5 cosas que perdió el PRI además de la elección presidencial

El partido está en una crisis profunda
El partido está en una crisis profunda

5 cosas que perdió el PRI además de la elección presidencial

¿Quebrado?El partido está en una crisis profunda
Nación321
2018-10-18 |08:01 Hrs.Actualización08:01 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el PRI fue durante décadas el partido hegemónico y (casi) único de México

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está en la peor crisis de su historia. Además de perder la elección presidencial, los resultados electorales le han provocado perder otras cosas que quizá no están a la vista. 

Estas son cinco pérdidas que ha tenido el PRI por primera vez desde su fundación y son los retos que el partido van a enfrentar ahora que son parte de la "chiquillada".  

1. MAYORÍA EN EL CONGRESO 

Los resultados electorales del 1 de julio le dejaron al PRI un saldo oscuro en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores. 

Para empezar, los priistas pasaron de 204 legisladores en la anterior legislatura a tener ahora solamente 47 diputados

En tanto, en el Senado, el PRI perdió 74.5% de sus espacios. Ahora solo cuenta con 14 escaños de 55 que tenía en la legislatura previa.  

Y no solo se trata de una reducción en número de legisladores priistas, sino que además tendrán menos poder: el PRI solo se quedó a cargo de cuatro comisiones en San Lázaro y cinco en el Senado.  

2. GUBERNATURAS

El PRI cosechó una derrota también a nivel estatal. La gente decidió que no quería tener ningún gobernador más del PRI en las pasadas elecciones, luego de conocer casos como el de los exgobernadores Javier Duarte, César Duarte o Roberto Borge.  

De las 9 gubernaturas en juego durante las elecciones pasadas, el PRI no ganó ninguna. A nivel municipal, los priistas perdieron localidades en donde parecía que eran sus fortalezas incluyendo Toluca, Atlacomulco, Ecatepec y Metepec, en el Estado de México. 

3. DINERO

Uno de los temas más dolorosos para el partido ha sido que pasará de ser el más "fifí" a un partido "pobre". 

Nación321 hizo un cálculo de cuánto dinero podrían recibir los institutos políticos tan solo en sus actividades ordinarias. Morena será el más rico, con unos 1,440 millones de pesos de financiamiento ordinario. El PRI recibiría unos 726 millones de pesos, lo que significa una pérdida de 963 millones. ¡Es decir, el PRI perderá más dinero de lo que recibirá!  

4. MILITANTES

El partido tuvo un periodo de "éxodo hormiga". Se le fueron diputados y senadores desde antes de iniciar las precampañas. 

Algunos de los personajes que se bajaron del barco fueron el entonces senador Miguel Ángel Chico Herrera o el entonces diputado Otniel García Navarro o Fernando Mercado, exdelegado de Magdalena Contreras.

Y aunque no dejaron su militancia, en la dirigencia nacional del partido hubo varios cambios. Por ejemplo, Enrique Ochoa Reza dejó su cargo de líder nacional en plena campaña presidencial. Y su relevo, René Juárez Cisneros, también dejó el cargo. 

Después de las elecciones, Carolina Viggiano dejó su cargo como de secretaria jurídica y transparencia, lo mismo hizo su esposo, el exgobernador Rubén Moreira, quien duró solo un mes en el cargo de secretario general del partido. 

5. ALIADOS

El PRI perdió aliados tradicionales como el Partido Verde, organismo que tras la derrota electoral de su candidato en común, José Antonio Meade, anunció su ruptura legislativa con el tricolor.

Arturo Escobar, líder de los diputados del Verde, dijo que el mensaje del electorado en las urnas fue "sean independientes".

Otro aliado perdido fue Nueva Alianza pues dicho organismo no logró retener su registro por su baja votación. Además, en los hechos, un sector de este partido, encabezado por René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo, apoyó el proyecto de Andrés Manuel López Obrador. 

Encuentro Social, por su parte, también se alejó del PRI. En las elecciones del Estado de México, en 2017, el partido encabezado por Hugo Eric Flores acompañó al tricolor en el Edomex, pero un año después decidieron unirse al proyecto de AMLO. 

BONUS:

Claudia Ruiz Massieu dejó en claro que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está obligado a reflexionar sobre las causas que influyeron para que este 2018 obtuviera el peor resultado electoral de su historia y aseguró que todo, hasta el nombre del instituto político, puede cambiar.

De hecho, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sugirió al PRI cambiar de nombre. En una entrevista con La Jornada, el presidente dijo que el PRI tiene un "estigma muy señalado".

"De nombre y de esencia, porque si conserva los apellidos entonces no funciona. Esta elección y las anteriores dejan ver un estigma muy señalado y muy asimilado en la sociedad, lamentablemente, de desgaste y de reproche hacia el PRI como marca"

«Enrique Peña Nieto»