¿Mala semana? Piensa en Sean Spicer y se te pasa

No se ayuda.
El secretario de prensa de EU retuiteó una nota sarcástica sobre él mismo
No se ayuda.
El secretario de prensa de EU retuiteó una nota sarcástica sobre él mismo

¿Mala semana? Piensa en Sean Spicer y se te pasa

No se ayuda.El secretario de prensa de EU retuiteó una nota sarcástica sobre él mismo
Especial.
2017-02-03 |06:12 Hrs.Actualización06:12 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Spicer da la cara por Trump ante los medios

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, no ha empezado con el pie derecho su trabajo en la administración de Donald Trump.

Entre algunas de sus funciones, Spicer tiene como objetivo fijar las posturas del gobierno del republicano frente a los medios estadounidenses y de todo el mundo, aunque no siempre lo ha hecho con los mejores resultados, y es que él tampoco se ayuda.

Para empezar, tuvo un polémico debut el 21 de enero, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Spicer citó a los reporteros para acusarlos de "reportes falsos deliberados" por decir y mostrar que la investidura del presidente tuvo baja afluencia comparada con otras, como la que tuvo Barack Obama en 2009. Lo cual, con las fotos, le generó diversas criticas y burlas.

Después, el pasado sábado 28 de enero, a través de su cuenta personal de Twitter, Sean Spicer retuiteó y comentó un post de The Onion, un sitio satírico del estilo de El Deforma en México. "¡Lo lograron!", escribió el funcionario sobre un tuit que afirmaba que "El rol de Sean Spicer en la administración de Trump será proveer al público estadounidense desinformación robusta y bien articulada". 

No queda claro si quiso responder al sarcasmo con sarcasmo, pero el fail de Spicer le causó cobertura mediática y no precisamente favorable.

Además, el mismo 28 de enero, las autoridades migratorias de EU detuvieron a un niño de 5 años que viajó de Irán al país norteamericano. Las autoridades migratorias en el aeropuerto detuvieron al familiar y al niño, y los mantuvieron retenidos por más de cuatro horas.

Tres días, después, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, justificó la retención del niño y aseguró que ninguna persona puede estar exenta de ser revisada y detenida, si representa algún peligro para los estadounidenses.

"El presidente reconoce que es su deber y obligación mantener a este país seguro. El asumir que una persona no es una amenaza solo por su edad o género de alguien sería un error", destacó Spicer, lo cual le volvió a generar criticas por sus declaraciones.

AL QUITE

Y es que Spicer tiene que salir a enfrentar las preguntas de los medios por todo lo que haga Trump. Como por ejemplo, la orden para restringir la llegada de viajeros a Estados Unidos provenientes de países musulmanes, que causó protestas a lo largo de Estados Unidos. Ante los cuestionamientos sobre por qué el gobierno no anunció su medida, Spicer respondió que fue necesidad de "garantizar que la gente no llegue en masa antes de que (el decreto) entre en vigor".

La medida migratoria de Trump también causó molestia entre el cuerpo de diplomáticos estadounidenses, quienes hicieron circular borradores de un memorando en el que criticaban la orden del presidente. "Si alguien tiene un problema con la agenda, eso pone en duda si deben continuar en su cargo", dijo Spicer. "Lo importante es la seguridad de Estados Unidos".

Después, el pasado martes 31 de enero, Donald Trump destituyó a la fiscal general estadounidense Sally Yates, luego de que cuestionó públicamente las medidas migratorias del gobierno del magnate. El secretario Sean Spicer acusó en un comunicado a Yates de haber "traicionado al Departamento de Justicia al negarse a implementar una orden legal diseñada para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos".

Este miércoles 1 de febrero, la Casa Blanca anunció que matizó sus restricciones a viajeros de países musulmanes, y que quienes tengan una "green card", es decir la residencia permanente, quedan exentos de esas restricciones. Por "razones de eficiencia", los ciudadanos en esta situación "no necesitarán ya la exención", explicó Spicer. ¿Te imaginas tener que salir a "limpiar" las acciones de Trump? Con un jefe como el se Sean Spicer, seguro se te pasa si tuviste una mala semana.