Salvador Camarena: Adán Augusto, cambio de régimen

El secretario de Gobernación adelanta que tendrá diálogo plural con los medios, incluidos los críticos de AMLO
El secretario de Gobernación adelanta que tendrá diálogo plural con los medios, incluidos los críticos de AMLO
El secretario de Gobernación adelanta que tendrá diálogo plural con los medios, incluidos los críticos de AMLO
El secretario de Gobernación adelanta que tendrá diálogo plural con los medios, incluidos los críticos de AMLO

Salvador Camarena: Adán Augusto, cambio de régimen

Adán Augusto López.El secretario de Gobernación adelanta que tendrá diálogo plural con los medios, incluidos los críticos de AMLO
Cuartoscuro
autor
Salvador Camarena
Periodista
2021-09-07 |07:11 Hrs.Actualización07:11 Hrs.

La llegada de Adán Augusto López Hernández al gabinete podría ser un cambio de régimen dentro del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, uno del que, a pesar de que se aceleraron cambios, como la salida del consejero jurídico de la Presidencia y el acotamiento de Ricardo Monreal como operador legislativo, apenas está por verse su perfil completo.

Para dimensionar el estilo del nuevo secretario de Gobernación vale la pena escuchar la amplia entrevista que concedió al día siguiente de su nombramiento a Emmanuel Sibilla en Telereportaje, medio líder del sureste.

En esa charla ocurrida el 27 de agosto, Adán Augusto dijo que su llegada a Bucareli supone “un mensaje político claro: va el relevo en la posición más importante del gobierno federal, en la operación política, y va un político tabasqueño, para que ya no haya dudas de dónde está la responsabilidad de la operación política en el país, digamos que es hasta un estilo (del Presidente de la República) de poner un orden al interior del gobierno”.

Esta declaración no fue formulada con vanidad o autosuficiencia evidentes. Adán Augusto parecía simplemente establecer que entiende su encomienda como la de alguien llamado a ayudar a la consolidación del proyecto de López Obrador orquestando la funcionalidad del gabinete, la negociación con gobernadores y otros poderes de la Federación, y la interlocución con toda clase de actores, incluida la prensa crítica.

-¿Será un secretario de Gobernación poderoso?-, le cuestionó Sibilla.

-Debe ser funcional… Es preferible ser funcional que poderoso. El secretario de Gobernación, nada más por el hecho de estar en ese cargo es politicamente poderoso,  pero lo importante es que sea funcional.

Luego detallaría que entendía que para estar en Segob se “requiere oficio, se requiere mucha prudencia, mucha paciencia, mucha mano izquierda, como dicen”.

-¿Y mano dura a veces?

-Bueno, pues también, uno tiene que… este… las leyes tienen que aplicarse, y en todo tipo de articulaciones políticas hay momentos de endurecer, endurecer digamos, o actuar con firmeza.

-No te temblará la mano, harás lo que tengas que hacer para garantizar la gobernabilidad del país.

-Dentro del marco de la ley tiene que haber gobernabilidad en el país; yo lo repito, vean el caso de Tabasco, en el 2018 no se podía ni caminar, literalmente estaba bloqueado el Paseo Tabasco, Universidad, los protestantes en la calle. Lo mismo hay que ir haciendo en el país y hay que ir articulando.

López Hernández abundó que hacer acopio de información y desplegar habilidades para negociar será clave. “Si estás en el despacho y no eres capaz de tejer fino de nada sirve”. Destacó además que parte de su función es que no se den incidentes como el ocurrido al presidente López Obrador en Chiapas, cuando el día mismo de esa entrevista integrantes de la CNTE interceptaban su camioneta y no lo dejaron llegar a la mañanera. “Lo que le pasó al Presidente no debería volver a pasar”.

Y en un apunte que podría distinguirlo de la animosidad de Palacio en contra de la prensa, adelantó que tendrá diálogo plural con los medios, incluidos los críticos de AMLO. “Voy a platicar con todos. Es un cambio de régimen, es un régimen democrático. Todo mundo tiene el derecho de decir y de hacer aunque no coincida con el gobierno. Y yo les voy a demostrar que vamos a ser respetuosos de todos”.

Tras la llegada de Adán Augusto vino la renuncia de Julio Scherer, pero falta mucho para saber si el cambio de régimen también será al interior del lopezobradorismo.