Lourdes Mendoza: ¿El futuro es femenino? NO, es el presente

“Es un libro que deberíamos leer todas quienes queremos hacer una diferencia”
“Es un libro que deberíamos leer todas quienes queremos hacer una diferencia”

Lourdes Mendoza: ¿El futuro es femenino? NO, es el presente

El poder de poder.“Es un libro que deberíamos leer todas quienes queremos hacer una diferencia”
Cuartoscuro
autor
Lourdes Mendoza
Columnista
2020-03-06 |07:03 Hrs.Actualización07:02 Hrs.

El Poder de poder. Últimamente la frase se ha puesto de moda, casi parece que nos están dando a las mujeres chance de soñar con lo que podríamos hacer. Pero ¿por qué el futuro y no el presente?

El próximo domingo conmemoraremos el Día Internacional de la Mujer, y el lunes nos haremos escuchar con “Un día sin nosotras”.

Así pues, y aprovechando los tiempos que vivimos, déjenme compartirles que tuve la oportunidad de leer un libro El Poder de poder, que me emocionó muchísimo, pues es de una gran amiga “muy tú las traes”, Mónica Bauer, VP de Asuntos Corporativos de PepsiCo para AL.

La nota con la cual me lo hizo llegar decía, entre otras cosas: “Es un libro que deberíamos leer todas quienes queremos hacer una diferencia”. No importa si en nuestra comunidad, en nuestro círculo cercano, en el país o en el mundo. Todas las mujeres necesitamos reconocer el poder que tenemos. ¡Quihúboles con el mensaje! También es autora de este libro, ahí nomás, Paula Santilli, CEO de PepsiCo para América Latina, jefa de Mónica Bauer; un autor que completa una terna superpotente, Marty Seldman, referente en el mundo del coaching corporativo y fundador de Optimum Associates.

Los tres saben de lo que hablan

Paula y Mónica han recorrido un largo camino para estar donde están hoy y trabajaron de cerca con Marty, y a partir de esa experiencia se cuestionaron cómo podían contribuir a cambiar la realidad de inequidad en Latinoamérica. La respuesta fue clara: las mujeres tenemos que superar nuestros miedos, conocer nuestro poder interior y sentirnos cómodas usándolo. Así de fácil, así de complicado.

Mientras platicaba con ellas, de inmediato se cuela en la conversación Madeleine Albright, cuando decía que en el infierno hay un lugar especial para las mujeres que no ayudan a otras mujeres. Paula y Mónica predican con el ejemplo.

Es así como este libro recoge historias inspiradoras de mujeres latinas que han cambiado su realidad y su entorno, que han abrazado su responsabilidad de impulsar a otras y de ayudarlas. Se convierten en una voz que hace que las escuchemos a todas.

Acuñaron su propia frase: empowered women, empower women. Lo han vivido y lo quieren contagiar. No sólo desde la perspectiva social, sino también en el potencial de transformación económica que representa la inclusión de mujeres en los espacios de liderazgo latinoamericano.

Paula Santilli y Mónica Bauer son, en sí mismas, una de esas historias. Piezas clave del equipo de liderazgo de PepsiCo, una compañía que lleva el discurso a la realidad, implementando políticas como la estrategia para alcanzar la equidad de género 50/50 en sus gerencias para 2025.

¿Es una meta alcanzable?

Ustedes dirán, ya hoy en México tienen 41% de mujeres en coordinaciones, 40% en gerencias y 30% en direcciones. Mientras, en Latinoamérica el 50% de las posiciones del Comité Ejecutivo están ocupadas por mujeres. ¡Bravo!

Lo hacen sin perder de vista un alarmante contexto global en el que, según Oxfam International, hay todavía 104 países que tienen leyes que impiden a las mujeres llevar a cabo ciertas profesiones. Sí, en pleno siglo XXI. Si volteamos a nuestra región, apenas el 20% de los puestos gerenciales, ejecutivos o de supervisión están a cargo de mujeres.

Mientras, datos del Instituto Peterson muestran que las empresas con al menos 30% de mujeres en puestos de alta dirección reportan 15% más beneficios. O sea, señores, les conviene sumar a más de nosotras a sus consejos y liderazgos.

¿Y México? En nuestro país, reducir la brecha de género laboral a la mitad incrementaría en casi 0.2 puntos porcentuales el PIB per cápita para 2040, según datos de la OCDE. Qué bueno que hay mujeres líderes, y compañías como PepsiCo, dispuestas a marcar la ruta y no esperar otros 20 años.

El mensaje es…

Después de recorrer estas 12 reglas, devorarlas página a página, me encanta que El poder de poder tiene un muy claro y fuerte llamado a la acción que invita a las mujeres que están creciendo profesionalmente a empoderar a otras, que entre todas formemos esa cadena que va a detonar el crecimiento inclusivo en América Latina.

Y no hay duda de que llega en un momento perfecto, cuando empezamos todos a hablar del Día Internacional de la Mujer. Ojalá este año lo conmemoremos celebrando El poder de poder, que dejemos de pensar en el poder femenino como algo de ciencia ficción.