9 temas que no nos quedan claros con Andrés Manuel López Obrador

Contradicciones.
El exjefe de Gobierno del Distrito Federal es uno de los personajes más controvertidos de la política mexicana
Contradicciones.
El exjefe de Gobierno del Distrito Federal es uno de los personajes más controvertidos de la política mexicana

9 temas que no nos quedan claros con Andrés Manuel López Obrador

Contradicciones.El exjefe de Gobierno del Distrito Federal es uno de los personajes más controvertidos de la política mexicana
Cuartoscuro
2016-11-20 |08:15 Hrs.Actualización08:15 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque quiere ser, por tercera vez, candidato presidencial en 2018

Andrés Manuel López Obrador dice siempre que no... O que siempre sí.  

El tabasqueño ha dado versiones contrarias en distintos temas y en diferentes momentos de su carrera política. Dejamos a tu consideración algunos de estos ejemplos.

 1. ¿Derogar o no la reforma educativa?

El líder del partido Morena tenía un discurso en el que planteaba la “cancelación” de la reforma educativa y todo el paquete de "reformas estructurales" impulsadas por el gobierno federal, por ser "una agenda impuesta desde el extranjero". De hecho, durante las campañas estatales de este año propuso que en los estados donde ganara Morena se cancelaría la reforma educativa por considerar que es un paso rumbo a la privatización de la educación en México. 

Sin embargo, después dijo que no era posible tirar la reforma educativa, ya que de hacerlo el presidente Enrique Peña Nieto estaría claudicando. "No se puede derogar, no se trata de jugar a las vencidas, el gobierno tiene que aceptar que se equivocó", aunque sí pidió una modificación desde el Congreso de la Unión. 

2. ¿La paz con Peña Nieto?

El 19 de octubre de 2014, Andrés Manuel López Obrador pidió la renuncia del presidente Peña Nieto por ser "responsable de la situación" de inseguridad que padece México y ejemplificó con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero.  

El 14 de agosto de 2015, pidió la salida del presidente por "incompetencia", corrupción y el estancamiento de la economía.

Sin embargo, el político de Macuspana, también de extracción priista, dejó de exigir la renuncia de Peña Nieto y en su lugar le pidió un gobierno de transición para entregar el mando en 2018 en un ambiente de tranquilidad y paz social. “Si se vence por completo a Peña Nieto no va a haber estabilidad, no va a haber gobierno”, dijo luego en una entrevista con Radio Fórmula

3. ¿Alianzas? Que siempre sí

El dirigente de Morena se rehusaba a generar alianzas con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tras la firma del Pacto por México, en donde participó su expartido político. “Con el sol azteca, ni a la esquina, ni ahora ni en 2018”, dijo en 2015.

Ahora, no obstante, ve viable jugar en alianza “si el PRD se aleja de la mafia del poder”. 

"Lo tendríamos que analizar, ellos tendrían que ser muy claros de no involucrarse de no hacer acuerdos con los partidos de la mafia en el poder y con el gobierno (...) Lo planteé cuando estaban a punto de firmar el Pacto por México, planteé que tenían que hacer un deslinde y no ocurrió, pero si hay un deslinde claro, si ocurre ese deslinde, y si tienen un proyecto claro de transformación del país podríamos tomar la decisión porque el problema no está en los militantes de ese partido", dijo este año.

4. Encuestas 'cuchareadas'

López Obrador dijo estar muy contento por los resultados de una encuesta de Reforma en 2012, cuando lo situaba solo cuatro puntos debajo del puntero Enrique Peña Nieto en la carrera presidencial, cuando las demás casas encuestadoras reportaban una amplia ventaja del priista.

Sin embargo, en la más reciente encuesta de este mismo grupo editorial descalificó a Grupo Reforma y a su levantamiento en donde colocan a la exprimera dama Margarita Zavala en el primer lugar de las intenciones de voto rumbo a 2018 y a él en segundo.

“La encuesta cuchareada del Reforma me hizo recordar al periódico de don Porfirio, El Imparcial, que siempre estaba en contra de opositores”, dijo en Twitter el presidente de Morena.

5. "Si pierdo me voy a La Chingada"

El entonces candidato presidencial en 2012 dijo en una reunión que si perdía las elecciones presidenciales de ese año ante Enrique Peña Nieto se iría a “La Chingada”, una quinta que tiene en Palenque, Chiapas.

“Tengo más experiencia ahora que antes. Tengo menos vigor, eso sí, porque ya estoy muy cansado, pero yo creo que así va a ser… ¿Te acuerdas en tu casa cuando dije que si la elección era limpia y libre me iba yo a ir, y si perdía, me iba yo a ir a 'La Chingada'? ¿Te acuerdas? Sí, ahora sí”.

Este dicho también lo dijo en 2006, cuando perdió las elecciones con el panista Felipe Calderón. Sin embargo, tras las elecciones de 2012 López Obrador siguió su carrera política en Morena y en 2018 se perfila como candidato presidencial por tercera ocasión.

Y sí, de nuevo ya dijo que de perder en las elecciones de 2018 se irá al mismo lugar. ¿Lo cumplirá?

6. Perdón al grupo en el poder y a las instituciones

Tras las controvertidas elecciones de 2006, donde desconoció su derrota, López Obrador fue claro. 

"El pueblo tiene derecho de contestarle (al poder), a establecer el gobierno que más le convenga, a alterarlo, modificarlo y abolirlo totalmente cuando su felicidad lo requiera. Y eso es lo que vamos a hacer. Que se vayan al diablo con sus instituciones”.

Ahora, el 12 de agosto en una conferencia del evento ERA Princess en Guerrero, dijo que "a pesar del gran daño que le han causado al pueblo y a la nación, no les guardamos (al grupo en el poder) ningún rencor y les aseguramos que, ante su posible derrota en 2018, no habrá represalias o persecución para nadie".

7. Mancera, ¿honesto o no?

En 2012 todo era risa y felicidad con el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, hasta que en los primeros 100 días de gobierno se fueron distanciando.

Pero López Obrador acusó después a Mancera de ser aliado del gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto.

Mancera, al igual que Andrés Manuel, ha manifestado su intención en ser candidato presidencial rumbo a 2018.   

8. Independientes que no lo son

Andrés Manuel fue cuestionado en plena campaña electoral cuando se renovaron nueve gubernaturas en 2015. Sobre Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, entonces candidato y ahora gobernador de Nuevo León, el Peje se reservó sus comentarios y dijo que no hablaría mal de ningún independiente.

Ahora no solo habla, sino que lo hace en forma negativa de ellos. Presentar candidatos independientes es una estrategia de la "mafia en el poder" ante la caída de las simpatías por los partidos tradicionales, afirmó en Chihuahua, el 8 de febrero, un mes antes de iniciar las campañas electorales. 

Ahí mismo opinó que el excandidato independiente y empresario José Luis Chacho Barraza es corrupto, y que Rodríguez Calderón "es un mafioso que hizo muchas promesas y ninguna ha cumplido". 

9. La #Ley3de3

Primero dijo que la llamada "Ley #3de3" era una simulación. "Es importante que sepamos que la llamada #Ley3de3, que fue aprobada en el Senado, es una tomadera de pelo. No se va a combatir la corrupción".

Luego, el tabasqueño aseguró que mientras esté la "mafia del poder" dominando en México (El PRI y el PAN) va a ser muy difícil que se termine la corrupción. "La única manera de acabar con la corrupción es cambiar de régimen y eso se va a lograr en 2018", expresó el dirigente.

Sin embargo, el 10 de agosto de este año entregó sus declaraciones patrimonial, fiscal y de conflicto de interés al Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), organización que propuso el formato de estas declaraciones, aunque esto lo hizo motivado por la presión de la opinión pública y sus adversarios políticos. 

Tras ser criticado por declarar que gana 50,000 pesos mensuales y que no tiene autos, propiedades ni tarjetas de crédito, López Obrador retó a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox  y Felipe Calderón a hacer lo propio en la plataforma ciudadana #3de3 y a revelar cuánto tienen en bienes, “cómo se mueven en aviones privados y de dónde vienen esas aeronaves”.