Lourdes Mendoza: "AMLO está mareado"

Morena es, en su conjunto, la institución que comete los peores actos de corrupción
Morena es, en su conjunto, la institución que comete los peores actos de corrupción
Morena es, en su conjunto, la institución que comete los peores actos de corrupción
Morena es, en su conjunto, la institución que comete los peores actos de corrupción

Lourdes Mendoza: "AMLO está mareado"

Muñoz Ledo.Morena es, en su conjunto, la institución que comete los peores actos de corrupción
Especial
autor
Lourdes Mendoza
Columnista
2021-05-21 |07:10 Hrs.Actualización07:09 Hrs.

Se conocieron hace 32 años y hoy, Muñoz Ledo advierte que a “su antiguo compañero y amigo” lo mareó el poder y le ha dado por no escuchar a los demás y por violar la Constitución.

Ojo, porque conociendo bien a Andrés Manuel, don Porfirio alerta: “Hay un gran peligro de que sea un fin de sexenio muy autoritario”. ¡Así como lo están leyendo!

Entrevisté a Porfirio Muñoz Ledo después de su reunión con la senadora Ifigenia Martínez, que dio como resultado un llamado al diálogo incluyente para impedir la centralización del poder. El legislador de Morena dice que AMLO ha hecho su carrera política polarizando: “Era muy buen líder. Él polariza y gana, buenos contra malos, pero ya se le acabó el sexenio”.

 LM.- Usted y doña Ifigenia hacen un llamado para un diálogo incluyente sobre el futuro de la República.

PML.- “Pues sí, porque viene una segunda parte del sexenio de nuestro antiguo compañero y amigo Andrés Manuel López Obrador, a quien le ha dado por no escuchar a los demás, a pesar de que le mandamos continuamente mensajes”.

El diputado advierte que si AMLO se hace de oídos sordos hay riesgo de que tengamos un gobierno autoritario, que incluso imponga a gobernadores, así como impuso que la mayoría en el Congreso votara a favor de ampliar la presidencia del ministro de la SCJN, Arturo Zaldívar.

Era un líder local y le abrimos camino

Don Porfirio se refiere a AMLO como “el ciudadano Presidente de la República” y no como su amigo. Recuerda que Andrés Manuel se acercó a él en 1989, cuando buscaba gobernar Tabasco.

LM.- Una vez publiqué una columna que se llamaba Ifigenia, Porfirio y Cuauhtémoc. Las tres cruces de AMLO. ¡Qué lejos han quedado esos días en donde ustedes dieron la batalla y Andrés se unió a ustedes como un joven!

PML.- “Era muy líder local, con esta base de polarizar el tema del petróleo y todo esto, y bueno, nosotros escogimos y él era el Frente Democrático Nacional. Obviamente el PRI no nos dejó ganar, pero fue un magnífico líder regional y pronto vi su capacidad de acción. El líder popular lo ha sido, claro que sí, y le fuimos abriendo camino y él me sucedió en la presidencia del PRD y tuvimos muy buena relación. Es esta última fase en la que se apunta a otro lado, ya no lo vemos. No lo estamos juzgando como antiguo compañero y como miembro de un nuevo partido, sino desde la sociedad, desde el país”.

¿Hay ruptura?

Les recomiendo que se sienten para seguir leyendo lo que me dijo el legislador de Morena:

“(AMLO y yo) dejamos de platicar cuando yo dejé la presidencia de la Cámara de Diputados. Yo le entregué la banda presidencial (en diciembre de 2018). Entonces él fue muy emocionante, él y su gran oferta a la nación, pero después empezó a cambiar y yo ya no lo volví a ver desde entonces. Le he mandado recados, documentos, pero no hemos vuelto a platicar. Yo no digo si es ruptura o si no es ruptura, simplemente no hemos platicado”, confiesa.

“Él se formó con nosotros. Yo le entregué la presidencia del PRD en 1996, de aquel partido que teníamos, lo impulsamos para ser gobernador de la ciudad (como jefe de Gobierno del DF) y fue un gran debate que él y yo tuvimos; él quería que yo fuera. Siempre hemos trabajado juntos, pero como que lo cambiaron, algo le pasó con el poder. Con la Ciudad de México no cambió sensiblemente; ahora, con el poder absoluto, pues está muy cambiado. Yo digo que está mareado, el poder lo mareó, entonces esto no lo tiene que pagar la sociedad y tenemos que exigir que haya racionalidad”, agrega.

Hora del diálogo

Quedó claro que con AMLO no ha habido comunicación, pero para don Porfirio es hora de que los mexicanos nos sentemos a dialogar y sepultemos la polarización.

Para ello propone un consejo conformado por empresarios, trabajadores, universidades y gobernadores con el objetivo de concertar una política económica y social.

“El ciudadano Presidente ha hecho carrera política polarizando, él viene de Tabasco y ahí siempre se polariza, hay bueno y malo, pero ésa es su virtud, no digo su defecto. Él polariza y gana, pero ya se le acabó el sexenio, ya no va a tener más elecciones más que las intermedias (de este 6 de junio). Y yo creo, como muchos mexicanos, que es la hora de consensar, de concertar, de analizar la sucesión del país. La economía va muy mal, todo lo que hacen es para ocultar, la economía va en bajada, el crecimiento económico, el desempleo…”.

¿Y Mario Delgado?

Qué les cuento, que con Mario Delgado no ha parado el pleito. Don Porfirio insiste en que le quitaron la presidencia de Morena a la mala.

“Me han arrinconado, me quitaron de mala manera la presidencia del partido, una cantidad inmensa de dinero que repartieron, pero yo voy ganando, el tribunal ya ordenó al INE y a la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda que averigüen el monto de los recursos privados que gastaron contra mí y van a tener que informar. Y ya hay una demanda también ante la Auditoría Superior de la Federación para que investigue los fondos públicos que usaron contra mí”.

LM.- ¿Quién los usó?, ¿Mario?

PML.- “Mario los usó, claro, ¿quién más? ¿De dónde le llegaron? Yo no sé, pero la Línea 12 del Metro tiene que ver con esto. Él fue el secretario de Finanzas cuando (se construyó) la Línea 12 y de ahí salió mucho dinero, ¡que no te quepa la mayor duda!”

Y aquí les dejo la cereza del pastel de lo que me dijo el personaje que ha puesto en jaque a Morena desde Morena:

“Dice Andrés Manuel: no mentir, no robar, no traicionar, pero la peor de las mentiras es que Morena diga que es el defensor de la anticorrupción. Morena es, en su conjunto, la institución que comete los peores actos de corrupción para quedarse con el poder; o sea, el poder no soy yo, eso es mentir. Robar, pues no se diga. ¿De dónde vienen muchos robos? ¡Cantidad de dinero! Y luego, traicionar, pues es una traición política, histórica y amistosa. Y yo ahí la dejo, ¿no?”.