Pedro Kumamoto: Los peores pluris

Los ciudadanos no saben quiénes son los regidores que trabajan en los municipios
Los ciudadanos no saben quiénes son los regidores que trabajan en los municipios

Pedro Kumamoto: Los peores pluris

Ignorado.Los ciudadanos no saben quiénes son los regidores que trabajan en los municipios
Especial
autor
Pedro Kumamoto
Excandidato independiente al Senado por Jalisco
2017-05-23 |06:11 Hrs.Actualización10:45 Hrs.

Cuando la luz de la cuadra empezó a parpadear te diste cuenta que tendrías que pedir que cambiaran el alumbrado. Llamaste al ayuntamiento, te presentaste en las oficinas, te tomaron el folio, te dijeron que irían. Nadie vino. Ya son cuatro meses que viven en penumbras, con miedo de salir al anochecer.

Cuando te negaron el permiso para que tu café vendiera chelas no supiste con quien pedir una revisión. Más de tres meses llenando de sellos una tonelada de papeles. Un coyote se te acercó en la misma oficina de padrón y licencias para decirte que por unos cuantos miles de pesos él te podría conseguir la licencia. Accediste. No podías permitirte perder más tiempo y dinero.

Cuando el pasto del parque se secó y dejaron de recoger la basura. Cuando los baches se convirtieron en cráteres. Cuando pusieron un ruidosísimo negocio al lado de tu casa. Cuando la policía dejó de pasar por tu colonia. Cuanto todo esto sucedió seguro levantaste reportes, hiciste filas, denunciaste por teléfono o redes sociales, pediste, demandaste y al final rogaste porque todo esto se arreglara. Pero no pasó nada.

Síguenos en Twitter @nacion321

Viviste la historia de casi cualquier persona en este país: la falta de responsables claros de la administración municipal. Y es que sabemos quién ocupa la alcaldía pero, ¿qué pasa con las regidurías? Estas posiciones a veces son 8, a veces 15, pero casi siempre, sin importar la cantidad, son un cero a la izquierda en cuanto al vínculo entre la ciudadanía y el trabajo municipal. 

Estas personas son quienes deberían hacer la política más cercana a la sociedad, a través de gestiones, revisiones de trámites u orientando a quien lo solicite. El puente natural entre las personas de a pie y su ayuntamiento.

A veces nos topamos con excepciones loables. Regidurías que trabajan de cerca con sus comunidades, que representan y que desquitan el sueldo. Lo cierto es que, en mi experiencia, estos son la enorme minoría en los ayuntamientos. 

No es poco común encontrarnos con regidores que ni viven en los municipios que “gobiernan”. No es inusual que nunca den citas a quienes lo solicitan. De hecho pasa seguido que quienes ocupan este cargo lo ven como un puesto de transición y no una meta en su carrera política.

Estos espacios han sido históricamente un lugar para ofrecer trabajo a las cuotas de poder que respaldan a la alcaldía. Normalmente así lucen las listas de regidores: una regiduría para el sindicato, otra para quien es el compadre del presidente del partido, otra para el que negoció con los locatarios del tianguis, la cuota de los partidos chiquitos con quienes se fue en alianza el alcalde.

Precisamente aquí radica el error. Hemos hecho de los regidores los peores pluris del país. Sin responsabilidades claras, sin costos políticos, sin independencia en muchos casos de las presidencias municipales. 

Debemos recordar que al momento de votar por la alcaldía le damos nuestro aval, en muchos casos sin saberlo, a la lista de regidurías que vienen en paquete con el primer edil. Esta situación crea un escenario proclive para que personas que busquen pasar tres años de descanso becado por el erario sean quienes levanten la mano.

Por eso es tan importante que generemos un debate en torno a esta figura centenaria. Estoy convencido que ya tuvimos suficiente de las enormes listas de regidurías plurinominales. Debemos impulsar que los regidores se voten y que estos representen fracciones del municipio. De esa manera sabríamos con claridad quién nos representa y así poder exigirle que funcionen de manera adecuada los servicios municipales.

Nayarit fue el primer estado en lograr este gran cambio. Iniciativas como “Regidor Mx” apoya e impulsa en varios estados que los congresos locales aprueben esta visión de regidurías. Estos casos nos muestran que se puede aspirar a tener más representatividad en nuestros municipios y que será una agenda imprescindible a los ojos del 2018.