Él sería el candidato más competitivo del PRI para 2018

¿Quién será?
Distintos rostros del partido buscan mantener al PRI en Los Pinos
¿Quién será?
Distintos rostros del partido buscan mantener al PRI en Los Pinos

Él sería el candidato más competitivo del PRI para 2018

¿Quién será?Distintos rostros del partido buscan mantener al PRI en Los Pinos
Cuartoscuro
2017-08-08 |05:57 Hrs.Actualización10:33 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque alguno de estos aspirantes podría llegar a ser presidente de México

A algunos les fue bien en las urnas, otros tienen un nivel académico reconocido, mientras que algunos más tienen una larga trayectoria en el mundo de la política. Nos referimos a los priistas cuyos nombres suenan rumbo a las elecciones presidenciales de 2018. ¿Pero, quién y cómo sería el candidato ideal tricolor?

Nación321 revisó la trayectoria de Luis Videgaray, Aurelio Nuño, Miguel Ángel Osorio Chong, Eruviel Ávila, José Narro, Enrique de la Madrid y José Antonio Meade; de esta manera, con los buenos resultados de uno en las urnas, el nivel académico del otro y la experiencia de uno más, poder formar al candidato ideal tricolor. Algo así como un Frankenstein priista.

EL REY DE LAS URNAS 

Cuando de votos se trata, Eruviel es el rey priista de las urnas. Te explicamos. 

De entre los aspirantes, sólo Eruviel Ávila y Miguel Ángel Osorio Chong han ganado cargos públicos en las urnas, entre ellos la gubernatura del Estado de México e Hidalgo, respectivamente. Y sí, a Eruviel le fue mejor. 

En las elecciones mexiquenses de 2011, Ávila ganó la gubernatura con el 64.94% de la votación, mientras que Osorio ganó la elección a gobernador en Hidalgo, en 2005, con el 52.32%. Punto para Eruviel. 

Ávila Villegas, según el documento Resultados Definitivos de la Elección de Gobernadores 3 de julio de 2011, consiguió el triunfo con un total de 3 millones 018 mil 588 votos, mientras que el actual titular de la Segob obtuvo 362 mil 719 votos. 

Eruviel ha ganado también a través de las casillas dos diputaciones locales (1997 y 2006); así como, en dos ocasiones, la alcaldía de Ecatepec: en 2003, quedó al frente de la administración de ese municipio con un 33.34% de la votación y en 2009 obtuvo 52.10% de los sufragios, según los datos históricos del IEEM.  

EL APLICADO

Hay tres suspirantes priistas que tienen doctorado; sin embargo, Eruviel Ávila es el único que ostenta los tres grados: licenciatura, maestría y doctorado. 

El gobernador mexiquense es licenciado en Derecho por la UNITEC y maestro y doctor por la UNAM. 

Los otros dos aspirantes que también tienen grado de doctor son Luis Videgaray, en Economía por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, y José Antonio Meade, también en Economía pero por la Universidad de Yale; sin embargo, ni el actual canciller ni el titular de Hacienda tienen una maestría, según la información pública en sus perfiles en la página de Presidencia. 

Otro punto para Eruviel. 

EL DE TRAYECTORIA ENVIDIABLE

Tras ser gobernador, Miguel Ángel Osorio Chong pasó al puesto más importante de la administración actual: titular de la Secretaría de Gobernación, cargo que mantiene desde el primer día de Peña Nieto en Los Pinos. Esto lo convierte en el aspirante que ha tenido el cargo más importante previo de entre los personajes de esta lista.

Pero Chong se da un quién vive con el titular de Hacienda, José Antonio Meade, quien ha ocupado al menos 14 cargos en la administración pública federal en los últimos 26 años. 

Según su perfil público en la página de Hacienda, Meade ha pasado por la titularidad de Hacienda, de la Secretaría de Energía, Desarrollo Social y Relaciones Exteriores, cargos que ha ostentado durante las últimas tres administraciones federales a cargo de Vicente Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto. 

EL COLOR PRIISTA


El toque partidista a nuestro Frankenstein se lo pondría Miguel Ángel Osorio Chong, pues el secretario de Gobernación lleva 26 años militando en las filas del partido tricolor, según la información en su perfil en la página de la Segob

Durante todo este tiempo, Chong ha tenido diversos cargos en los comités estatal y nacional.

En la dirigencia de su estado fue secretario de Acción Electoral y dirigente; en el tricolor nacional fue delegado general del CEN en el Estado de México; secretario de operación política y secretario de organización.

Además, en la campaña de Peña Nieto fue coordinador de Diálogo y Acuerdo Político, y durante la transición de gobiernos, fue coordinador general de Política y Seguridad. 

LA BUENA REPUTACIÓN

Para el toque de la buena reputación para este candidato tendríamos que descatar a varios personajes. Comencemos: 

Videgaray no sería una buena opción por aquello de su casa en Malinalco y su no muy aceptada invitación de Trump a México cuando aún era candidato. 

De Chong tampoco, pues le sobran reclamos en materia de seguridad, lo mismo que a Eruviel Ávila, a quien han dejado mal parado los resultados en seguridad en el Estado de México y de Nuño tampoco, porque aunque Andrea ya le enseñó que se dice "leer, no ler", ese fail ya pasó a la historia.

De los tres personajes que se podría tomar esta cualidad para el candidato ideal serían José Antonio Meade, Enrique de la Madrid y José Narro. 

Los dos primeros han mantenido una imagen libre de escándalos, mientras que a José Narro lo respalda su paso por la rectoría de la UNAM, la máxima casa de estudios del país