Salvador Camarena: Los motivos de Ramírez de la O

El 9 de junio, AMLO anunció la salida de Arturo Herrera y la entrada de Rogelio Ramírez de O en Hacienda
El 9 de junio, AMLO anunció la salida de Arturo Herrera y la entrada de Rogelio Ramírez de O en Hacienda
El 9 de junio, AMLO anunció la salida de Arturo Herrera y la entrada de Rogelio Ramírez de O en Hacienda
El 9 de junio, AMLO anunció la salida de Arturo Herrera y la entrada de Rogelio Ramírez de O en Hacienda

Salvador Camarena: Los motivos de Ramírez de la O

El relevo.El 9 de junio, AMLO anunció la salida de Arturo Herrera y la entrada de Rogelio Ramírez de O en Hacienda
Presidencia
autor
Salvador Camarena
Periodista
2021-06-16 |07:05 Hrs.Actualización07:05 Hrs.

Los motivos que llevaron a Rogelio Ramírez de la O a aceptarle a Andrés Manuel López Obrador la Secretaría de Hacienda no son públicos. El porqué un economista con prestigio quiere someterse a la trituradora de voluntades que es este gobierno provoca todo tipo de conjeturas. 

El nombramiento será una buena noticia para los mexicanos si y sólo si corre distinta suerte de quienes le antecedieron en el cargo: si logra no ser anulado por el Presidente de la República.

López Obrador tiene un Plan Nacional de Desarrollo que fue desdeñado por los expertos en finanzas. La retórica de ese texto no sólo constituye una ruptura con la ortodoxia de lo que solían ser esos documentos oficiales, sino que es la calca del discurso de las mañaneras. Pero es El Plan Nacional de Desarrollo que el Presidente quiere y no negocia al respecto.

Tan es así que Andrés Manuel despreció el Plan Nacional de Desarrollo que había elaborado la Secretaría de Hacienda, en aquel tiempo comandada por Carlos Urzúa y en la que Arturo Herrera era el número dos. El hecho de que el Presidente impusiera su documento dio pie a una crisis en la SHCP que a la postre se tradujo en la salida del primer titular de esa dependencia.

En el video donde el Presidente dio a conocer que nombrará a Ramírez de la O, éste adelanta que las tareas que le encargó AMLO son: continuar el sano balance fiscal de aquí al 2024, la economía en el uso de los recursos, cuidar el sano financiamiento y actualización de cuentas en el sector energético, y generar oportunidades en la banca de desarrollo.

Una de dos, o a Ramírez de la O, que tiene cero experiencia burocrática, no le han pasado la película completa, o se va a convertir en un supersecretario –Virgencita, que sea lo segundo, por fa–.

Los dos primeros secretarios de Hacienda de López Obrador no han tenido en su mano la banca de desarrollo, que AMLO inicialmente entregó a Poncho Romo y luego pues medio a nadie. 

El sector energético es la cuna de grillos que enfrenta a Rocío Nahle y Octavio Romero, quienes chocan y responden únicamente a Ya Saben Quién. El titular de la SHCP además debe resignarse a que la titular del SAT no le reporte. Y en eso de la austeridad hay que ver la ruina en que, dicen los que saben, quedó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Y sólo hemos hablado de cosas del sector hacendario.

¿Se vale soñar que todo va a cambiar con el nuevo secretario? Por supuesto. Pero que conste que Ramírez de la O entra a un gobierno que no tuvo empacho en dejar sin dinero a fideicomisos para investigación y que ha creado un desastre a la hora de comprar medicinas. Ése es AMLO en el gobierno, y sus colaboradores acatan sus designios.

Ramírez de la O declaró al aceptar la invitación de Andrés Manuel que es hora de aplicar en México las lecciones aprendidas durante la pandemia para ayudar a la economía a despegar. No sé a qué se referirá con eso, pues planes de apoyo oficial a la industria, el comercio o los servicios no hubo en este año y medio.

Quizá Ramírez de la O aceptó el nombramiento porque es muy difícil decirle que no a un Presidente. Pero hay que desearle toda la suerte, porque desgraciadamente la evidencia hace temer que más pronto que tarde será una parte más del “elefante reumático” que AMLO ha condenado a la parálisis.

¿Se vale soñar que todo va a cambiar con el nuevo secretario? Por supuesto