Ni cambiando de juez la libra, Rosario Robles seguirá su proceso en la cárcel

La exfuncionaria lleva 6 meses recluida en el penal de Santa Martha Acatitla
La exfuncionaria lleva 6 meses recluida en el penal de Santa Martha Acatitla

Ni cambiando de juez la libra, Rosario Robles seguirá su proceso en la cárcel

Rosario Robles.La exfuncionaria lleva 6 meses recluida en el penal de Santa Martha Acatitla
Especial
2020-02-06 |08:13 Hrs.Actualización08:13 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Rosario Robles aseguraba que la medida cautela interpuesta obedecía a intereses políticos 

Un juez de control declaró infundada la petición de Rosario Robles para modificar la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que ordenó que la extitular de Sedesol y Sedatu se mantenga en el penal de Santa Marta Acatitla. Esta es la tercera ves que le niegan la libertad.

Robles permanecerá presa durante todo el proceso penal que enfrenta por dos veces el delito de ejercicio indebido del servicio público pues según la Fiscalía General de la República (FGR) no evitó o denunció un desvío de más de 5 mil millones de pesos cuando fue secretaria de Estado en la administración de Enrique Peña Nieto.

En una audiencia que se prolongó por nueve horas con 10 minutos y concluyó a las 23:06 horas, el juez Gamter Alejandro Villar Cevallos determinó que pese a los nuevos datos de prueba aportados este miércoles por la defensa de Robles, las condiciones de riesgo de fuga que se detectaron al momento de imponerle la medida cautelar no han cambiado.

La medida cautelar fue interpuesta por el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, sobrino de la morenista Dolores Padierna, por lo que la defensa de Robles argumentó que había conflicto de interés y pidió reiteradamente que se cambiara al juzgador. A 6 meses de iniciado el caso y con el cambio de juez, la medida cautelar persiste.

La FGR aportó también nuevos datos que revelaron 30 viajes nacionales e internacionales de Robles entre 2018 y 2019, 11 de los cuales hizo cuando ya no era secretaría de Estado y en los cuales gastó cerca de 507 mil pesos. Tan solo el último de ellos, hecho a Europa, que iba a tener una duración de dos meses, le costó 184 mil 756 pesos.

El funcionario aseguró en la audiencia que la FGR “no tiene línea, ni busca cómo perjudicar a las personas, simplemente trabaja con datos objetivos”.

Pese al apercibimiento que hizo el juez para que las partes se condujeran con respeto y sin juzgar el trabajo de su contra parte, el Ministerio Público insistió en acusar a Robles y su defensa de ser desleales y mentir.

Aseguró que llegar a mentir al juzgado “es altamente reprochable” y agregó “no sabemos quién influya a quién, o si es un acuerdo que tienen”. Ademas, citó a Aristóteles con una frase alusiva. “El castigo del embustero es que no se le crea aún cuando diga la verdad”. Ello le valió una multa de mil 600 pesos.

En tanto, a Robles, quien se sometió a un interrogatorio de su defensa, no le valió su insistente argumento que dio ante el juez de que en agosto de 2019, al saber la imputación en su contra, por voluntad propia interrumpió su viaje a Europa para regresar a México, vía Costa Rica, a hacer frente a las imputaciones.

“Lo hice porque soy la más interesada en que esto se aclare, lo hice voluntariamente porque lo veo como una gran oportunidad para saber la verdad”, señaló Robles.

Sin embargo, el juez ni siquiera tomó en cuenta ese argumento porque advirtió que era un tema ya superado e incluso, agregó, los jueces ya lo habían valorado en favor de Robles.

Otras pruebas que desestimó el juez Villar Cervantes fueron la acreditación de su lugar de residencia, arraigo en el lugar que habita y sobre todo la aclaración de la falsedad en el trámite de una licencia atribuido a Robles y que sirvió, desde la audiencia del 13 de agosto pasado, al juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna para advertir que falseó declaración e imponerle la prisión preventiva justificada.

Y es que en la audiencia, Rosario Robles reveló que cuando fue secretaria de Estado rentó dos departamentos, uno en Reforma 222 y otro en Tennyson 223, colonia Polanco, porque estaban cerca de su lugar de trabajo y ello le permitía cumplir “cabalmente” su función en el gobierno federal.

“Renté para estar cerca de mi trabajo, otros se van a Palacio Nacional, yo renté para cumplir cabalmente mis funciones”, dijo Robles al responder las preguntas de su defensa.

En la audiencia, la defensa de Robles propuso que a Robles se le impusiera la prisión domiciliaria, e incluso, ofreció pagar un brazalete electrónico para estar siempre localizable, propuesta que ni siquiera fue tomada en cuenta.