No más 'machos': la nueva forma de ser hombre en México

Nueva masculinidad.
Una comisión gubernamental propone que los hombres mexicanos aceptemos y adaptemos nuevos roles
Nueva masculinidad.
Una comisión gubernamental propone que los hombres mexicanos aceptemos y adaptemos nuevos roles

No más 'machos': la nueva forma de ser hombre en México

Nueva masculinidad.Una comisión gubernamental propone que los hombres mexicanos aceptemos y adaptemos nuevos roles
Twitter/@CONAVIM_MX
2017-04-24 |12:43 Hrs.Actualización16:18 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque ser hombre en México implica dejar atrás los prejuicios sobre lo que significa ser masculino

Aceptar tu vulnerabilidad, compartir el "control de la realidad" con las mujeres, no utilizar el poder para imponerte sobre otros, expresar tus emociones y no considerar a la homosexualidad como un peligro, son algunas de las cualidades de las "nuevas masculinidades" que deben ser el ideal en México.

Síguenos en Twitter @nacion321

Esto, de acuerdo a lo que propone la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) en la guía "Nuevas masculinidades: reconstruyendo la hombría"

El objetivo de la guía es fomentar una nueva forma de ser hombre y lograr que sea antisexista, antihomofóbica, antirracista y anticlasista.

Entre las cualidades que deben tener los hombres están: compartir el control de la realidad con las mujeres, es decir que no se crean el centro del Universo; no utilizar el poder para imponerse sobre otros/as; luchar por disfrutar de su trabajo y de su hogar por igual, así como compartir las labores domésticas y el cuidado de los hijos e hijas.

Otras cualidades de las nuevas masculinidades mexicanas incluyen reunirse con otros hombres para plantear cambios en sus actitudes; promover la no violencia en sus hijas e hijos; oponerse al machismo al reconocer las consecuencias negativas que éste ha traído a sus relaciones interpersonales así como no ver amenazada su masculinidad por compartir sus puntos de vista con las mujeres.

Finalmente, la guía propone no considerar la homosexualidad como un peligro para su masculinidad; ser contrario a una educación sexista y homofóbica para los hijos e hijas y estar de acuerdo con que la madre participe en el proceso de hacer al hijo un hombre así como buscar que el hijo, desde temprano, no desarrolle una identidad masculina agresiva ni egocéntrica.

"Se trata de conocer las limitaciones y peligros del modelo tradicional de masculinidad para que nos ayude a entender la urgencia del cambio cultural y la necesidad de redefinir la hombría, a fin de construir una sociedad mucho más igualitaria y libre de violencia contra las mujeres", menciona la Conavim.

En suma, la guía plantea que los hombres en México:

- Acepten su propia vulnerabilidad.

- Aprendan a expresar emociones y sentimientos (miedo, tristeza, etc).

- Pidan ayuda y apoyo.

- Resuelvan sus conflictos sin violencia

- Aprendan y acepten actitudes y comportamientos tradicionalmente etiquetados como femeninos, como elementos necesarios para un desarrollo humano integral.

¿QUÉ ES LA MASCULINIDAD?

La Convim define a la masculinidad como el conjunto de atributos, valores, comportamientos y conductas que son características de ser hombre en una sociedad y tiempo determinados.

Para Elisabeth Badinter, filósofa y experta en temas de género, la identidad masculina se adquiere por oposición, negando el lado femenino: el hombre debe convencer a los demás de tres cosas: que no es una mujer, que no es un bebé y que no es homosexual.

De acuerdo con la Conavim, el modelo tradicional de masculinidad en México y el mundo se apoya en cuatro elementos esenciales:

a) Restricción emocional: no hablar acerca de los propios sentimientos, especialmente con otros hombres.

b) Obsesión por los logros y el éxito: El mito del ganador, que implica estar en un permanente estado de alerta y competencia, ejerciendo un autocontrol represivo que regula la exteriorización del dolor, la tristeza, el placer, el temor, sentimientos generalmente asociados con la debilidad.

c) Ser fuerte como un roble: lo que hace a un hombre es que sea confiable durante una crisis, que parezca un objeto inanimado, una roca, un árbol, algo completamente estable que jamás demuestre sus sentimientos.

d) Ser atrevido: tener siempre un aura de atrevimiento, agresión, toma de riesgos y vivir al borde del precipicio.

"Estos cuatro elementos básicos se traducen en un estilo de relación con el mundo caracterizado por un comportamiento afectivo limitado, por una conducta sexual restringida, por actitudes basadas en modelos de control, poder y competencia, así como en una dificultad para el cuidado de la salud".