El narcotraficante mexicano más buscado por la DEA

El más buscado.
Este personaje se ha convertido en la prioridad para el gobierno de Donald Trump
El más buscado.
Este personaje se ha convertido en la prioridad para el gobierno de Donald Trump

El narcotraficante mexicano más buscado por la DEA

El más buscado.Este personaje se ha convertido en la prioridad para el gobierno de Donald Trump
Especial
2019-07-23 |12:49 Hrs.Actualización12:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este delincuente mexicano ha estado en la mira de los estadounidenses desde hace 30 años

La prioridad número uno de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) es un viejo conocido de los estadounidenses: el narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero.  Y no, no estamos en 1985. 

Ray Donovan, jefe de la DEA en Nueva York, le dijo al periódico español El País que en el caso de Caro Quintero, se trata de algo personal.

"La prioridad número uno de la DEA es Rafael Caro Quintero, mató a uno de nuestros agentes, Kiki Camarena... también están los hijos del Chapo (Iván y José Alfredo), obviamente, y otros, todos están en nuestra web, pero para nosotros Rafael Caro Quintero es algo personal", dijo el agente estadounidense.

La revelación de Ray Donovan no es para menos: de acuerdo con las conclusiones a las que llegó la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas (NDTA) 2017, Rafael Caro Quintero recuperó el control del tráfico de drogas de México hacia los Estados Unidos.

Aquí te damos más detalles de es este polémico personaje que se convirtió en la prioridad número uno del gobierno de Donald Trump.

ORIGEN

Rafael Caro Quintero nació el 24 de octubre de 1952 en el pueblo mágico de La Noria, una localidad de Badiraguato, Sinaloa. Es decir, tiene 67 años.

Caro Quintero es uno de los fundadores del extinto cártel de Guadalajara, que fue comandado por el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, el Jefe de Jefes. Sí, el mismo que interpretó Diego Luna para la serie de Netflix: Narcos México.

De hecho en esa serie de Netflix también aparece Caro Quintero, interpretado magistralmente por el actor mexicano Tenoch Huerta.

Al igual que el fallecido Amado Carrillo Fuentes, Caro Quintero era considerado como uno de los líderes históricos del narcotráfico mexicano porque ambos traficaron marihuana y cientos de toneladas de cocaína a Estados Unidos en las décadas de los años 70 y 80, además de que estuvieron vinculados al capo colombiano Pablo Escobar.

A sus 29 años, Caro Quintero ya tenía una fortuna estimada de 500 millones de dólares, 36 propiedades y unas 300 compañías en el área de Guadalajara.

La DEA identifica a Caro Quintero con los apodos del R1, el Rafa, el Charral, el Greñas, don Rafa o el licenciado Ríos. Las autoridades mexicanas también lo ubicaban como el Narco de Narcos.

La Agencia estadounidense considera a Quintero como un hombre armado y peligroso con el que ningún ciudadano debe de tener contacto, porque quien lo enfrente corre el riesgo de perder la vida. Por cierto, Caro Quintero es uno de los padrinos del Chapo Guzmán, quién se encuentra en Estados Unidos luego de haber sido uno de los hombres del narcotráfico más poderosos de México.

Actualmente la DEA ofrece unos 5 millones de dólares por información que ayude a la captura del capo mexicano.

EL CASO CAMARENA

Caro Quintero tal vez sea más recordado por ser la mente maestra detrás del secuestro, tortura y asesinato de Enrique Kiki Camarena, un agente especial de la DEA. Esto lo hizo junto con sus socios de entonces, Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, ambos en prisión.

Camarena era un agente encubierto de la DEA que ayudó a desmantelar un enorme plantío de marihuana con un valor de 8 mil millones de dólares en un rancho llamado "el Búfalo".

Por órdenes de Quintero, el agente estadounidense fue secuestrado y asesinado en febrero de 1985 junto con Alfredo Zavala Avela (un piloto que apoyaba en el trabajo de Camarena), de acuerdo con el gobierno de Estados Unidos.

Previamente, Caro Quintero mató a John Clay Walker y Alberto Radelat, ciudadanos estadounidenses, confundiéndolos con agentes de la DEA, agregó la agencia estadounidense.

EL ENCARCELAMIENTO

Después del asesinato de Enrique Camarena, Caro Quintero huyó de México pero fue detenido el 5 de abril de 1985 en San José Costa Rica, junto con su novia Sara Cosío Vidaurri Martínez, sobrina del entonces presidente del PRI en el DF, César Cosío.

Al momento de su aprehensión (tenía 32 años) se le encontró un arma chapada en oro con incrustaciones de diamantes, 300 mil dólares en efectivo, joyas por un valor de 1 millón de dólares y dos carros de lujo.

Quintero fue sentenciado a 28 años de prisión.

De manera sorpresiva, en agosto de 2013 Caro fue excarcelado del Reclusorio Preventivo de Guadalajara por órdenes de un tribunal colegiado. Días después la PGR obtuvo dos órdenes de aprehensión en su contra: una para extraditarlo a Estados Unidos y otra para que pague 12 años más de prisión que según la dependencia le quedan pendientes en México.

LA ENTREVISTA

En julio de 2016, el veterano capo del narcotráfico le dijo a Proceso que no volvería a dedicarse al narcotráfico y que no era culpable del asesinato del agente de la DEA, cometido en 1985.

"Ni organicé ni secuestré ni maté al señor Camarena (...) Estuve en el lugar equivocado", dijo Caro Quintero en una entrevista con el medio mexicano. Vestido con camisa, pantalón y gorra azules, Caro Quintero aseguró que no era un peligro ni para México ni para Estados Unidos

"Yo no quiero saber nada de narcotráfico, yo quiero vivir en paz y estar en paz, que me dejen en paz", agregó.


Quintero destacó que Guzmán y uno de los últimos grandes capos que se encuentra libre, Ismael el Mayo Zambada, ambos líderes del cártel de Sinaloa, fueron a visitarlo en 2013 a los pocos días de su liberación.

"Él (el Chapo) vino a saludarme, me dio gusto saludarlo, mis respetos para el señor y platicando le comenté que yo ya no quería saber nada de cuestiones ilícitas", señaló.

AHORA VE: