Por qué las niñas de 10 años son tan importantes para el futuro del mundo

Reto mundial.
Las niñas de 10 años necesitan tener mejores oportunidades para que los países mejoren su calidad de vida
Reto mundial.
Las niñas de 10 años necesitan tener mejores oportunidades para que los países mejoren su calidad de vida

Por qué las niñas de 10 años son tan importantes para el futuro del mundo

Reto mundial.Las niñas de 10 años necesitan tener mejores oportunidades para que los países mejoren su calidad de vida
AP
2016-12-04 |08:35 Hrs.Actualización08:35 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque las niñas son el grupo que tiene el mayor riesgo de quedarse atrás en el desarrollo mundial

Mundo, tenemos malas noticias: le hemos fallado a las niñas de 10 años.

Las menores de esta edad enfrentan problemas más serios que los niños, debido a la discriminación por razón de género, de acuerdo con el estudio Estado de la Población Mundial del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).

"Millones de niñas de 10 años no reciben la protección suficiente de sus derechos y bienestar: muchas se convierten en jornaleras, responsables de las tareas del hogar u objeto de la trata sexual. Su niñez termina con una educación u oportunidades limitadas, violencia física o mental aunado a una mala salud y ningún poder de decisión en la sociedad"

Y eso no es todo: nuestro éxito o fracaso en el futuro depende de que las niñas de 10 años logren un desarrollo equitativo e inclusivo.

¿POR QUÉ?

Porque las 60 millones de niñas de esta edad en el mundo son el punto de partida del cumplimiento de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Esta agenda, adoptada por 193 países de Naciones Unidas en 2015, busca poner fin a la pobreza, el hambre y la desigualdad social.

"Las niñas de esta edad componen uno de los grupos de la población que corren mayor riesgo de quedarse atrás. La elevada probabilidad de que sus hijos hereden estas desventajas supondrá un lastre adicional para las esperanzas de cambio mundial”, indica el estudio.

“En muchos sentidos, la trayectoria vital de una niña de 10 años será la verdadera prueba de si la Agenda 2030 es un éxito o un fracaso” dijo Babatunde Osotimehin, secretario general adjunto de las Naciones Unidas.

Por si fuera poco, de las 60 millones de niñas de 10 años, 35 millones viven en países con niveles elevados de desigualdad entre los géneros.

En México, viven 1 millón 143,000 de niñas en esta edad.

EL MUNDO IDEAL

La buena noticia es que los países que adoptaron la Agenda 2030 de Naciones Unidas pueden hacer mucho en los próximos años para cambiar el futuro de las millones de niñas de 10 años.

Para el Fondo de Población de Naciones Unidas, en un mundo ideal la niña de 10 años va a una buena escuela, limpia y segura, no muy lejos de su casa. Los maestros la animan a levantar la mano y responder a las preguntas; sus libros de texto recogen historias sobre líderes y figuras históricas de ambos sexos.

"Si es buena en ciencias o matemáticas nadie le sugiere que estudie otra materia más femenina, adquiere destrezas que le ayudarán a organizar su vida, como el modo de mantener relaciones positivas, entender bien la sexualidad y la reproducción, adquirir conocimientos financieros básicos y evitar los riesgos para su bienestar físico y mental"

Además, la niña de 10 años no padece malnutrición ni obesidad, tiene las mismas oportunidades que los niños de explorar el mundo que la rodea, hacer amistades y participar en las interacciones sociales.

Las personas alrededor de la niña de 10 años las animan a que exprese su opinión y le ofrecen orientación pero también respetan sus decisiones. La niña de 10 años disfruta de acceso equitativo al mundo digital libre de peligros como los depredadores sexuales o el ciberacoso.

La menor de 10 años no es víctima de discriminación por motivos de etnia, discapacidad, ubicación ni ningún otro factor, existen sistemas de protección social orientados a mitigar los efectos de la pobreza.

“Solo esta opción permitirá al mundo proclamar con veracidad que ha transformado el curso del desarrollo y superado el desafío de los objetivos del desarrollo sostenible y en ello todos son responsables: los padres y los encargados de la formulación de políticas, pasando por profesores, médicos, economistas, emprendedores, periodistas y líderes comunitarios”, puntualiza el estudio del Fondo de Población de Naciones Unidas.

¿Apuntaron?