Mario Villanueva: Los del PRI se olvidaron de mí en prisión

Preso.
Mario Villanueva dijo que no pide compasión, solo se aplique la ley en su caso
Preso.
Mario Villanueva dijo que no pide compasión, solo se aplique la ley en su caso

Mario Villanueva: Los del PRI se olvidaron de mí en prisión

Preso.Mario Villanueva dijo que no pide compasión, solo se aplique la ley en su caso
Facebook/Ciro Gómez Leyva
2018-01-30 |10:30 Hrs.Actualización11:30 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este político fue de los primeros en ser encarcelado por nexos con el narco en México

Mario Villanueva Madrid, exgobernador de Quintana Roo que pasó a la historia luego de ser detenido por delitos contra la salud, aseguró que el PRI y las persona que se decían sus amigos, le dieron la espalda cuando ingresó a prisión.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Imagen Televisión, el exmandatario mexicano, quién actualmente está preso en el área médica del Reclusorio Norte de la Ciudad de México, aseguró que está en la cárcel porque las autoridades no han querido aplicar la ley.

"No quiero compasión, hay quienes creen que me estoy haciendo la víctima, pero en realidad soy una víctima", dijo el exgobernador.

Aquí los temas que tocó en la entrevista. 


LOS PRIISTAS QUE LO OLVIDARON

Mario Villanueva Madrid aseguró que los priistas que una vez se dijeron sus amigos, lo olvidaron tan pronto pisó la cárcel, "la realidad es que todos los del PRI corrieron", dijo.

"Manlio Fabio Beltrones conoce el expediente, porque está ahí una acusación contra él, pero nunca se ha acordado de mí. El único recuerdo que tengo de él fue cuando el año pasado, mi gobernador, Carlos Joaquín, tomo posesión del cargo. Ahí estuvo Manlio Fabio y dijo: 'Oye, Isabel (esposa del exmandatario), me saludas a Mario'. Yo para que quiero saludos. Yo necesito ayuda. Pero una ayuda dentro de la ley”, expresó el mandatario sobre el exdirigente nacional priista.

Otro integrante del PRI que Mario Villanueva conoció pero que no volvió a saber de él es el exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán.

"Un día le mandé decir a Fidel Herrera, que me ayudara, porque desde que fui presidente municipal de Cancún hicimos buena relación. Y le dijo a mi enviado: Dígale a Mario que me dé por muerto. Eso me dijo mi enviado. Yo no trataba de buscarlos porque entiendo. Acusado de narcotráfico, pues era como estar lleno de lepra, apestado. Y no querían saber de mí", manifestó Villanueva Madrid.

El extitular de la PGR, Jesús Murillo Karam, es otro de los priistas que 'abandonaron' al exmandatario de Quintana Roo.

"Con él conviví como senador y como gobernador, tuvimos buena relación. Cuando llega a la Procuraduría le mandamos un recado al presidente, quién le ordena que me atienda. No tengo yo la queja contra Peña Nieto. ¿Sí me explico? Entonces Murillo dice que va a recibir a mi esposa, a mi hijo y al abogado. Murillo Karam los atiende en una formalidad. Y luego llama a mi hijo aparte, y le dice: dile a tu papá que le voy a ayudar, es mi amigo. Después de eso no volvió a contestar el teléfono ni su secretaria, tampoco hubo una audiencia. Pasaron los años y se acabó. Quiero dejar clara esa palabra “ayudar” quiero ser reiterativo: ayudar es aplicar la ley, nada más", dijo el exmandatario.

Roberto Madrazo, excandidato presidencial del PRI en 2006, hasta le ofreció una senaduría, de acuerdo con el testimonio de Mario Villanueva.

"Cuando empezó mi problema en el 2000, en los últimos cuatro meses de mi administración, andaba buscando mi apoyo y me ofreció ser senador. Vi al profesor Carlos Hank y a él le dije: con todo gusto lo apoyo, yo me retiro ya de la política, no tengo interés. Se reunió Madrazo conmigo en Villahermosa y me dijo: “Mario, vete. Cuando vuelvas yo te ayudo”. Yo no quise irme. Nunca quise irme. Cuando yo ya estoy en Almoloya, mi nuera va a verlo y no me reconoció", dijo el exgobernador.

Los priistas que tampoco ayudaron a Mario Villanueva incluyen a los exgobernadores de Quintana Roo Joaquín Hendricks, Félix González y Roberto Borge.

EL QUE SÍ SE INTERESÓ

El exmandatario de Quintana Roo aseguró que el único que lo quiso defender fue el exsenador panista y excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos.

Según Villanueva, cuando llegó al penal de Almoloya, en 2001,  Fernández de Cevallos hizo dos declaraciones con el objetivo de que se aplicara la ley y estaba interesado en apoyarlo; sin embargo, meses después, el propio Diego le dijo que su ayuda no sería posible porque "el presidente Calderón te quiere extraditar”

ROBERTO BORGE

Mario Villanueva dijo que le daba pena el caso del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, preso en México por un desfalco de alrededor de 14 mil 763 millones de pesos.

"Cometió sus errores, no me toca juzgarlo. El prometió ayuda y no la dio, ese es otro cantar. Pero yo no le deseo mal, y mucho menos donde está, que es el infierno. Lo llevaron al Ceferepsi (Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial). Decían que tenía problemas renales, pero ahí no lo pueden atender porque ahí no hay especialidades", dijo Villanueva Madrid.

Mario Villanueva fue gobernador de Quintana Roo de 1993 a 1999. Se fugó días antes de concluir su gestión, cuando era investigado por presuntos nexos con el cartel de Juárez. Fue detenido en mayo de 2001 en Cancún, Quintana Roo y recluido en un penal federal. 

En junio de 2007, un juez lo absolvió de todos los cargos, pero cuando salía de la prisión, fue recapturado para ser extraditado hacia Estados Unidos, en donde fue juzgado por delitos contra la salud y asociación delictuosa en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.

El pasado 24 de diciembre de 2016, Mario Villanueva fue liberado de la prisión médica de la ciudad estadounidense de Lexington, Kentucky, donde purgó la parte final de su condena por lavado de dinero debido a la enfermedad pulmonar crónica que padece. 

El exgobernador Villanueva cumplió una sentencia de 17 años en Estados Unidos, aunque se tomaron en cuenta los años que estuvo preso en México antes de ser deportado a ese país.