Salvador Camarena: Hola Dios, soy yo de nuevo, el PRIANRD

En diversas entidades los partidos de oposición irán juntos en las elecciones del 2021
En diversas entidades los partidos de oposición irán juntos en las elecciones del 2021
En diversas entidades los partidos de oposición irán juntos en las elecciones del 2021
En diversas entidades los partidos de oposición irán juntos en las elecciones del 2021

Salvador Camarena: Hola Dios, soy yo de nuevo, el PRIANRD

De la mano.En diversas entidades los partidos de oposición irán juntos en las elecciones del 2021
Jeremías Benítez
autor
Salvador Camarena
Periodista
2020-12-09 |06:53 Hrs.Actualización06:53 Hrs.

Pues sí, Dios, soy yo, el PRIANRD, otra vez dándote lata. Quiero pedirte ayuda para que los mexicanos me quieran de nuevo –o más, o mucho, ahí lo que sea tu voluntad– el año que entra. Sé que no me he portado bien, pero como va a ser Navidad, pues ni modo de no escribirte esta carta para que me hagas el milagro.

Mira Dios, es que no es justo. El Presidente tiene mucho y puede ganar más este 2021. Por eso se nos ocurrió que si nos juntamos en una de esas los ciudadanos la tienen más fácil a la hora de elegir entre malos conocidos o malo por aún conocer más. Perdona la franqueza, pero ni modo de tratar de engañarte precisamente a ti.

El problema, Dios, es que necesitamos un poco de tu ayuda para que la sociedad no se ponga demasiado remilgosa con eso de que no hemos hecho el mea culpa de los desastres que dejamos por aquí y por allá. Ilumínanos sobre cómo hacer para que los ciudadanos nos perdonen sin ofrecer gran cosa a cambio, sin penitencia pues. Dos padresnuestros y a lo que sigue.

Es que mira. No son tiempos de hacer actos de contrición. Ni modo que justo ahorita nos pongamos a reconocer que, por ejemplo, el PRI tiene casi casi más gobernadores en la cárcel, prófugos o bajo proceso que en activo. ¿Te imaginas la publicidad que haría Morena si salimos a decir eso? Además, les tenemos ley a los licenciados Duarte –a los dos–, Borge, Herrera, Yarrington, Hernández, Moreira, Villanueva, Montiel, Sandoval… es bien larga lista. El tricolor ya ha ido expulsando a varios de ellos, pero el cariño es el cariño, y ni cómo renegar de ellos.

Claro que entendemos que están como que muy recientes los casos de Lozoya, Rosario y Zebadúa, por eso te queremos pedir intercesión para que sigan saliéndole milagritos a Pío y Felipa, para que en una de esas pues comencemos a empatar el marcador de los escándalos.

Para ti no es tan difícil. Además, la chamba ya la tienes medio hecha. Porque la gente ya antes pensó que era buena idea juntarnos (sin el PRI), y así pudimos poner a un Malova en Sinaloa, y a un Gabino en Oaxaca. ¿Que la cosa no salió bien? Sí, la verdad es que tan mal salió que en esos estados regresó el PRI. Pero, y aquí está el chiste, de eso se trata: de que nos ayudes a que los mexicanos acepten que para malos, nosotros, y ahora juntos, pues qué más pueden pedir: boleto gratis al México que nunca renegó de la estabilidad al costo de la desigualdad, el robo en despoblado, la impunidad generalizada y la pobreza tutelada. Ay, qué nostalgia.

Dios. Haznos caso. Y déjanosla pasar. No nos cobres tan cara la mediocridad del gobierno (es un decir) de Mancera, ni que los gobiernos panistas de Jalisco fueran tan corruptos como los priistas de antes; dispénsanos gobernadores impresentables del PAN en Sonora y Baja, Veracruz y Nayarit. Danos chance de que México acepte que su mejor modelo de gobernante son el licenciado Peña y o el jefe Osorio. Fox y Calderón. Que no se fijen en Alito o Marko, ni recuerden a Mariana Gómez en el Senado o hablando de San Lázaro a los Villarreal, los Romero, los Tomates, los Lobo…

Dios. Es Navidad y queremos de regalo que aunque no ofrezcamos nada nuevo, los mexicanos crean que nosotros ya cambiamos. No te rías, mejor di que sí, ¿sí?