El confinamiento por COVID-19 provocó alza de tabaquismo

De acuerdo con un estadio hecho en América  Latina, en México, el cigarrillo provoca 173 fallecimientos cada día
De acuerdo con un estadio hecho en América Latina, en México, el cigarrillo provoca 173 fallecimientos cada día
De acuerdo con un estadio hecho en América  Latina, en México, el cigarrillo provoca 173 fallecimientos cada día
De acuerdo con un estadio hecho en América Latina, en México, el cigarrillo provoca 173 fallecimientos cada día

El confinamiento por COVID-19 provocó alza de tabaquismo

Vicio mortal.De acuerdo con un estadio hecho en América Latina, en México, el cigarrillo provoca 173 fallecimientos cada día
Cuartoscuro
Rufino Enríquez
2021-05-31 |07:01 Hrs.Actualización07:01 Hrs.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) otorga más de 300 mil consultas médicas cada año relacionadas al consumo de tabaco, afirmó Édgar Mondragón, jefe de Área Médica en la Coordinación Técnica de Excelencia Clínica en Enfermedades Respiratorias e Infecciosas, en el marco del Día Mundial sin Tabaco, que este lunes se conmemora.

El funcionario señaló que el confinamiento provocado por la pandemia de COVID-19 ha traído como consecuencia un incremento de casos de trastornos de ansiedad o depresión, lo que a su vez ha generado que personas con el hábito del tabaco estén fumando más, y otros que no eran fumadores se hayan iniciado en el consumo del cigarrillo.

Mondragón Armijo alertó que el tabaquismo incrementa en 96% la posibilidad de tener una evolución grave en el transcurso de la enfermedad en pacientes con COVID-19, si se compara con una persona no fumadora.

Asimismo, destacó que el hábito de fumar en pacientes con COVID-19 aumenta en 76 por ciento la posibilidad de ingreso a cuidados intensivos, intubación y fallecimiento.

Mediante un comunicado, el IMSS recordó que el tabaquismo es la primera causa de muerte prematura en el mundo y reveló que en sus hospitales se brindan anualmente más de 300 mil consultas médicas relacionadas al consumo de tabaco.

El desafío que representa el tabaquismo para los sistemas de salud se refleja en la cantidad de muertes diarias que produce en el mundo. De acuerdo con una investigación del argentino Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), realizada en ocho países de América Latina, en México, el cigarrillo provoca 173 fallecimientos cada día.

Anualmente en nuestro país se reportan 429 mil casos de enfermedades relacionadas con el tabaquismo y, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en todo el mundo, un 39% de los hombres y un 9 por ciento de las mujeres consumen tabaco.

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, la OMS aseguró que las tasas de tabaquismo más altas se registran actualmente en Europa, con un 26%, y las proyecciones sólo muestran que, a menos que se tomen medidas gubernamentales urgentes, únicamente se conseguirá una reducción del 2% para 2025.

En México, para combatir esta problemática, el IMSS realiza pláticas, talleres y cursos. Además, en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI se cuenta con la Clínica de Atención para Apoyar el Abandono del Tabaquismo.

"Se está contemplando la posibilidad de extender el número de clínicas para apoyar el abandono del tabaco, así como adquirir nuevos medicamentos efectivos para evitar la supresión por nicotina en las personas que abandonan el hábito de fumar", declaró el doctor Édgar Armijo.

Además, la dependencia tiene un convenio con los Centros de Integración Juvenil (CIJ) para el manejo integral de derechohabientes que desean dejar de fumar, quienes reciben apoyo en sesiones grupales y tratamiento médico.

El gobierno federal considera como un grave problema de salud pública al consumo de tabaco en cualquiera de sus modalidades, como ha señalado el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, para quien “no hay dosis saludables de tabaco, la dosis debe ser cero, absolutamente cero, en cualquiera de sus formas”.

México es uno de los países que se han adherido al Convenio Marco para el Control de Tabaco auspiciado por la OMS, y cuenta con la Ley General para el Control de Tabaco, que establece distintas medidas de regulación.

Además, el país impulsa una agenda para tener espacios 100 por ciento libres de humo, con la que se busca prohibir las áreas de fumadores, incluso en establecimientos comerciales.