Los ataques contra sacerdotes que han sacudido a México

México es considerado peligroso para la comunidad religiosa
México es considerado peligroso para la comunidad religiosa
AsesinatosMéxico es considerado peligroso para la comunidad religiosa
Cuartoscuro
Dulce Álvarez
2022-06-23 |06:58 Hrs.Actualización16:46 Hrs.

El asesinato de dos sacerdotes jesuitas en una iglesia de Chihuahua encendió las alarmas para la iglesia católica, ya que en México se ha registrado un número elevado de homicidios y agresiones en contra de curas y religiosos. Aquí te mostramos las cifras y un recuentos de los casos que sacudieron a México. 

ALGUNOS CASOS

Jesuitas en Chihuahua

El hecho más reciente se registró este lunes en el interior de una iglesia en la población de Cerocahui, en Chihuahua, al norte de México. Dos de las víctimas eran sacerdotes jesuitas.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 18:00 horas. Los sacerdotes fueron asesinados por un atacante armado, quien buscó a un guía de turistas que se escondía del ataque y lo asesinó.

Tras cometer el crimen, el asesino y otros hombres se llevaron los cadáveres del lugar.

Los religiosos fueron identificados como Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, quienes pertenecían a la orden de los jesuitas. Del civil, las autoridades lo identificaron como un guía de turistas de la región llamado Pedro Eliodoro. 

Por estos hechos, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús denunció el asesinato de los sacerdotes de su comunidad y exigieron justicia a las autoridades.

Mientras que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó que ya tiene identificado al homicida de los curas y el civil. Sin embargo, no mencionó nombres u organizaciones criminales. 

Religiosos de la comunidad en Chihuahua señalaron a José Noriel P.G., alias “El Chueco”, jefe de operaciones del grupo criminal “Los Salazares”, brazo armado del Cártel de Sinaloa, como orquestador del crimen.

Baja California 

El pasado 16 de mayo, las autoridades de Baja California localizaron asesinado al sacerdote José Guadalupe Rivas, encargado de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe de Tecate y párroco de la iglesia de San Judas Tadeo.

Según el reporte de la Fiscalía General del Estado, el cuerpo de la víctima presentaba huellas de la violencia, al igual que el de una segunda persona, quien tenía el rostro desfigurado. Ambos se encontraban en el fraccionamiento las Misiones, donde vivía el cura. Llevaban un par de días desaparecidos.

Durango

En junio de 2021, la disputa criminal del Cártel de Sinaloa contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) dejó como víctima del fuego cruzado a Juan Antonio Orozco Alvarado, un misionero católico que se desplazaba en un tramo carretero del municipio duranguense del Mezquital, colindante con Zacatecas y Nayarit.

El religioso pertenecía a la Provincia Franciscana de los Santos Francisco y Santiago en México A.R. Los reportes de señalaron que el clérigo, conocido en la comunidad de Canoas, conducía su camioneta con dirección a ese lugar para oficiar una ceremonia por los 15 años de una joven.

Atentado contra cardenal Norberto Rivera

En octubre de 2018 se registró una balacera afuera de la casa del cardenal emérito Norberto Rivera, cuando tres personas intentaron ingresar al domicilio. La entonces Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que se había detenido a un sospechoso en un hospital de Naucalpan, Estado de México, quien presentaba tres impactos de bala. 

Sin embargo, el clérigo resultó ileso y aseguró que como no había presenciado la agresión, no presentaría una denuncia formal.

Catedral Metropolitana 

En mayo de 2017, un hombre apuñaló a un cura de la Catedral Metropolitana. El sujeto se fue directo al altar y le clavó un cuchillo de combate en la yugular. Los daños fueron irreversibles, ya que sus órganos comenzaron a fallar. Una infección intestinal y un problema en los riñones acabaron con la vida del cura.

La entonces Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que agentes de la extinta Policía Federal "pusieron a disposición de la Agencia Central de Investigación a un hombre de aproximadamente 28 años de edad, quien al parecer apuñaló al párroco mientras este oficiaba una misa en la Catedral Metropolitana".

Posadas Ocampo

Uno de los casos más sonados fue el asesinato de Juan Jesús Posadas Ocampo, cardenal de la Iglesia católica en México y obispo de Guadalajara, ocurrido el lunes 24 de mayo de 1993 a las 15:45 horas, luego de ser acribillado en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara. 

Posadas Ocampo iba a recoger a Girolamo Prigione, representante de la Santa Sede en México. Jorge Carpizo, entonces Fiscal General, dijo que pistoleros del Cártel de los hermanos Arellano Félix lo habían confundido con Joaquín "El Chapo" Guzmán, ya que sus automóviles eran iguales: el mismo modelo, mismo color. 

Guzmán Loera, quien se encontraba cerca del lugar de lo hechos, junto con sus sicarios repelieron el ataque y escapó bajo una lluvia de balas. 

La entonces Procuraduría General de la República (PGR) no pudo explicar por qué nadie trató de detenerlos. Posteriormente, "El Chapo" Guzmán fue capturado en junio de ese año y enviado a prisión de alta seguridad en Almoloya de Juárez.

El mayor de los Arellano, Francisco Rafael, fue acusado de uso ilegal de armas, cuando fue detenido en Tijuana, en diciembre de 1993 y encarcelado en Almoloya. Dos de sus hermanos, Ramón y Benjamín, mantuvieron reuniones secretas con Prigione en diciembre de 1993 y enero de 1994, le dio una carta para el Papa, en la que revelaron su versión de la muerte del cardenal mexicano.

Benjamín Arellano Félix dijo que Posadas fue tal vez confundido por hombres armado, pero en medios de comunicación circuló la versión que el religioso tenía nexos con el narco. Situación que la iglesia desminitió.

LAS CIFRAS 

De acuerdo con análisis registrados por el Departamento de Estado de Estados Unidos, México es considerado como el país más peligroso para los sacerdotes en Latinoamérica, por la ola de violencia que han desatado los grupos criminales vinculados al narcotráfico.

De acuerdo con datos del Centro Católico Multimedial (CMC), citados por las autoridades estadounidenses, este sector de la población religiosa encabeza el listado de la región más violenta por 13 años consecutivos independientemente a sus ideologías o veneraciones.

El informe 2021 sobre Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos señala que los líderes religiosos están involucrados en activismo político y social, de ahí que están expuestos al peligro generalizado, pero los 32 curas asesinados desde 2012 a 2022 reflejan la inseguridad que hay en México.

Las autoridades estadounidenses indicaron que grupos del crimen organizado siguieron escogiendo a algunos clérigos y otros jefes eclesiásticos como víctimas de asesinatos, intentos de extorsión, amenazas de muerte, secuestros e intimidación durante el año pasado.

En tanto, los datos del CMC refieren que durante el gobierno de Enrique Peña Nieto fueron 26 los sacerdotes asesinados, y otros dos que se tienen como desaparecidos sin saber si se encuentran vivos o muertos.

En el sexenio de Felipe Calderón fueron atacados 17 curas, mientras que con Vicente Fox, las víctimas de la violencia contra religiosos fueron cuatro. Con Ernesto Zedillo fueron asesinados tres sacerdotes.