frenar al crimen organizado en Chihuahua

Julián LeBaron.Tras la muerte de su hermano, Julián LeBarón se convirtió en activista
Cuartoscuro
2019-11-05 |12:35 Hrs.Actualización12:35 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el ataque a esta comunidad es una muestra más de los niveles de violencia que hay en el país 

Este 4 de noviembre, un grupo armado atacó las camionetas donde viajaban varios miembros de la familia LeBarón. En el atentado perdieron la vida 6 niños y tres mujeres, varios más resultaron lesionados.

El atentado horrorizó a México y cimbró a la familia LeBarón que lleva años siendo víctima de diversos ataques debido a su activismo. Acá te presentamos cómo esta familia mormona llegó al país y cómo ha sido su relación con el crimen organizado.

LA LLEGADA

La dinastía LeBarón llegó a Chihuahua en 1924 de la mano de Alma Dayer LeBarón, quien parte de la comunidad mormona en Estados Unidos, sin embargo por diversas diferencias con su grupo, decidió emigrar a nuestro país con toda su familia.

Varios años después, dos de los hijos de Dayer LeBarón (Joes y Ervil ) fundaron la Iglesia Primogénito de la Plenitud de los Tiempos, su principal fuente de ingresos fue la producción de nuez, por lo que comenzaron a plantar nogales en la zona y poco a poco lograron establecer una comunidad aislada, donde el principal idioma era el inglés.

La comunidad abarca el noroeste de Chihuahua, los municipios de Galeana, Ascensión y Casas Grandes.

EL SECUESTRO

El apellido LeBarón se apoderó de los titulares de la prensa en mayo de 2009, cuando miembros del crimen organizado secuestraron a Érick LeBarón, de 17 años. Los secuestradores solicitaron un millón de dólares para su liberación, pero la familia se negó y comenzaron a exigir seguridad a gobiernos municipales y estatales.


Aunque la estrategia funcionó de momento, los plagiarios liberaron al joven de 17 años, meses más tarde, Benjamín LeBarón y Luis Carlos Widmar fueron asesinados en venganza por no pagar el rescate de Érick.

De acuerdo con las autoridades, Benjamín fue levantado en su domicilio, ahí fue torturado, frente a esposa e hijos, y posteriormente obligado a ver los abusos sexuales que los plagiarios cometieron contra su esposa. 

15 minutos mas tarde apareció su cuñado Luis Carlos Widmar y ambos fueron sacados del domicilio y posteriormente asesinados.

Los delincuentes dejaron una lona que decía: 

"Para los de LeBarón que no crean, para que ahora sí crean, va como venganza por los 25 jóvenes levantados y detenidos en Nicolás Bravo".

Este mensaje en referencia al arresto de 25 supuestos secuestradores comandados por "El General" y que supuestamente fueron quienes secuestraron a Érick LeBarón.

Desde ese momento la familia LeBarón se convirtió en activista y comenzó a organizare para exigir mayor seguridad en su comunidad, además de pronunciarse en contra de los secuestros y la inseguridad de la región.

Julián LeBarón, hermano de Benjamín, se sumó al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad encabezado por el poeta Javier Sicilia y comenzaron a recorrer el país exigiendo a las autoridades de todos los niveles ponerle fin a la violencia que hay en México.

Antes de la masacre, Julián ya había denunciado que la violencia en la zona es una constante y que los secuestros seguían ocurriendo.

POLÉMICA POR EL AGUA

La inseguridad no es el único tema por el que los LeBarón son conocidos, pues hace un par de meses la familia tuvo un fuerte enfrentamiento con 500 ejidatarios de la organización campesina El Barzón.

Los barzonistas alegan que los LeBarón perforaron pozos de agua de manera ilegal para apoderarse de todo el líquido de la zona. El enfrentamiento ocurrió en el rancho La Mojina, cuando trabajadores recibieron a balazos a los barzonistas.

Además, alegan que debido a los lazos que la familia tiene con los políticos de la región, esa comunidad tiene protección especial y por ende las autoridades no actúan en consecuencia.

Al respecto, Julián LeBarón aseguró que fueron los del Barzón quienes llegaron a agredir a su gente, por lo que levantaron una denuncia y están a la espera de que las autoridades terminen las investigaciones.