El PRI se declara en resistencia al 'régimen' de AMLO

En pie de lucha.
La dirigente nacional del PRI aseguró que el tricolor no será una oposición tibia
En pie de lucha.
La dirigente nacional del PRI aseguró que el tricolor no será una oposición tibia

El PRI se declara en resistencia al 'régimen' de AMLO

En pie de lucha.La dirigente nacional del PRI aseguró que el tricolor no será una oposición tibia
Cuartoscuro
2018-12-18 |10:31 Hrs.Actualización10:31 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque por años el PRI fue catalogado como el partido que perpetuó al viejo régimen mexicano

La cuarta Transformación de la vida pública de México nos trae una nueva sorpresa: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se declaró este lunes en franca resistencia ante lo que denominó el régimen autoritario del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante el encuentro que se realizó en la sede priista como parte de los trabajos para la renovación del Programa de Acción del PRI, la presidenta nacional del partido, Claudia Ruiz Massieu, reconoció que la nueva administración “ganó a la buena” pero reclamó que busca “perpetuarse a la mala”.

La senadora del PRI dijo que el tricolor buscará encabezar la "creciente oposición social" que hay en el país.

Acompañada por el secretario general, Arturo Zamora, Ruiz Massieu reprochó que el proyecto de Presupuesto de Egresos que el nuevo gobierno presentó a la Cámara de Diputados evidencia la visión discrecional en la asignación de recursos.

“También muestra insuficiencias que sorprenden, incluso, a su propia base. Menos dinero para la educación, para la ciencia y la tecnología, para la cultura, para el campo, para la protección del medio ambiente. El abandono en el que pretenden también colocar a las mujeres. Este gobierno está más interesado en consolidar una base electoral y en cumplir sus ocurrencias de campaña, que en gobernar para todos, como es su responsabilidad”, manifestó la dirigente nacional del PRI.

Claudia Ruiz Massieu apuntó que dichas acciones “no son errores inocentes. Su objetivo es claro: instaurar una hegemonía política, no a partir de un consenso popular ni al amparo de las instituciones, sino sujeta a la voluntad absoluta y caprichosa de una sola persona”.