AMLO: A referéndum las reformas estructurales en 2018

2016-12-19 |06:28 Hrs.Actualización18:45 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque AMLO aspira a competir por tercera ocasión por la Presidencia de la República

El aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador le dijo que someterá a consulta ciudadana la derogación o permanencia de las llamadas reformas estructurales, específicamente la energética, laboral, fiscal y educativa.

Al señalar que de llegar a la Presidencia de la República en 2018 no va a confrontar “una imposición con otra imposición”, el dirigente nacional de Morena subrayó que se tiene que reponer el proceso que llevó a la aprobación de las reformas en el Congreso de la Unión, entre 2012 y 2013, y comentó que “si estas reformas estuvieran funcionando serían intocables, pero afectan a todos”.

Entrevistado por los periodistas Enrique Quintana, Leonardo Kourchenko, Alejandro Cacho y Carlos Mota en el programa La Silla Roja, en El Financiero Bloomberg, rechazó que sea radical esta medida de someter a consulta las reformas, ya que “sólo se trata de juicio práctico”.

Mencionó que antes de esta consulta pedirá que se realice una gran campaña de información nacional para que todos los sectores se pronuncien a favor o en contra de estos ordenamientos que surgieron del Pacto por México, y garantizó que el gobierno federal no utilizará todo el aparato para inclinar la balanza a favor del “no” a la derogación de estas leyes.

“No vamos a contestar una imposición con otra imposición, vamos a reponer el procedimiento, vamos primero a informarle a la gente en qué consisten las llamadas reformas estructurales, vamos a ver a los mexicanos como mayores de edad, y ya cuando todo mundo esté informado, vamos a consultarle”, destacó.

GIRA EN 2017

López Obrador anunció que en enero de 2017 iniciará una nueva gira por las capitales de los 31 estados y en la Ciudad de México, que iniciará en Morelia, en donde firmará un documento para “caminar todos juntos y sacar a México de la desgracia nacional”.

Puntualizó que esta convocatoria es para los militantes de todos los partidos políticos y ciudadanos sin partido, con el propósito de que se sumen a Morena de cara a los comicios presidenciales de 2018.

Aseguró que en esas elecciones su movimiento va a enfrentar una alianza entre el PRI y el PAN, como –dijo– “sucedió en los comicios presidenciales de 2006”.

López Obrador también aseguró que en 2018 va a enmendar los errores de las elecciones de 2006 y 2012, aunque evitó señalar cuáles fueron: “Eso se lo dejo a mis críticos, que tengo muchos”.

Señaló que en ese proceso electoral “hay condiciones inmejorables para un cambio verdadero por medio de la vía electoral”, y recalcó que aunque es respetuoso de los cambios por la vía armada, él siempre va a optar por la vía pacífica.

MORENA, CON LIBERTAD

Respecto a los cuestionamientos de que es el “líder absoluto” de Morena, afirmó que en ese partido “hay libertad plena” y que no es autoritario: “No estoy obcecado con ser presidente. Estoy en esto porque considero que ayudo, y no me siento insustituible”.

También planteó que para cambiar el régimen en el país, el Ejecutivo no debe seguir teniendo “el Poder absoluto”, sino que se dé una verdadera división entre Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

El “verdadero poder absoluto”, apuntó, lo debe tener el ciudadano, por lo cual se tiene que eliminar la impunidad a partir de los privilegios en el Ejecutivo.

“En la Constitución vigente se le da impunidad al Presidente en funciones, no puede ser juzgado por corrupción. Desde la Constitución de 1857 no se puede juzgar al Presidente en funciones por corrupción. Eso se tendría que quitar, se tiene que terminar con esos privilegios”, señaló.