FOTOS: La historia de Santa Lucía, la sede del nuevo aeropuerto de AMLO

El presidente Miguel Alemán (centro) durante la apertura de la base aérea de Santa Lucía
El presidente Miguel Alemán (centro) durante la apertura de la base aérea de Santa Lucía

FOTOS: La historia de Santa Lucía, la sede del nuevo aeropuerto de AMLO

La inauguración.El presidente Miguel Alemán (centro) durante la apertura de la base aérea de Santa Lucía
Mediateca INAH
2018-10-30 |06:59 Hrs.Actualización06:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este será el aeropuerto que utilizarán millones de personas en los próximos años.

La base aérea de Santa Lucía "Alfredo Lezama Álvarez" será la sede del nuevo aeropuerto de México, luego de que un sector de la ciudadanía votó por cancelar el que actualmente se construye en Texcoco y que reprsentaba una de las obras más ambiciosas del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El nuevo aeropuerto estará listo en 2021 y funcionará junto con dos aeropuertos: el de Toluca y el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Benito Juárez y se espera que luzca así:

¿Pero cuál es la historia de Santa Lucía, la nueva sede aeropuertaria de México?

EL ORIGEN

La base aérea de Santa Lucía se encuentra en los terrenos del sistema lacustre que existía en la época mesoaméricana. Este sistema estaba conformado por cinco lagos: Texcoco, Xochimilco, Chalco, Zumpango y Xaltocan.

Sobre el área que formaban estos dos últimos cuerpos de agua es donde se ubica Santa Lucía, lugar que actualmente alberga una base aérea del Ejército.

"Xaltocan y su lago de agua salada fueron de mucha importancia por la riqueza de su fauna acuática comestible, lo que propició que varias etnias lo habitaran en distintas épocas, que van de 1300 a.C. a 1520, d.C. Estas etinas fueron los olmecas, tlatilcas, teotihuacanos, toltecas, otomies, chichimecas, tepanecas y mexicas", según información del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal en su página web.

HACIENDA JESUITA

Antes de ser una basea área, Santa Lucía era una hacienda perteneciente a los jesuitas. En el siglo 18, tuvo fama de ser una de las mejores haciendas en México, dedicada principalmente a la cría de ganado bovino y caprino.

Durante el siglo 20, la hacienda se convirtió en propiedad particular; y para 1941 el gobierno del Estado de México decretó que 2 mil 328 hectáreas, pertenecientes a la exhacienda de Santa Lucía, fueran concedidas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para que en dichos terrenos se construyera una escuela para los hijos de los soldados.

Este proyecto no se llevó a cabo porque surgió la necesidad de reubicar el Campo Aéreo Militar de Balbuena, el cual ya no era funcional; la opción tomada por el gobierno fue la de acondicionar los terrenos de Santa Lucía para construir la base aérea.

Cabe mencionar que con el paso de los años, el campo de Balbuena se convertiría en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México "Benito Juárez".

INAUGURACIÓN

El 24 de noviembre de 1952, el entonces presidente Miguel Alemán Valdés inauguró la base aérea de Santa Lucía, una de las obras más emblemáticas del sexenio.

Alemán Valdés develó la placa alusiva a la inauguración, para después hacer un recorrido por las instalaciones y pasar revista al personal y a las aeronaves.

La base aérea recibió el nombre de Alfredo Lezama Álvarez en honor al primer piloto militar Mexicano en lanzarse en paracaídas, el 1 de mayo de 1928.

En su momento, el presidente Alemán Valdés informó que en la base aérea se realizarían misiones de adiestramiento, transporte aéreo, auxilio a la población civil, operaciones logísticas, vigilancia aérea y de apoyo a la seguridad pública.

Días después, el 6 de diciembre de 1952, la nueva administración presidencial, dirigida por Adolfo Ruiz Cortines, clausuró las operaciones militares aéreas de la base aérea de Balbuena, que desde 1910 albergó a esta fuerza armada. 

En la base área también se construyó una unidad habitacional para las familias de los soldados y en 1959, el presidente Adolfo López Mateos visitó la zona para constatar que las viviendas estuvieran en las mejores condiciones.

Para proveer de víveres a los soldados mexicanos que vivían en Santa Lucía, el presidente López Mateos dio la instrucción de llevar tiendas móviles al lugar.

En esta imagen, vemos a López Mateos usando la Torre de Control de la base aérea de Santa Lucía.

ACTUALIDAD

Actualmente, la base aérea militar tiene la pista más ancha de México (75 metros) y es la segunda pista aérea más cercana al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México "Benito Juárez".

Hoy en día cuenta con una colonia residencial de militares del ejército mexicano que aloja a 3 mil familias.

Además, Santa Lucía es casa del Museo Militar de Aviación, establecido en el hangar del Escuadrón Aéreo 302.

"La obra museística se encuentra representada por una exposición permanente de aeronaves, vehículos, piezas únicas, documentos, fotografías y esculturas que proporcionan a la población usuaria la oportunidad de recorrer los pasajes y hechos gloriosos de la Fuerza Aérea Mexicana, como elemento activo y constante de la historia nacional", refiere la página oficial de la Presidencia de la República.