Morena y AMLO dicen no a las alianzas ¿Les creemos?

El líder de Morena ha cambiado de opinión varias veces respecto a formar alianzas con otros partidos
El líder de Morena ha cambiado de opinión varias veces respecto a formar alianzas con otros partidos

Morena y AMLO dicen no a las alianzas ¿Les creemos?

¿Cambiará de opinión?El líder de Morena ha cambiado de opinión varias veces respecto a formar alianzas con otros partidos
Cuartoscuro
2017-06-13 |15:27 Hrs.Actualización16:39 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el tabasqueño suele cambiar de opinión

Andrés Manuel López Obrador ya anunció que Morena no irá en alianza con el PRD en 2018 porque en ese partido hay puros "oportunistas", "mercenarios" y "politiqueros".

Pero como López Obrador tiende a cambiar de opinión en el último minuto, quizá deberíamos tomar con reservas sus declaraciones. ¿Por qué? Acá te explicamos.

Síguenos en Twitter @nacion321

El 11 de junio, se llevó a cabo el Congreso Extraordinario de Morena, cuyo objetivo, aparte de anunciar su postura sobre los resultados de las elecciones en el Estado de México, fue para dar a conocer qué harían respecto a las alianzas.

La respuesta del aspirante presidencial fue cerrar la puerta a una eventual alianza con el PRD.

"En las pasadas elecciones salió a flote la inmoralidad del PRD, como en Veracruz, donde apoyaron a un personaje tan siniestro como Miguel Ángel Yunes, o en el Estado de México, donde se exhibieron como paleros", dijo el líder de Morena.

Al PRD le llovió de todo, pues López Obrador lo calificó como un partido que lucra con "los escrúpulos morales" y "transa con la mafia del poder", mientras que de sus integrantes dijo "no son más que mercenarios".

Pero aquí viene lo interesante. Días antes de que se llevaran a cabo las elecciones en el Estado de México, el tabasqueño quería que el PRD, PT y Movimiento Ciudadano declinaran en favor de Delfina Gómez para poder sacar al PRI del gobierno.

Incluso dijo que si no se unían para las elecciones del Estado de México, difícilmente podían aliarse en las elecciones presidenciales.

"Si no hay unidad ahora en el Estado de México, en Coahuila, en Nayarit  en Veracruz, si no hay ahora, ya el 18, pues vamos solos, Morena va a ir solo", dijo en aquel entonces.

Esto fue tomado como una amenaza por parte de los partidos de izquierda; sin embargo, López Obrador suavizó el discurso y aseguró que pedir una izquierda unida no era autoritarismo.

 "Les estoy pidiendo que se definan, eso ni es amenaza ni intransigencia", dijo en una entrevista para Univisión.

Andrés Manuel obtuvo como respuesta un rotundo no, incluso el candidato del PRD, Juan Zepeda, le dijo que la que debería declinar era Delfina Gómez.

Sin embargo, el tabasqueño volvió a "darle otra oportunidad" a los partidos, pero después de su llamado, el único que quiso unir fuerzas con Morena fue el PT, por lo que su entonces candidato, Óscar González, anunció que declinaba su candidatura para apoyar a la morenista.


El dos veces candidato presidencial calificó la declinación como un deslinde de ese partido respecto al presidente Enrique Peña Nieto, al PRI y al entonces candidato tricolor para la elección mexiquense, Alfredo del Mazo Maza.

 "Con esta actitud del PT se abren las puertas, porque lo que buscamos es la unidad para enfrentar al PRIAN, a la mafia del poder", dijo el tabasqueño en ese entonces.

Y como seguramente no le alcanzaban los votos del PT, el tabasqueño volvió a pedir al PRD y Movimiento Ciudadano que se unieran a Delfina.

En esta ocasión fue mucho más enfático con el perredista Juan Zepeda, quien siguió con su misma postura: no declinar. Es más, el exalcalde de Nezahualcóyotl dijo que antes de que iniciara el proceso electoral buscó a la dirigencia de Morena para hacer un frente opositor, pero que siempre se negaron a aliarse.

El tema no quedó ahí, pues el día de la elección, cuando el Instituto Electoral del Estado de México anunció que el conteo rápido le daba una ligera ventaja al candidato del PRI, Alfredo del Mazo, la bomba estalló.

La secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, aseguró que Morena intentó hacer una alianza de izquierda en el Estado de México, pero Juan Zepeda y el PRD no lo facilitaron. "Fue un error total (...) pero no quedó en Morena".

Con este cambio de parecer, quizá en 2018 y, dependiendo de cómo vayan las encuestas, el líder de Morena podría volver a pedir a la izquierda que unan fuerzas para derrocar a sus adversarios.