¿Mala semana? Pues Alejandra Barrales lleva así todo un mes

La líder nacional del PRD siguen siendo blanco de malas noticias
La líder nacional del PRD siguen siendo blanco de malas noticias

¿Mala semana? Pues Alejandra Barrales lleva así todo un mes

Sigue la tormenta.La líder nacional del PRD siguen siendo blanco de malas noticias
Especial.
2017-03-24 |06:15 Hrs.Actualización06:15 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque es el primer personaje que repite en esta sección

La presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, lleva todo un mes recibiendo malas noticias y por eso este viernes aparece de nuevo en esta sección.

Barrales Magdaleno fue azafata por 12 años, pero en el 2000 decidió entrar a la política bajo los colores del PRD. Desde entonces ha sido legisladora local, federal, así como secretaria de Educación del gobierno capitalino.

En 2016, Barrales asumió el mayor puesto del PRD y fue ahí, como su dirigente nacional, donde empezaron a surgir sus problemas.

Los más recientes jaloneos dentro del partido comenzaron a finales del año anterior, cuando se comenzó a discutir la posibilidad de que el Sol Azteca se aliara con el PAN para la próxima elección para gobernador del Estado de México. 

Al final, no se dio la coalición, pero aún así el PRD batalló y retrasó el anuncio de su candidato Juan Zepeda. Esto provocó que diversos militantes mexiquenses solicitaran la renuncia de su líder.

Superada, o no, la disputa anterior, Barrales tuvo otro conflicto interno que afrontar: una rebelión interna en la bancada del partido en el Senado. Durante la presidencia de la exazafata, senadores como Mario Delgado, Zoé Robledo y Armando Ríos Piter abandonaron al Sol Azteca

Además, el coordinador del PRD en la Cámara Alta, Miguel Barbosa, expresó su apoyo a las aspiraciones presidenciales de Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena.

Esto desató otro pleito: Barrales reemplazó a Barbosa en la coordinación y lo sustituyó con Dolores Padierna, luego nombraron a Raúl Morón y finalmente, este jueves, Padierna asumió el cargo. 

Hasta entonces, distintos miembros del partido culpaban a Barrales por todos estos hechos, pero ella parecía haber salido ilesa.

LLUVIA DESDE MIAMI

Sin embargo, una tormenta mayor provino esta semana desde Estados Unidos.

La cadena Univisión reveló que la exazafata compró en 2015 un departamento en Florida, Miami, por casi un millón de dólares y que "olvidó" incluir en su declaración patrimonial 3 de 3

Esta compra levantó dudas, pues la actual presidenta del PRD pagó por ese inmueble, de acuerdo con la cotización del dólar en 2015, un millón 572 mil pesos cada mes, cuando su salario mensual como secretaria de Educación de la Ciudad de México no excedía los 70 mil pesos.

Acabó la semana, pero no sabemos si los problemas para la exazafata podrán acabar pronto o la seguirán hasta el siguiente mes.