Salvador Camarena: ¿Quién ganará el DF? ¿Claudia o Marcelo?

Sheinbaum y Ebrard, como gobernantes en CDMX, tendrán que medir fuerzas
Sheinbaum y Ebrard, como gobernantes en CDMX, tendrán que medir fuerzas
Sheinbaum y Ebrard, como gobernantes en CDMX, tendrán que medir fuerzas
Sheinbaum y Ebrard, como gobernantes en CDMX, tendrán que medir fuerzas

Salvador Camarena: ¿Quién ganará el DF? ¿Claudia o Marcelo?

Rumbo al 2024.Sheinbaum y Ebrard, como gobernantes en CDMX, tendrán que medir fuerzas
Cuartoscuro
autor
Salvador Camarena
Periodista
2021-07-15 |07:16 Hrs.Actualización07:16 Hrs.

A falta de mejor definición, convengamos en que la Ciudad de México es un concepto. Es tantas cosas, tan diversas y complejas, montón de Historia e historias, sede de los sueños y esfuerzos de tantos que a veces lo único que podemos, si se pretende englobarla, es nombrarla. Decirle: ser chilangos, capitalinos, defeños es esto o lo otro. Eso han pretendido con mayor o menor éxito algunos de sus gobernantes. Entre ellos Marcelo Ebrard, y no me queda tan claro que Claudia.

Destapadas las corcholatas lopezobradoristas, los punteros, qué duda cabe, son la jefa de Gobierno y el canciller. O el canciller y la jefa de Gobierno, para que nadie asuma preferencias. Ambos disputarán el dedazo de AMLO, pero si quieren ser designados por el destapador tendrán que demostrar que cuentan con popularidad, que los quiere el pueblo –Palacio Nacional dixit–.

Marcelo no puede inventarse de última hora un paisanaje morelense o poblano. Es chilango, fue jefe capitalino y en cierta manera desde ahí pudo ser candidato en 2012 pero se rajó a la hora buena. Pero ésa es otra historia, porque la que hoy nos atañe es: a la hora de entregarle sus puntos en la encuesta rumbo a la Presidencia, por quién votarían los defeños –me gusta más, y siempre será así, DF que el hórrido CDMX–, por la doctora o por el canciller. Porque la base de ambos no es otra que la capital de la República.

Otra manera de preguntar eso es la siguiente. ¿Marcelo y Claudia tienen que presumir que ellos saben gobernar? Él dirá que si el paseo dominical, que si las playas, que si la pista de hielo en el Zócalo, que si el incremento de Metrobús, que si reordenamiento de ambulantes en el primer cuadro, que si orgullo chilango por las leyes igualitarias y proderechos.

¿Qué va a presumir Sheinbaum? El domingo la jefa de Gobierno inauguró el Cablebús de la Gustavo A. Madero y en pocas semanas hará lo propio con otro en Iztapalapa. Obras como ésa le cambiarán para bien la vida a miles de chilangos. Son buenas inversiones que luego no suenan mucho o lo suficiente. Y son apenas una parte de la integración de la movilidad en una red pública donde se ha renovado el parque vehicular y conectado las distintas opciones.

Claudia tenía en abril la aprobación de 71% de los capitalinos. La campaña de vacunación le dio muchos puntos y lo mismo ocurrió con su manera de distanciarse sin romper con el gobierno federal en políticas como el uso del cubrebocas, que ella impulsó como nadie entre los morenistas.

La pandemia no está domada y la actividad económica en la capital, que ella detuvo por su parón inmobiliario, sigue anémica. Pero creo que el principal problema de Sheinbaum es que nºo explota al máximo su manera de gobernar, su éxito en la gestión de problemas como la vacunación, sus proyectos de movilidad y hasta su capacidad de negociar cosas con la IP como el hospital Citibanamex. Marcelo con todo eso habría hecho un ruido mediático demencial.

No paso por alto que ambos precandidatos querrán evadir el tema de la Línea 12 y de las 26 víctimas mortales de ese percance.  

La cuestión es: qué piensan los chilangos, qué estilo de gobernarlos les gusta más, el de Marcelo o el de Claudia. Quién de ellos los nombra mejor, quién los representa más como una ciudad plural, como lo es, y no sólo Morena, como lo pretende Sheinbaum con sus nuevos y confrontativos nombramientos capitalinos. Se va a poner bueno.